Robo en el restaurante

Tres veces en Atrio antes de robar sus vinos

La próxima semana su abogada pedirá que decreten la libertad de los dos detenidos. La investigación de la policía desvela que los ladrones acudieron antes a visitar el relais

Tres veces en Atrio antes de robar sus vinos
2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Muñoz Rubio

Los dos detenidos por el robo millonario de Atrio llegaron a visitar el restaurante hasta tres veces antes de la fecha del golpe, según reiteraron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. No dieron detalles, eso sí, del auto de prisión puesto que, dijeron, incluye "información que vulnera su derecho a la intimidad". Añadieron que tanto Priscila Lara Guevara y Constantín Gabriel Dumitru han declarado que tienen su domicilio en Madrid. Él tiene antecedentes penales por un robo en el barrio de Salamanca y otro en Ginebra. Ella fue modelo y ganó un concurso en México, su país de origen.

Ambos están acusados del robo de 45 botellas de vino de la bodega de Atrio, tasadas en 1.648.500 euros y permanecen en prisión desde el pasado 4 de agosto. Su abogada prepara ahora su potente defensa y pedirá a la jueza su puesta en libertad. En una entrevista con este diario, Sylvia Córdoba Moreno asegura que sus defendidos son inocentes y sostiene que "están desconsolados, desesperados. Quieren salir".

Córdoba ha pedido varias diligencias en la investigación, entre ellas que declaren los dueños de Atrio, Jose Polo y Toño Pérez, para que ratifiquen la denuncia. Y que declaren también los testigos y empleados que trabajaran esa noche y a la mañana siguiente.

Igualmente ha solicitado que los propietarios aporten la carta de vinos. "Queremos -dijo la letrada en declaraciones a este diario- que nos la aporten porque queremos saber el precio de cada botella que tenían en la carta para poder hacer, si es necesaria, una peritación. Básicamente eso. Hay alguna otra cosa que hemos pedido, pero hasta ahí puedo leer".

Noticias relacionadas

La jueza que decretó el ingreso en prisión fue María del Ara Sánchez, que era el juzgado de guardia (el número 2), aunque el caso lo lleva el 4. Su magistrada, Ana María de la Cruz de la Torre, volverá previsiblemente de vacaciones el martes que viene. Para ese día la intención de la abogada es que su señoría tenga sobre la mesa la petición de libertad.

El ingreso en la cárcel se fundamentaba en el riesgo de fuga de los detenidos. "Es que no hay riesgo de fuga, y menos ahora. Ya son más conocidos. Si los ponen en libertad les quitarán probablemente el pasaporte, probablemente les pedirán una fianza, les harán firmar periódicamente en el juzgado... Así que la fuga, aunque quisieran, que no quieren, sería más difícil", argumentó Sylvia Córdoba. A sus defendidos se le acusa de un robo con fuerza en establecimiento abierto al público, aunque estuviera cerrado a esas horas; y con uso de llave falsa porque presuntamente se utilizó una llave del hotel y accedieron a la bodega con una posible agravante, o dos, por el valor de los efectos sustraídos y por el posible valor artístico histórico de una de las botellas.