Redes sociales

TikTok copia a BeReal

La plataforma de vídeo de origen chino sigue los pasos de Instagram y plagia la funcionalidad de la app francesa que permite mandar una foto al día a tus amigos y que refuerza la comunicación social

TikTok copia a BeReal
1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou

TikTok ha lanzado este jueves una nueva función que permitirá a sus usuarios mandar de forma privada una única foto diaria a sus amigos, una estrategia con la que plagia descaradamente el diseño que está lanzando a la aplicación BeReal.

Conocida como el 'anti-Instagram', BeReal es una plataforma creada en Francia el año 2020 que en los últimos meses ha visto catapultada su popularidad especialmente entre los más jóvenes, superando el millón de descargas. Ese inesperado éxito se debe a su sencillo funcionamiento. Y es que la app conecta a círculos reducidos de amigos, que una vez al día reciben una notificación para que compartan con los suyos una imagen de lo que están haciendo en ese momento.

De esta manera, BeReal se ha posicionado como una alternativa que refuerza la comunicación social, sin filtros, ni postureos, en un ecosistema digital cada vez más centrado en el entretenimiento, la competición y la recomendación de contenidos a través de algoritmos.

Noticias relacionadas

TikTok ha sido hasta ahora la punta de lanza de ese giro hacia un internet de consumo incesante de contenidos de terceros. Sin embargo, el anuncio de este jueves confirma que busca un equilibrio entre el entretenimiento y la conexión con tus amistades. De esta manera, copia a su competidor para tratar de anular a la app francesa y evitar perder usuarios hacia ese nuevo fenómeno digital. "Prepárate para las notificaciones push diarias, que te invitan a capturar un vídeo de 10 segundos o una foto estática de lo que estás haciendo en ese momento", reza el comunicado de TikTok.

Plagiar lo que tiene éxito

La plataforma de vídeos en verticales no ha sido la única que ha respondido a la creciente popularidad de BeReal plagiando su diseño. Hace unas semanas, Instagram (propiedad de Meta, empresa matriz de Facebook) anunció que estaba desarrollando esa misma función. Cada vez son más las aplicaciones que, relegando la autenticidad a un segundo plano, buscan copiar todo lo que triunfa en sus rivales para mantener su posición en el mercado y seguir compitiendo. Aunque ello suponga convertirse en una especie de Frankenstein digital.