Entrevista YOTELE

Lourdes Maldonado: "Fue un regalo estrenar 'Hablando claro' cubriendo la muerte de Isabel II"

Hablamos con la presentadora del nuevo magacín matinal de TVE

Lourdes Maldonado: "Fue un regalo estrenar 'Hablando claro' cubriendo la muerte de Isabel II"
7
Se lee en minutos
Sergio López Martín

Lourdes Maldonado ya se ha convertido en uno de los nuevos rostros de la franja matinal de La 1 de TVE. La periodista ya debutado al frente de 'Hablando claro', el nuevo magacín que presenta junto a Marc Calderó en el que la actualidad es la gran protagonista.

Acompañada por un grupo de expertos, analistas y periodistas, Maldonado es la encargada de abordar la actualidad diaria y las novedades políticas, siempre pendiente del ritmo que marque el directo. YOTELE habla con Lourdes Maldonado sobre el estreno de 'Hablando claro' en La 1 de TVE, entre otros muchos temas.

-Tuvisteis que adelantar el estreno al sábado por la muerte de la Reina Isabel II de Inglaterra. De hecho, te desplazaste a Reino Unido para contarlo. ¿Cómo vivisteis la cobertura desde allí?

-Ha sido un auténtico regalo estrenarnos cubriendo la muerte de Isabel II en Londres y aprendiendo de muchos compañeros de TVE desplazados en este despliegue tan importante. Es lo que tiene la actualidad, que marca nuestros guión. El día que estrenamos teníamos previsto hacer el ensayo general para el estreno, y terminó convirtiéndose en un especial.

-Es más, la muerte se comunicó solo minutos después de terminar vuestra presentación en el FesTVal de Vitoria-Gazteiz

-Fíjate, ya estábamos en el tren de vuelta a Madrid cuando confirmaron la noticia del fallecimiento. A partir de ahí los teléfonos echaron humo sobre qué íbamos a hacer. 'Hablando claro' es un programa pegado a la actualidad y teníamos que estar en Londres. TVE apostó por ello y se convirtió en una maravillosa aventura.

-Hablando de aventura, cuéntame cómo lo vivisteis vosotros ya allí en Londres este acontecimiento...

-Fue inolvidable. Fue el privilegio de contar algo que estará en los libros de historia al ser un acontecimiento de primer orden. Nos empapamos de ese ambiente compuesto por el respeto, el silencio y el dolor de los británicos. Nosotros tuvimos pegados a la verja del palacio de Buckingham y pudimos hablar con muchas personas. Desde turistas hasta londinense. Al final, te contagias esa emoción de muchos británicos por el adiós a la que fue su reina durante 70 años.

-Regalo también es el dato con el que os estrenasteis ese sábado en La 1

-Fue una buena acogida, pero es verdad también que hay que ir paso a paso. Ahora lo que queremos es ir mejorando porque acabamos de arrancar. Nuestra intención es contar con la confianza de los espectadores y queremos llegar a ellos con un estilo cercano y hablando claro con la información que más le interesa y le afecta a su día a día. Esa es nuestra idea. Así que disfrutando de este momento y de este arranque.

-Quiero remontarme al principio de todo. ¿Cómo fue la llamada en la que te ofrecieron llegar a TVE?

-Sin entrar en detalles, estaba fuera de España y fue una situación muy inesperada. Pero muy emocionante. Recibes una llamada, una propuesta de programa de TVE, tres horas por la mañana, en una franja maravillosa, competitiva y divertida en la que pasan tantas cosas... Solamente puedes decir “sí, quiero”.

-Compartes esta nueva aventura profesional con Marc Calderó. ¿Qué admiras de él y cómo crees que os complementáis a la hora de presentar 'Hablando claro'?-No nos conocíamos de nada, pero hemos conectado muy bien. Yo creo mucho en las primeras impresiones, y ha sido muy buena. Más que complementarnos, creo que vamos en sintonía, somos cercanos, familiares, hablamos el mismo idioma. 'Hablamos claro' los dos 

-Volviendo al formato, ¿qué es lo que hace diferente a 'Hablando claro' de sus competidores?

-Nosotros sabemos que la competencia en esa franja es complicada, pero hay tarta para todos. Lo que queremos aportar es nuestra forma de contar las cosas, nuestro sello personal. Queremos apostar por la cercanía, aparte de por el rigor, y ser uno más de la familia. Son tres horas de la mañana en las que pasan muchas cosas, y vamos a contarlo con un ritmo trepidante en el directo, pero más allá del titular buscamos el análisis y contextualizar con los datos. Queremos hacer un programa amable, aunque la actualidad no lo sea. Y por supuesto, con vocación de servicio público, con información útil.

-¿Tenéis un perfil concreto de espectadores al que os queréis dirigir?

-Es una franja tan amplia que al final nos dirigimos a todos los ciudadanos. Empezamos a las 11:30 horas, que es verdad que puede ser para una franja de edad más avanzada, pero llegamos a las 14:00-15:00 horas, que es un perfil de población distinto, y a esa hora apostaremos por la política y el debate porque es una hora con mucha demanda de información.

-¿Cómo dirigirse a una población que está cansada de los políticos y de la política?

-Estamos muy cansados del tono bronco, de esa crispación y confrontación política. Lo que queremos es explicarle al ciudadano, nos guste o no, que las decisiones políticas nos afectan a todos. Y al final lo sufren los más desfavorecidos, los que tienen menos recursos... A todos ellos va dirigido nuestro programa, con información útil y explicación de por qué esas decisiones les afectan. No queremos hacernos eco de broncas, de confrontación; vamos a contar lo que pasa, sin bronca política pero sí con debate y análisis. Enfocando el tiro al ciudadano.

-¿Y ciudadano tendrá cabida en el plató?

-Habrá momentos en los que pasen por el plató ciudadanos, claro. Le vamos a dar voz a todo el mundo. Va a ser un programa social con el ciudadano en el centro.

-¿En vuestro ideario está la máxima de que todas las opiniones son válidas? ¿Es lícito por ejemplo que hable un terraplanista, o un negacionista, y luego rebatirlo?

-A priori, yo digo que vamos a escuchar todas las voces. Somos un programa con espacio para el debate y el análisis, y saldrán voces de todo tipo y todo color. Apostamos por un espacio de actualidad plural.

-¿Cómo son los recibimientos en TVE a los fichajes “externos”, que son incluso denunciados por el Consejo de Informativos?

-La realidad es que estoy agradecidísima por el recibimiento que he tenido por parte de los compañeros de TVE. Solo puedo decir cosas buenas, amabilidad a raudales. Se han acercado a presentarse, y además estamos en Prado del Rey que es como una megaciudad de la televisión, y los primeros días casi teníamos que ir preguntando para poder ir a los sitios. Majísimos desde estilismo, peluquería, sastrería, redacción, todas las áreas. Encantadores, muy profesionales, y solo puedo decir que hemos recibido ayuda y cordialidad.

-José Manuel Pérez Tornero, presidente de RTVE, ya defendió que TVE también pueda fichar de fuera. ¿Apoyas esa suma de talento “externo”?

-Yo estoy muy agradecida por la confianza de TVE y Cuarzo Producciones. Es una oportunidad, un regalo de programa, y voy a dar lo mejor de mí. Tengo ya una trayectoria en televisión, y la verdad es que fue una sorpresa, para qué voy a decir lo contrario, pero creo que llega en un momento idóneo en mi vida y en mi profesión. Lo voy a dar todo y estoy muy ilusionada, también nerviosa y con ganas, porque es una responsabilidad.

-Tras tu etapa en Telemadrid, que se terminó tras la última victoria electoral de Ayuso en la Comunidad de Madrid, ¿la vocación de servicio público de TVE ha sido determinante para esta nueva aventura?

-Mi etapa en Telemadrid, donde tengo grandes amigos y hay grandes profesionales, esos años fueron estupendos. Conseguimos, con Jon Ariztimuño a la cabeza, que el centro estuviera en el ciudadano. Han sido los años en los que menos peso ha tenido la política en los contenidos de Telemadrid. En la hemeroteca está todo lo que hicimos, y yo estoy muy orgullosa de esos cuatro años en la tele pública madrileña. Y claro que esa experiencia de servicio público me sirve ahora en esta etapa que arranco en la tele pública nacional. Porque creo en el servicio público, en que la información sirve, y en que transforma la realidad. Estoy comprometida y muy convencida de que a través de 'Hablando claro' podemos hacer mucho y ayudar al ciudadano.

-¿Cómo ves ahora la situación de Telemadrid, se ha acabado esa etapa con la política menos inmersa?

-Yo puedo hablar de los años que estuve, y como digo estoy muy orgullosa de esos años en los que la interferencia política fue mínima y trabajamos con total libertad. Eso fue un logro, y construimos una tele pública de calidad. Ahora les deseo lo mejor a mis compañeros de Telemadrid.

Noticias relacionadas