Castellón

La Guardia Civil rastrea de nuevo el paraje de Alfondeguilla donde se halló a una mujer muerta

La identificación por ADN puede retrasarse semanas y de momento no hay coincidencia con ninguna desaparecida | Los investigadores intentan hallar nuevas pistas para esclarecer el caso

La Guardia Civil rastrea de nuevo el paraje de Alfondeguilla donde se halló a una mujer muerta
2
Se lee en minutos

Agentes del laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón, junto con especialistas en homicidios del grupo de delitos contra las personas, volvieron ayer al paraje del Barranc de les Vinyes de Alfondeguilla (la Plana Baixa) donde el pasado martes fue encontrado el cadáver en avanzado estado de descomposición de una mujer, para ampliar la zona de rastreo.

Se trata de intentar encontrar algún objeto, de ella o relacionado con su muerte, que pueda empezar a abrir vías probables de investigación, mientras llega la identificación, que puede tardar semanas o encuentran una coincidencia entre mujeres desaparecidas cuya ausencia haya sido denunciada.

En la primera inspección ocular, realizada durante y tras el levantamiento del cadáver, los agentes no hallaron nada que pueda aclarar qué ocurrió. Tal como ha venido publicando Levante-EMV, en el lugar no fueron encontrados restos de prendas de vestir ni de calzado, por lo que los investigadores saben que estaba desnuda. Ese hecho reforzaría la sospecha de que se trata de un homicidio, pero los investigadores quieren descartar otras posibles explicaciones, como, por ejemplo, que se haya tratado de un suicidio y que ella misma se quitara la ropa.

La Guardia Civil utiliza un dron

Ese es uno de los objetivos del rastreo de ayer, en el que se sirvieron de un dron y que no será el único en los próximos días: tratar de localizar posibles restos de ropa y calzado en un radio mucho más amplio del inspeccionado hasta ahora. Así mismo, se trata de intentar hallar algún efecto que pudiera relacionarse con ella y que ayudase a su identificación, desde algún tipo de bolsa o mochila, a documentación, joyas, etc.

La Guardia Civil trata así de intentar avanzar en la investigación, a la espera del punto de partida más deseable: conocer la identidad de la fallecida. De momento, se estima en semanas el tiempo que podría transcurrir hasta saber quién es. Lo primero será extraer ADN del fémur para determinar el perfil genético, que será introducido en la base de personas desaparecidas y restos humanos (PDyRH) y en la de detenidos. Si el marcador –o el de algún familiar directo– figura en alguno de ellas, podrá ser identificada; en caso contrario, será muy difícil.

Sin coincidencia con mujeres desaparecidas

Tampoco ha dado resultado por ahora el cotejo con las denuncias por desaparición de mujeres de esa franja de edad –el forense ha estimado que tendría entre 30 y 50 años– en Castelló. En todo caso, las características también se introducen en la base PDyRH, que recoge casos de toda España, para buscar coincidencias, aunque los escasos e imprecisos datos sobre la mujer de Alfondeguilla –edad aproximada, estatura y peso estimado– limitan la posibilidad de que esta última vía dé resultados inmediatos.

Tal como ha venido publicando este diario, el cadáver carecía de manos y de pies, devorados por las alimañas, y el tiempo transcurrido desde la muerte ha sido estimado inicialmente por los forenses entre cuatro y doce meses. El cadáver, tapado solo con ramas, fue encontrado sobre las 15.00 horas del pasado martes por la dueña de un terreno que paseaba por su propiedad. El cuerpo estaba en una de las zonas más apartadas de la finca y muy alejado de la casa edificada en la parcela, lo que explica que los propietarios no la hayan visto antes y que tampoco se alertaran por los olores generados durante el proceso de putrefacción.

Noticias relacionadas