Mantenimiento

Consejos para alargar la vida útil de la batería de tu portátil

Seguir una serie de recomendaciones nos ayudará a reducir el desgaste de uno de los componentes más importantes de nuestros ordenadores

Consejos para alargar la vida útil de la batería de tu portátil
2
Se lee en minutos
A.R.

El tiempo y el uso no pasan en balde para nuestro ordenador portátil y la batería es casi siempre el primer componente que acusa el desgaste. Además, no siempre sabemos cómo cuidarla. ¿Es bueno mantenerla descargada durante plazos prolongados? ¿Debemos usar siempre que podamos el cable de alimentación? Para prolongar su vida útil y preservar la autonomía que da sentido al nombre de este dispositivo es recomendable seguir algunos consejos.

El cable, ¿conectado o desconectado?

En los portátiles modernos y con las nuevas baterías de litio no es necesario hacer nada para detener su carga cuando llegan al 100%. Los ordenadores ya están diseñados para que se pueden mantener enchufados una vez cargados sin que la pila sufra, por lo que podemos utilizar el equipo de esta forma sin ningún problema.

La carga se detendrá automáticamente y no habrá sobrecalentamiento.

Porcentajes de carga

Pese a todo, la recomendación general es evitar que la carga de la batería se acerque a los extremos, tanto al máximo como al mínimo, pero especialmente en este último caso. Siempre será mejor que no baje del 20%.

En el caso de que dejemos el portátil apagado durante un tiempo prolongado, es conveniente dejar el porcentaje en torno al 50%. En cualquier caso, habría que evitar que la batería se quede a cero.

Evitar las altas temperaturas

Como sucede con nuestros móviles, las temperaturas muy altas son el principal enemigo de las baterías. Por eso, debemos evitar exponer a los portátiles a fuentes de calor, como una estufa, si nos encontramos en interiores, el sol, tanto si estamos al aire libre como si dejamos nuestros aparatos en el coche.

Adaptar la configuración

Las exigencias de rendimiento también pueden hacer que nuestros equipos se recalienten y, por tanto, también las baterías. Sin embargo, con una configuración adecuada podemos minimizar este riesgo. Por ejemplo, podemos desactivar las conexiones que no utilizamos, como la de wifi o bluetooth, modular el brillo de la pantalla o cerrar cualquier programa o aplicación que se esté ejecutando en segundo plano. Igualmente, deberemos mantener la precaución de no utilizarlo en la cama o en lugares que dificulten su ventilación.

Los sistemas operativos y las marcas, además, ofrecen diferentes alternativas de gestión de la batería que nos permitirán sacarle el máximo partido y rebajar los niveles de exigencia para prolongar así su vida útil.

Es igualmente recomendable mantener el sistema operativo actualizado para que el rendimiento del equipo sea el óptimo uy seguir el resto de recomendaciones del fabricante.

Noticias relacionadas