Invitado en Desalia

André Lamoglia nos habla de sus comienzos en Disney, del final de 'Élite' y cómo se ruedan las escenas de sexo: "Me siento cómodo"

El actor, que cuenta los días para el lanzamiento de la temporada final de la serie de Netflix, fue uno de los invitados estrella del gran evento de verano de Ron Barceló en Gran Canaria.

André Lamoglia en 'Desalia 2024'

André Lamoglia en 'Desalia 2024'

Redacción Yotele

A pesar de su juventud, André Lamoglia tiene un abultado currículo profesional como actor, que comenzó en plena adolescencia en la factoría Disney y que explotó hace tres años con un cambio radical de rumbo: su fichaje como uno de los protagonistas de 'Élite', la serie de éxito global de Netflix, que termina para siempre con su octava temporada, cuyo estreno será el próximo 26 de julio. 

Con este proyecto ya rodado y pensando en su futuro, el intérprete brasileño nos recibe tras haber sido uno de los invitados estrella de Desalia, la experiencia musical de Ron Barceló, que este año ha celebrado su edición número 18 en Maspalomas (Gran Canaria). 

"La última temporada de 'Élite' ha sido increíble, os va a encantar. El final va a ser fuerte, impactará bastante a la gente. Terminarla fue una mezcla de sentimientos. Me dio mucha pena porque no quería irme de España, de hecho sigo aquí. Pero por otro lado quería tenía ganas de cambiar para seguir explorando y aprendiendo en otros proyectos", nos cuenta. 

Aunque de niño tenía en su hermano un espejo en el que mirarse prácticamente en todo, fue precisamente su profesión la que terminó inspirándole para su futuro: "Con 14 años descubrí que quería ser actor gracias a mi hermano, que ya se estaba dedicando a ello. Y entonces le pedí a mis padres que me apuntaran a un curso para formarme y de ahí surgió la primera oportunidad en Disney y me cambió la vida".

"Me encanta lo que hago, porque puedo contar historias a partir de personajes muy diferentes. Me gusta buscar proyectos que me aporten nuevos matices. Empecé en Disney y ya me ofrecen proyectos con papeles de villano".

No obstante, su paso por 'Élite' ha sido el salto más importante en su carrera: "Primero por venir a España y luego porque supuso un trabajo radicalmente distinto y poder acceder a público de otras generaciones. Solo tengo buenos recuerdos de la serie, tanto en lo profesional como en lo personal. Fueron tres años muy buenos y con ella mi vida cambió de nuevo, porque supuso entrar en muchos países a la vez".

Una de las cuestiones que más curiosidad despierta en la serie son las escenas de sexo, que lo son pocas en cada capítulo. Le preguntamos cómo es la liturgia que se suele seguir para este tipo de secuencias: "Es habitual que me pregunten por esto, me parece normal. Yo me siento cómodo, aunque te confieso que al principio me preocupaba. Pero bueno, sabía a dónde iba porque había visto la serie antes de trabajar en ella. Tenemos un coordinadora de intimidad, que se preocupa por nosotros en todo momento y con la que ensayamos todo. Al final las escenas de sexo son una especie de coreografía en la que todo está marcado y ensayado y esta persona está pendiente de nuestra comodidad pero también de que la escena tenga verdad y sea creíble para el espectador", asegura