BALEARES

Una niña de seis años, hospitalizada tras consumir cocaína en Palma

Su madre, que ha sido detenida, celebró una fiesta en su domicilio

Un policía nacional en una imagen de archivo.

Un policía nacional en una imagen de archivo.

1
Se lee en minutos
J.F. Mestre

Una niña de seis años de edad tuvo que ingresar en un hospital médico de Palma (Baleares), después de tomar cocaína y alcohol en una fiesta privada que había organizado su propia madre en su domicilio. Esta mujer ha sido detenida por la Policía acusada de un delito de lesiones.

Los hechos fueron descubiertos por los servicios de pediatría de un centro médico de Palma. La niña de seis años había ingresado en mal estado y al realizarle una analítica de sangre, se descubrió que había consumido cocaína. Los médicos se alarmaron al descubrir este dato y temieron que la pequeña pudiera estar viviendo en un entorno de riesgo.

Desde el centro médico se avisó de inmediato a la Policía. Fue el grupo UFAM de la Policía la que se hizo cargo del caso. Los agentes acudieron de inmediato al centro médico. Así averiguaron que la niña, cuando se encontraba en la escoleta en la que asiste, empezó a mostrar un comportamiento extraño. Por ello se decidió trasladarla a un centro médico, para descubrir qué le estaba pasando.

Acto seguido los agentes se entrevistaron con la niña, en presencia de una pediatra y de una asistente social. La menor contó que el día anterior su madre había organizado una celebración en su domicilio. Fue allí donde voluntariamente consumió alcohol y un polvo blanco, que resultó ser cocaína.

A partir de esta declaración la Policía continuó investigando y realizando otras diligencias. Finalmente, según han confirmado hoy fuentes policiales, el pasado jueves se detuvo a la madre. Se le acusa de un delito de lesiones.

Mientras tanto, la niña ha quedado bajo la tutela de los servicios de protección de menores del Consell de Mallorca. Se continúa investigando si la ingesta de cocaína fue un hecho aislado o se debe más bien a un consumo prolongado en el tiempo. La Policía está pendiente del resultado de otros análisis.

Noticias relacionadas