De la radio a la tele

Andreu Buenafuente y Berto Romero: "Al público le gusta vernos todo el rato en la cuerda floja"

El dúo estrena este sábado, en HBO Max, la versión televisiva de su programa de radio de la Cadena SER 'Nadie sabe nada'

Andreu Buenafuente y Berto Romero: "Al público le gusta vernos todo el rato en la cuerda floja"
4
Se lee en minutos
Marisa de Dios

Andreu Buenafuente y Berto Romero son la pareja de hecho más estable de la televisión española, y también de la radio. Llevan nueve temporadas al frente del premiado 'Nadie sabe nada' en la Cadena SER, un programa basado en la improvisación y que se ha convertido en el 'podcast' más escuchado de España en 2020 y 2021, según Spotify. Ahora, el 'show' se expande y a partir de este sábado 18 de junio cobra también vida en HBO Max, complementando sus ventanas habituales en las ondas y Youtube.

Aunque el espíritu de 'Nadie sabe nada' se mantiene, basándose en las 'vivécdotas' del dúo (su particulares anécdotas vividas en primera persona) y la interacción con el público, sí que hay algunas variaciones. Y no solo porque podamos verles fuera del plató radiofónico en momentos puntuales al inicio del programa. "Tenemos más herramientas para que la improvisación crezca", resume Berto, que explica que un 'show' televisivo funciona al revés de lo que hacen ellos aquí: "Un programa de tele se prepara, se ensaya y luego se muestra. En ese proceso las cosas se anquilosan un poco, y nosotros no queríamos que nos pasara lo mismo".

Por eso tienen un equipo que está muy pendiente de todos los hilos que van surgiendo a lo largo de la conversación para poder ir desarrollándolos "y no perder la magia de lo que está ocurriendo en el momento" que es la base de su 'show'. Y de su éxito. "El público agradece ver que estamos todo el rato en la cuerda floja, porque hay veces que los gags no salen", apunta el también creador y protagonista de la serie de Movistar+ 'Mira lo que has hecho'.

Sin guion

Porque, insisten, no hay guion previo. "Te sorprendería la sangre fría que tenemos, ya que fuera del plató casi no podemos hablar como amigos. Yo me entero en el programa de la vida de Berto, porque 'Nadie sabe nada' nos ha demostrado que las vivencias guardadas son un gran contenido", afirma Buenafuente, el 'culpable' de que su compañero y pupilo se curtiera en el género de la improvisación.

"Yo soy muy ordenado y cuando empecé en televisión llevaba mis secciones muy preparadas al programa de Andreu. Pero enseguida me di cuenta de que él se lo pasaba bien cuando el programa se rompía. Me obligaba a improvisar y me rompía todos los esquemas", recuerda Berto. "Poco a poco me fui acostumbrando y eso me ayudó a ser mejor cómico, porque me ha aportado una frescura que yo antes no tenía", reconoce.

Pero son conscientes de que esa complicidad entre ellos es básica para hacer realidad un programa así. "Picasso decía que le había llevado toda la vida pintar como un niño. Pues a lo mejor nosotros llevamos toda nuestra vida profesional en los entresijos de la comedia para ir soltándonos y llegar hasta aquí", reflexiona el hasta hace poco director y presentador de 'Late motiv'. Su compañero, por su parte, valora "el respeto mutuo" que hay entre ellos y "la gran dosis de generosidad" que debe emanar de ambos para que la maquinaria del 'show' funcione como un reloj. "Esto solo se puede hacer cuando tienes una historia muy larga compartida y cuando estás en un lugar seguro. Yo sé que Andreu no me va a traicionar nunca, no me va a dejar en pelotas. Si ve que yo no tiro, tirará él", subraya esta mitad del "matrimonio" mediático, como define Buenafuente su relación.

De bolos en México y Argentina

El dúo, que las próximas semanas cruzará el charco para salir de bolos por primera vez al extranjero con el programa (el 2 de julio en México y el 6 y 7 de julio en Argentina), se ha caracterizado siempre por promover una comedia alejada de la provocación pura y dura, al contrario de lo que hacen otros colegas. "Es que a mí no me gusta ofender. Primero, porque no me gusta hacerle daño a la gente ni meterme en líos. Y además, porque soy educado y cobarde. Así que a mí ese tipo de comedia no me ha llamado nunca, aunque tampoco sabría decir cómo tiene que ser la comedia", afirma Berto.

Ellos prefieren abogar por "el humor blanco, un poquito escatológico e incorrecto" que practican en 'Nadie sabe nada'. "Y alejado de la actualidad", destaca Buenafuente, que ya estuvo sacando punta de las noticias en sus diferentes programas televisivos, algo que aquí no echa de menos. "Hemos pasado por tramos de vida muy duros, por una pandemia, por etapas de histeria política, por una actualidad muy cruda, muy dura y agria, y queríamos que la gente pensara que podía poner la radio [y ahora HBO Max] y saber que tenían por delante 50 minutos en los que nada les iba a hacer daño, una hora semanal en la que podían estar seguros", recalcan.

El tortazo de los Oscar

Eso les mantiene a salvo, de paso, de llevarse un tortazo como el que se llevó Chris Rock de Will Smith en los Oscar. "Me parece tan alejado de nuestro mundo...", comenta Buenafuente, con el que coincide Berto. "A mí me parece inadmisible a muchísimos niveles, pero no porque fuera cómico, sino pegarle una hostia a cualquier persona. Lo triste es que vivamos en un mundo en el que se ha normalizado eso", concluye Berto.

Noticias relacionadas