Veterinaria

La dieta vegana mejora la salud de los perros

Necesitan menos medicinas y padecen menos enfermedades

La dieta vegana mejora la salud de los perros
5
Se lee en minutos
N+1/T21

Una investigación publicada en PLOS ONE descubre que las dietas veganas mejoran la salud de los perros, aunque la alimentación con carne cruda es equivalente a los beneficios de una dieta vegana.

Los perros alimentados con dietas veganas tienen menos visitas al veterinario, menos enfermedades y menos necesidad de medicación, en comparación con los perros alimentados con dietas estándar.

A esta conclusión llegaron investigadores británicos y australianos tras analizar los resultados de una encuesta a más de 2.600 personas. Los resultados de su trabajo se publican en la revista PLOS ONE.

Curiosamente, de acuerdo con las respuestas de los dueños de perros, la alimentación con carne cruda no proporciona menos beneficios para la salud animal que una dieta vegana.

Sin embargo, los autores advierten que las personas que les dan carne cruda a sus mascotas tienen menos confianza en los veterinarios y menos visitas, lo que probablemente distorsionó los resultados del estudio.

Dieta vegana para perros y gatos

Cada vez más personas piensan que la cría de animales y la pesca pueden ser poco éticos y peligrosos para el medio ambiente, y el número de vegetarianos y veganos está creciendo en todo el mundo.

Algunos de ellos no solo se niegan a comer carne, huevos y pescado, sino que también intentan excluirlos de la dieta de sus mascotas: perros y gatos. Incluso hay toda una industria que produce alimentos para mascotas a base de plantas.

Sin embargo, muchos expertos argumentan que los intentos de hacer que los perros y gatos sean veganos a largo plazo pueden provocar problemas de salud.

Un equipo de veterinarios dirigido por Andrew Knight, de la Universidad de Winchester, decidió profundizar más sobre cómo una dieta vegana afecta la salud de perros y gatos.

¿Preocupación exagerada?

Estudios previos con muestras pequeñas han demostrado que las preocupaciones sobre el posible daño de la dieta vegana pueden ser exageradas.

Por ejemplo, en 2009, los científicos australianos no observaron diferencias en la condición física entre perros esquimales alimentados con alimentos sin carne (aunque no veganos) durante dieciséis semanas, y sus contrapartes alimentados con alimentos normales.

Y una encuesta de 2014 de 174 dueños de perros en Alemania, Austria y Suiza, descubrió que los animales con una dieta vegana no tenían más probabilidades de experimentar problemas de salud de lo normal.

Para obtener una muestra más grande, Knight y sus colegas crearon un cuestionario en línea para dueños de perros y gatos. Los autores estaban interesados ​​en qué tipo de comida consumen los animales, qué problemas de salud enfrentan y con qué frecuencia deben ser llevados al veterinario.

Además, los participantes del estudio tuvieron que responder a una serie de preguntas adicionales, incluida la raza y la edad de las mascotas, así como su propia edad, lugar de residencia, educación y dieta.

Resultados

Un total de 4.060 personas del Reino Unido, Europa, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda completaron la encuesta, de los cuales 4.057 cumplieron con las requisitos del estudio (es decir, tenían más de 18 años y tenían un perro o un gato durante más de un año).

En el estudio, los investigadores se centraron en las respuestas de 2.639 dueños de perros (los resultados de una encuesta de 1.418 dueños de gatos se publicarán más adelante).

Aproximadamente la mitad de los encuestados alimentaron a sus perros con productos de carne estándar (54 por ciento). El 33 por ciento de los propietarios les dio carne cruda y el 13 por ciento, comida vegana.

Otros 41 perros fueron excluidos del análisis porque fueron alimentados con dietas inusuales como insectos, hongos o carne cultivada en laboratorio. La mayoría de los dueños también les dieron golosinas a sus mascotas, y el 37 por ciento les dio suplementos.

Asociación significativa

El análisis reveló una asociación significativa, aunque pequeña, entre la dieta del perro y la frecuencia de visitas al veterinario:  la probabilidad de ir al médico más de una vez al año (es decir, no solo para chequeos regulares o vacunas) era menor para las mascotas alimentadas con dietas veganas o carne cruda, en comparación con otros perros alimentados con dietas estándar de carne.

Además, los perros alimentados con dietas veganas o carne cruda tenían menos probabilidades de necesitar medicación, que los alimentados con dietas estándar.

Los investigadores también descubrieron que los perros alimentados con una dieta vegana tenían menos problemas de salud en su última visita al veterinario, que los perros alimentados con dietas estándar.

Los animales que recibieron carne cruda, según este indicador, se encontraban entre estos dos grupos y no mostraron diferencias significativas con ninguno de ellos.

Los dueños de mascotas alimentadas con comida vegana o carne cruda también tenían menos probabilidades de señalar problemas de salud en sus mascotas que los dueños de perros alimentados con dietas estándar. Además, una dieta vegana y una dieta de carne cruda redujeron el riesgo de las enfermedades más comunes.

Conclusiones

A partir de los datos, se puede concluir que comer carne cruda es incluso un poco mejor para los perros que una dieta vegana (ambas son mejores que los alimentos estándar para perros).

Sin embargo, Knight y sus colegas señalan que los dueños que alimentan a sus perros con carne cruda tienen menos confianza en los veterinarios, menos visitas y, como resultado, es menos probable que les den medicamentos a sus mascotas.

Además, la edad promedio de los perros alimentados con carne cruda en la muestra fue menor que la edad de los perros con una dieta vegana, lo que también podría sesgar los resultados.

Cuando se tienen en cuenta estos factores, se debe admitir que una dieta de carne cruda no ofrece realmente ninguna ventaja sobre una dieta vegana.

Limitaciones

Por lo tanto, es la comida vegana la que tiene el mejor efecto sobre la salud de los perros. Quizás esto se deba, al menos en parte, a una mayor atención de los fabricantes a la calidad de los piensos.

Los autores reconocen que su estudio tiene una serie de limitaciones. En particular, no incluyeron información sobre razas de perros en su análisis, porque temían que la muestra estuviera demasiado fragmentada debido al pequeño número de representantes de cada una de ellas.

Sin embargo, la raza de un perro afecta significativamente el riesgo de problemas de salud, incluidas enfermedades específicas.

Referencia

Vegan versus meat-based dog food: Guardian-reported indicators of health. Andrew Knigh et al. PLOS ONE, April 13, 2022. DOI:https://doi.org/10.1371/journal.pone.0265662

Noticias relacionadas