Juicio

El acusado de matar a su tía en Tenerife dice que esta lo acosaba psicológicamente

El implicado asegura que temía que lo denunciara y lo metieran en prisión

El acusado de matar a su tía en Tenerife dice que esta lo acosaba psicológicamente
2
Se lee en minutos
Pedro Fumero

El acusado de matar a su tía en La Laguna (Tenerife) en mayo del 2021, Martín León, aseguró este lunes, 23 de enero, que la víctima lo acosaba psicológicamente y quería que se marchara de la vivienda, pero él no tenía dónde ir. Así lo ha expresado en la primera sesión del juicio con Tribunal del Jurado que se celebra en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Admitió que en la tarde del 29 de mayo mantuvo una discusión con su tía en la azotea de la casa de esta, en el Camino Pista Militar, uno de los accesos a la Vía de Ronda desde la plaza del Cristo de La Laguna. Pero negó ante la fiscal, Lidia Fidalgo Blanco, que, de forma intencionada, tirara a su familiar por las escaleras. Aseguró que la mujer se cayó por las escaleras, pero fruto del forcejeo que ambos mantuvieron durante el enfrentamiento verbal.

La afectada llegó hasta la parte baja de la edificación y su sobrino la ayudó a levantarse y la llevó hasta un dormitorio de su domicilio. Supuestamente, durante esos momentos y los posteriores, según comentó el procesado, su tía siguió con su acoso psicológico, además de pedir socorro. Entonces, él se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo y regresó al cuarto para apuñalar varias veces a la mujer.

A preguntas de la representante del Ministerio Público y de la abogada de la Defensa, Ana Cristina Galván, el acusado aseguró que su tía le atacaba en sus puntos débiles. Por ejemplo, según León, "se cagaba en mis muertos" y, además, le mencionaba a su pareja sentimental, que falleció hace algunos años tras haber estado en coma, y con la que convivió durante más de 20 años. Apuntó que la mujer asesinada le decía que no se mereció tener a su novia.

El individuo afirmó que esas actitudes de su tía se producían "sin motivo alguno", pues "yo la cuidaba". Entre otras cosas, recordó que, cuando su familiar se partió una muñeca en casa de una amiga, él la bañaba y le hacía la comida, a la vez que le cuidaba a sus mascotas.

Indicó que, para no pedirle nada a la víctima, iba a pedir dinero a la gente a la puerta de alguna sucursal bancaria o de algún supermercado para poder comer. La propietaria de la vivienda le había dicho que se marchara en diversas ocasiones. Según Martín León, "yo quería irme, pero no tenía dónde".

A preguntas de su letrada, el acusado afirmó que temía "que me denunciara y me metieran en la cárcel, sin merecérmelo".

Noticias relacionadas

La fiscal solicita para Martín León 25 años de prisión por un delito de asesinato con la agravante de género. Y la defensa considera que se trató de un homicidio, con la atenuante de arrebato u obcecación, por lo que pide una pena de 10 años de cárcel.

Martín León vivía con su tía en el Camino Pista Militar después de que su madre lo denunciara y la autoridad judicial estableciera una orden de alejamiento sobre su progenitora.