Operación Marte-Pompeyo

Desmantelan en Barcelona el primer laboratorio para tratar hachís a gran escala en España

Se ha detenido a 13 personas y se han intervenido en total 710 kilos de marihuana, 1,5 kilos de hachís, 2,5 kilos de polen de hachís, 4,46 kilos de cocaína y 1.305 plantas de marihuana

Desmantelan en Barcelona el primer laboratorio para tratar hachís a gran escala en España
2
Se lee en minutos
EFE

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 13 personas en una operación conjunta en la que han desmantelado en Castellar del Vallès (Barcelona) el primer laboratorio hallado en España para el tratamiento y procesado de hachís a gran escala.

Según han informado este jueves ambos cuerpos, en la operación, denominada Marte-Pompeyo, se ha arrestado a 13 supuestos miembros de una red dedicada al tráfico internacional de drogas y se han llevado a cabo 12 registros en varias localidades de la provincia de Barcelona, entre ellas la que ha permitido desmantelar en Castellar del Vallès este gran laboratorio.

Tras meses de investigación, unidades especializadas en intervención de ambos cuerpos llevaron a cabo el pasado 9 de junio los registros en las poblaciones barcelonesas de Castellar del Vallès, Sabadell, Vic, Granollers y Badalona, además de en Santa Eulàlia de Ronçana, donde desmantelaron un laboratorio para elaborar drogas sintéticas (MMDA).

En Castellar del Vallès, la red disponía de un complejo laboratorio para el tratamiento y procesado de grandes cantidades de hachís, el primero de estas características que se localiza en España, según ambos cuerpos.

En el marco de esta operación se han intervenido en total 710 kilos de marihuana, 1,5 kilos de hachís, 2,5 kilos de polen de hachís, 4,46 kilos de cocaína, 1.305 plantas de marihuana, 140.000 euros en efectivo, dos revólveres, una réplica de fusil, un vehículo de gama alta blindado y un dispositivo electrónico para detectar balizas de seguimiento.

De los trece detenidos, seis han ingresado en prisión por orden judicial.

La red aprovechaba supuestamente la capacidad logística que había creado alrededor de la distribución de hachís para recibir envíos de drogas sintéticas desde Sudamérica y distribuir los estupefacientes en el resto de Europa, según ambos cuerpos.

La investigación se inició en enero de 2022 al detectar la existencia en Castellar del Vallès de una nave en la que se podría estar desarrollando actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

La Guardia Civil y la Policía Nacional tenían sospechas sobre esta nave, por lo que se creó un equipo conjunto para compartir esfuerzos y los datos obtenidos durante el inicio de la investigación.

En un primer golpe a la red, en enero pasado, los agentes intervinieron 229 kilos de marihuana ocultos en un camión junto con un envío de material sanitario cuando pretendía cruzar la frontera por La Jonquera (Girona).

Posteriormente, en febrero se interceptó en Cádiz otro camión con 54 kilos de hachís ocultos en las ruedas.

La droga intervenida en La Jonquera y en Cádiz había sido cargada en los camiones en la nave de Castellar del Vallès.

Noticias relacionadas

Un par de meses después, en abril, autoridades mexicanas alertaron de un envío con destino a la nave de Castellar cargado con 44 kilos de MMDA, lo que permitió a los investigadores concluir que la red también adquiría y distribuía varios tipos de droga aprovechando la infraestructura y el gran despliegue logístico del que disponía.

En este contexto, el equipo conjunto de la Guardia Civil y la Policía también descubrió que la red realizó un envío de un palé de cava mediante una empresa de transporte legal externa con 21 kilos de cogollos de marihuana, cuyo destino era Alemania.