Accidente ferroviario

El choque de dos trenes de cercanías en Barcelona deja 155 heridos leves

Un convoy que llegaba a la estación de Montcada i Reixac colisionó con otro que se encontraba en la parada | "Nuestros trenes funcionan bien, pero a veces estas cosas son inevitables", ha señalado la ministra Raquel Sánchez

6
Se lee en minutos
Helena López

El choque de dos trenes en la estación de Montcada i Reixac-Manresa (Barcelona) ha provocado 155 personas heridas leves este gélido miércoles a primera hora de la mañana. De entre todas ellas, la mayoría personas que se dirigían a Barcelona a trabajar, 39 han sido trasladas a centros hospitalarios o de atención primaria cercana. El accidente ha causado una importante afectación en la circulación de las líneas R-4, R-7 y R-12, en ambos sentidos hasta mediodía, cuando se ha restablecido el servicio. El accidente, cuyas causas se están investigando, ha vuelto a poner el foco en la infrafinanciación y el estado de la red de Rodalies en Cataluña y ha colmado la paciencia de los sufridos usuarios del ferrocarril.

La peor parte se la han llevado los 155 heridos -con contusiones y golpes- pero el susto en el cuerpo se lo llevan las 1.300 personas que iban en los dos entrenes que han protagonizado el siniestro y que "han salido volando de sus asientos" con la colisión, según explican todos los viajeros, que han vivido escenas de pánico por el susto. "Se ha oído una explosión se han apagado las luces y en un primero momento no entendíamos qué había pasada", explicaba a este diario una viajera que hacía el recorrido entre Sabadell y Barcelona.

El accidente se ha producido hacia las 07.50 horascuando, por causas que se están investigando, un tren que circulaba en dirección a Barcelona ha chocado por detrás con otro que se encontraba parado en la estación de Montcada i Reixac-Manresa (una de las cinco estaciones de tren de la ciudad) y que se dirigía también a la capital catalana. Hasta el lugar de los hechos se han desplazado 18 unidades SEM. También siete dotaciones de los Bomberos de la Generalitat y de los Mossos.

"Había muchísima niebla"

Los Mossos ya están revisando las cajas negras de ambos trenes para esclarecer las circunstancias del siniestro, que la ministra Raquel Sánchez ha definido de "hecho puntual". Los viajeros coinciden en que había mucha niebla y que el tren no circulaba rápido. Sin embargo, se da la circunstancia de que la estación de Montcada-Manresa aparece después de una curva, factor que también puede haber jugado algún papel en el accidente, según ha apuntado la alcaldesa de la localidad, Laura Campos.

"Había muchísima niebla y se ha oído una explosión muy fuerte; la gente ha volado por los aires. Suerte que el tren iba frenando y, al ser puente, no iba tan lleno como es habitual, podría haber sido mucho peor. Pero el golpe ha sido fuerte y la gente ha chocado con la que tenía delante con la cabeza o con la cara. Como si fuera un latigazo del coche", relata María José Álvarez, una usuaria que circulaba en uno de los trenes siniestrados. "La gente estaba muy nerviosa, llorando... Además de las contusiones había mucha tensión, ha sido un muy mal rato", añade, agradecida por la rapidez de la llegada de los bomberos.

Los viajeros con los que ha podido hablar este diario también coinciden en que algunas estaciones antes se ha anunciado por megafonía que, a causa de la avería de un tren, el servicio iba a sufrir alteraciones. Tras el accidente, muchos usuarios se preguntaban si el convoy aludido era precisamente el estacionado y cómo, tras el aviso, habían acabado chocando, pero Renfe niega que las dos circunstancias tengan algún tipo de relación.

Caos y circulación parada hora y media

Los trenes accidentados cubrían la línea R-4 de Rodalies de Renfe, cuya circulación se ha visto paralizada muy afectada durante una hora y media, al igual que la de las líneas R-7 y R-12, en ambos sentidos. Durante casi dos horas los trenes han circulado por una sola vía. Los convoyes a mediodía han empezado retomar la circulación en ambos sentidos, aunque muchos viajeros han optado por usar los autobuses lanzadera entre Montcada y La Sagrera desplegados por la afectación de Sant Andreu. El caos ha sido grande ya que, pese a ser un miércoles entre festivos, se da la circunstancia de que la línea de Montcada-Manresa era el principal servicio alternativo que se daba a los viajeros de las líneas R-2 Nord y R-11, cortadas esta semana también en Montcada i Reixac por el tramo final de las obras de la nueva estación de Sant Andreu, que terminan este fin de semana.

La Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que se encontraba de viaje en Cataluña, se ha desplazado al lugar de los hechos. "Lo importante es no hacer hipótesis. Tenemos una red muy preparada, pero a veces ocurren estas cosas. Queremos trasladar confianza y tranquilidad. Nuestros trenes funcionan bien, pero a veces no se puede evitar que pasen estas cosas”, ha indicado la ministra, quien, al ser preguntada expresamente por la posibilidad de que la niebla haya tenido algo que ver, ha respondido que "no parece ser que la situación meteorológica haya influido". "Esperemos a la información de la caja negra de los trenes", ha zanjado.

El 'ara no toca' de Raquel Sánchez

Al ser preguntada también por la prensa, Sánchez ha querido desvincular el siniestro con la falta de inversión en la red ferroviaria catalana". "No es momento de hablar de inversiones hoy -ha afirmado la ministra-. Este es un episodio puntual que nada tiene que ver con las inversiones que estamos haciendo en Cataluña. Precisamente en en este tramo hemos invertido 90 millones en los últimos años", ha afirmado la ministra.

No lo ven sin embargo igual desde el flanco político catalán. El 'president' del Govern Pere Aragonès ha exigido mejorar urgentemente el servicio de Rodalies y ha afirmado que con este accidente "llueve sobre mojado". La alcaldesa de Montcada, Laura Campos, por su parte, ha aprovechado la presencia de la ministra y de la prensa para insistir en que la de Montcada-Manresa es una de las dos estaciones de la ciudad pendientes de reforma. "Está en una curva que puede dificultar la circulación, como se ha demostrado con este accidente", ha insistido antes de pedir a Renfe que "no espere más y se siente ya a hablar del nuevo proyecto".

6 accidentes graves en la R4 en 10 años

Por su parte, el Departament de Territori ha abierto un expediente informativo a Renfe tras la colisión según ha explicado el 'conseller' Juli Fernàndez, quien también se ha desplazado al lugar de los hechos. "En los últimos 10 años, la R4 ha registrado 6 accidentes graves", han indicado fuentes del departamento, que han añadido que "uno de los incumplimientos del Plan de Rodalies 2008-2015 fue la puesta en servicio del sistema de gestión del tráfico ferroviario ERTMS nivel 2". Se trata de "un sistema que geolocaliza los trenes y mejora la seguridad ferroviaria" y que "todavía no está incorporado en la R4".

"Afectaciones significativas"

Noticias relacionadas

Fuentes de la 'conselleria' también han señalado que desde el inicio de la gratuidad del servicio de Renfe, el pasado 1 de septiembre, "se han producido afectaciones significativas 9 de cada 10 días".

Janet Sanz, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ha exigido por su parte que mejorar la red ferroviaria pase a ser la máxima prioridad del Gobierno del Estado. "Hace falta poner todos los esfuerzos para garantizar que esto no vuelva a pasar. No podemos imaginar un escenario 2030. Hay que actuar ya. Necesitamos una red ferroviaria del siglo XXI: más trenes, más frecuencia y unos trenos que funcionen mejor y a precios asequibles", ha señalado.