Festival de Eurovisión 2022

Eurovisión 2022: guía completa para seguir el festival

Chanel es quinta en las apuestas del concurso, que se celebra el 10, el 12 y el 14 de mayo en Turín

Eurovisión 2022: guía completa para seguir el festival
8
Se lee en minutos
Carles Savalls

España es una de las grandes favoritas a la victoria en el Festival de Eurovisión de este 2022, que se va a celebrar los días 10, 12 y 14 de mayo en Turín. Esto no pasaba desde 2003, cuando Beth acabó octava con 81 puntos. Chanel Terrero, la representante de TVE, tiene a su alcance pasar página a casi una década de pésimos resultados en el certamen: en este tiempo, España siempre ha quedado de las últimas salvo en 2012 y 2014, años en que acabó décima; con Pastora Soler y Ruth Lorenzo respectivamente.

¿Dónde y cuándo se celebra?

El festival se celebrará en el PalaOlímpico de Turín (Italia), un pabellón multiusos construido para albergar la competición de hockey hielo de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006. Fue diseñado por el italiano Pier Paolo Maggiora y el japonés Arata Isozaki, padre este último, a su vez, del Palau Sant Jordi de Barcelona. El escenario lo ha diseñado la italiana Francesca Montinaro. Es una alegoría de Italia: un sol inmenso, agua a su alrededor y, a sus pies, un bosque donde los artistas esperarán ansiosos los resultados de cada 'show'. Acogerá a 12.000 espectadores en cada una de las tres galas del certamen; las dos semifinales, el martes 10 y el jueves 12 de mayo, y la gran final el sábado 14.

¿Cuántos países e idiomas habrá?

En total, participan 40 países con 15 idiomas distintos, con la habitual goleada del inglés. Atención porque este será el primer festival en el que no habrá ni un solo tema en francés. El país vecino esta vez compite con una canción interpretada en bretón; y Bélgica y Suiza, los otros países donde el francés también es oficial, intervendrán con canciones en inglés.

Todos, los 40, con un único objetivo: conquistar el preciado Micrófono de Cristal. Rusia fue expulsada en febrero a raíz de la invasión de Ucrania. Varios países amenazaron con retirarse del certamen si Eurovisión no se subía al carro de las sanciones al régimen de Putin y la Unión Europea de Radiodifusión se vio obligada a actuar para no perjudicar el 'show'. Ofendidos, los rusos anunciaron que se daban de baja de la red, aunque a día de hoy todavía no lo han hecho.

La mecánica

De cada semifinal se clasificarán 10 países. En la final se encontrarán con España, Italia, Francia, el Reino Unido y Alemania; son los llamados Big Five, es decir, los cinco países que más contribuyen económicamente al certamen y que, por ello, tienen una plaza garantizada en el 'show' del sábado. El ganador se decidirá con el voto de un jurado de expertos constituido en cada país participante, y con el de los telespectadores del certamen, contabilizado, también, país por país.

¿Quién lo presenta?

La cantante Laura Pausini será una de las conductoras del festival. Junto a ella estarán el también cantante Mika y Alessandro Cattelan, que es una de las caras más conocidas de la radio y la televisión italianas; entre otros programas, presentó la versión italiana del 'Factor X' entre 2011 y 2020. Los organizadores explicaron meses atrás que su primera idea era fichar a Raffaela Carrà como presentadora del 'show'; pero no les dio tiempo porque la artista falleció en julio del año pasado.

Un año más, Tony Aguilar y Julia Varela serán los encargados de comentar el show en directo desde Turín para TVE. La modelo y presentadora Nieves Álvarez anunciará los votos del jurado español por quinto año consecutivo, y lo hará desde Benidorm, ciudad donde se forjó el actual proyecto eurovisivo de la cadena.

España, entre los favoritos

Chanel, la representante de TVE, es quinta en las casas de apuestas. Eurovisión ha supuesto el inicio de su carrera como solista: ‘SloMo’, el tema con que intentará ganar el Festival, es el primero de su trayectoria como cantante. Con él, supera los nueve millones de reproducciones en Spotify y ha entrado en la lista de Los 40. Aprovechando el tirón eurovisivo, este pasado mes de abril la artista voló a Miami para grabar algunas piezas más, con las que empezará a crear su propio repertorio musical. Ahí se dio cita con Willy Will Yanez y Beat Butcha, productores que colaboran habitualmente con Eminem y Beyoncé, entre otros. Acompañada de cinco bailarines y coristas y vestida por el modisto cordobés Alejandro Gómez Palomo, su número consistirá en cantar y bailar durante tres minutos, en un espectáculo que se prevé trepidante y eminentemente visual. Esa fue una de las claves de su victoria en el Benidorm Fest, donde contó con la colaboración del coreógrafo norteamericano Kyle Hanagami. Ahora vuelven a trabajar juntos para preparar el número de Turín, que será distinto. Hanagami es uno de los coreógrafos más cotizados. Ha trabajado para Jennifer López, Ariana Grande, Sam Smith y los surcoreanos BTS, entre otros.

Los rivales a batir: el Reino Unido

Ganar, no obstante, no será fácil. Chanel tendrá algunos huesos muy duros de roer; especialmente cuatro: las propuestas del Reino Unido, Suecia, Italia y Ucrania. Los británicos llegan decididos a enmendar un currículum eurovisivo aún más desastroso que el de España estos últimos años. En las ediciones más recientes, por ejemplo, acabaron en el farolillo rojo y en 2021, encima, con cero puntos. Esta vez apuestan muy fuerte por la victoria. Su representante, Sam Ryder, era un auténtico desconocido hasta que, aburrido durante el confinamiento por la pandemia, empezó a colgar 'covers' de artistas de renombre en TikTok. Y lo petó. Ryder tiene probablemente la mejor voz que escucharemos en Turín; la flexiona a placer y llega fácilmente a notas no aptas para todo el mundo. En resumen: Ryder es el candidato ideal para los jurados profesionales. Compite con ‘Space man’, un tema que ha escrito junto a Max Wolfgang y Amy Wadge y que trata sobre un desamor. Su carisma completa el gancho.

Los rivales a batir: Suecia

Los suecos siempre están entre los favoritos. Esta vez envían a Cornelia Jakobs. Dio sus primeros pasos como artista en 2008, intentando pasar una audición para entrar en el programa de televisión ‘Idol’. No lo consiguió. El jurado la rechazó con comentarios burlescos sobre sus capacidades y la prensa sueca se hizo eco del tema porque el padre de Cornelia era miembro de una de las bandas de metal más famosas del país. Se armó un escándalo monumental. Ahora, después de aquel infierno, la intérprete tiene la oportunidad de alcanzar el cielo con ‘Hold me closer’ un medio tiempo sobre una ruptura sentimental.

Los rivales a batir: Italia

Italia es la anfitriona y vuelve a tener opciones de ganar. Lo intentarán con el dúo Mahmood y Blanco, dos solistas que decidieron unir puntualmente sus trayectorias artísticas para ir a Eurovisión. Mahmood ya fue segundo en el Festival que se celebró en Tel Aviv hace tres años. Blanco, rapero de 19 años, se catapultó al estrellato musical de su país el año pasado: en verano de 2020 había colgado sus primeros trabajos musicales en la plataforma SoundCloud y arrasó. Universal le fichó inmediatamente y ahí empezó su ascenso meteórico hasta la cumbre; solo en 2021 ganó 12 discos de platino. Junto a Mahmood en Turín defenderán la balada ‘Brividi’, que trata sobre una relación sentimental entre dos hombres. Aunque Blanco ha declarado que no es gay, la magia entre ambos en el escenario transforma en real la letra de la pieza, que trata sobre un amor verdadero e intenso pero que hace sufrir y del que resulta imposible alejarse.

Los rivales a batir: Ucrania

Ucrania optará a su tercera victoria eurovisiva con Kalush Orchestra. De hecho, son los principales favoritos en las casas de apuestas. La invasión del país por Rusia hace prever que ganarán el televoto, pero hay que esperar para ver cómo les valorarán los jurados de expertos. Antes de la guerra, no obstante, ya estaban entre los favoritos con su tema ‘Stefania’, dedicado a las madres. Con la invasión, la banda se separó temporalmente; mientras unos organizaban la asistencia a personas desplazadas por el conflicto, otros se iban al frente a luchar. Tras recibir el permiso del Gobierno para salir del país a promocionar su candidatura, se volvieron a reunir para preparar su actuación en Turín tan sólo un mes antes del Festival. Su pieza fusiona rap con el ritmo folk ucraniano. Ganen o no, el momento más emocionante del Festival se vivirá el sábado, cuando Eurovisión conecte con el jurado ucraniano para que este anuncie sus votos. Se prevé una larga y cerrada ovación, al igual que pasó en 1993 cuando llegó el turno del jurado de Bosnia Herzegovina, refugiado en Sarajevo durante un bombardeo.

Otros favoritos

También cuentan para la victoria Finlandia, los Países Bajos y Grecia. Los finlandeses envían a The Rasmus, que lo petaron en 2003 con ‘In the shadows’. Empezaron en 1994 y han publicado ya nueve discos. A Turín van con ‘Jezebel’, otra pieza por el estilo. Los Países Bajos lo intentarán con la joven de 21 años S10 y ‘De diepte’, un medio tiempo interpretado íntegramente en neerlandés y que trata sobre lo que es sufrir por un amor. Grecia, por su parte, confía en Amanda Tenfjord. Es noruega pero de padre griego. Defenderá ‘Die together’, un medio tiempo sobre una relación tóxica y destructiva. Noruega no está entre las grandes favoritas pero dará que hablar. La representan Jim y Keith, aunque el nombre artístico del dúo es Subwoolfer. El público ignora quiénes son realmente los artistas, porque actúan con una máscara amarilla que representa ser la cabeza de un lobo. La coreografía de su tema, titulado ‘Give that wolf a banana’, se ha hecho viral. Tampoco tiene pérdida la serbia Konstrakta con ‘In corpore sano’: se va a pasar toda la actuación sentada ante un cubo lavándose e hidratándose las manos. La pieza es una crítica al sistema sanitario de su país, al que los artistas no tienen derecho.

Noticias relacionadas