Agresión sexual

El presunto agresor sexual de Pamplona queda en libertad

El hombre es de otra provincia y se ha entregado voluntariamente a la Policía Foral | La titular del Juzgado ha decretado este miércoles la puesta en libertad del detenido por la Policía Foral por la agresión sexual denunciada por una mujer en el barrio pamplonés de Mendillorri la madrugada del pasado día 10 de julio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) | La magistrada ha impuesto al investigado una medida de alejamiento de 200 metros

El presunto agresor sexual de Pamplona queda en libertad
1
Se lee en minutos
EP

La Junta Local de Protección Civil del Ayuntamiento de Pamplona ha confirmado que la Policía Foral detuvo este miércoles del presunto autor de la agresión sexual en el barrio de Mendillorri denunciada el pasado sábado y que se mantiene abiertas viarias vías de investigación.

Un par de horas después, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, en funciones de guardia, decretaba la puesta en libertad del detenido. La magistrada ha impuesto al investigado una medida de alejamiento de 200 metros respecto de la denunciante durante la instrucción de la causa, así como una prohibición de comunicación.

Este mismo miércoles, el alcalde de la ciudad, Enrique Maya, había afirmado que, según había podido conocer por el Gobierno de Navarra, el presunto autor es de otra provincia y se ha entregado voluntariamente a la Policía Foral.

Noticias relacionadas

Según han notificado desde el Consistorio en nota de prensa, la junta, que también ha sido informada de una denuncia por tocamientos, ha trasladado un mensaje de "calma" a la ciudadanía en torno a los pinchazos denunciados por varias mujeres durante las fiestas.

Pese a que, en un primer momento, se advirtió de la posibilidad de que esos pinchazos pudieran ser una nueva forma de sumisión química para perpetrar agresiones sexuales, los cuerpos y fuerzas de seguridad que están investigando todas las denuncias "parecen descartar que ése sea el objetivo de los pinchazos", ya que no se han detectado sustancias químicas en ninguna de las denunciantes y el comportamiento de los supuestos agresores "parece estar más relacionado con el gamberrismo".