Comunicado

La UER justifica su decisión de no celebrar Eurovisión en Ucrania tras las quejas del país

También descarta la posibilidad de que se celebre en territorios fronterizos con países vecinos

La UER justifica su decisión de no celebrar Eurovisión en Ucrania tras las quejas del país
2
Se lee en minutos
Redacción Yotele

La Unión Europea de Radiodifusión se mantiene firme en su decisión de no celebrar Eurovisión 2023 en Ucrania. A pesar de la delicada situación en la que se encuentra debido a la guerra, el país mostró hace unos días su rechazo al comunicado que emitió la organización del festival respecto a la sede de 2023. Debido a la "decepción" del gobierno presidido por Volodímir Zelenski, sus responsables se han visto obligados a justificar los motivos por los que el certamen se albergará en otro territorio. 

"La UER entiende completamente la decepción que ha provocado el anuncio de que Eurovisión 2023 no podrá celebrarse en Ucrania, el país ganador de este año", comienza diciendo el organismo a través de un comunicado en redes sociales, manteniendo que esta decisión se ha tomado "para garantizar que se cumplan las condiciones de seguridad de todos los que trabajan y participan en el evento, cuya planificación debe comenzar de inmediato en el país anfitrión". 

Además de pedir que esta decisión "no se politice", la UER insiste en que existen una serie de riesgos graves que afectarían a la planificación y desarrollo del festival. El cuestionario de seguridad cumplimentado por Ucrania hace referencia a posibles "ataques áereos con drones o misiles que podrían causar un número significativo de víctimas". En cuanto a las medidas para evitar este tipo de amenazas, recalcan que son "insuficientes" para un certamen de tales dimensiones.

Otro punto del comunicado hace referencia a la "reticencia" de las delegaciones y participantes a viajar a Ucrania. Tampoco contemplan la posibilidad de que Eurovisión se albergue en una zona fronteriza con algún país vecino, ya que "las especificaciones de las sedes sugeridas y la falta de infraestructura no cumplen con los requerimientos del certamen". 

La UER anunció hace unos días su intención de iniciar conversaciones con la BBC para la organización de Eurovisión 2023. A pesar de que varias ciudades británicas han mostrado su interés en albergar el multitudinario evento, Boris Johnson se mostró contrario a esta idea: "Nosotros lo hicimos fantástico, quedamos segundos y me encantaría que viniera a este país, pero el hecho es que ellos (Ucrania) fueron quienes ganaron". "Creo que Kiev o cualquier otra ciudad ucraniana segura sería un lugar fantástico para hacerlo. Creo que pueden hacerlo y que deberían hacerlo", afirmó el primer ministro británico.

Noticias relacionadas