Sucesos

El conde homicida de Serrano, que no tenía licencia de armas, tenía en su casa un exhibidor con un arsenal

  • F.G.D.C., que asesinó el lunes a su mujer y a una amiga de esta, tenía en su casa una vitrina con armas cortas de fuego, además de cuchillos, navajas automáticas, arcos y flechas y escopetas de caza

  • Fue detenido de oficio por la Policía por maltratar a su pareja en plena calle en 2018, pero la mujer no tenía medidas de protección en vigor al no mediar denuncia

Imagen de archivo del conde que mató a su mujer y una amiga en la calle Serrano.

Imagen de archivo del conde que mató a su mujer y una amiga en la calle Serrano. / FOTO CEDIDA POR ANTENA 3

3
Se lee en minutos

F.G.D.C., el presunto asesino machista de la madrileña calle Serrano que acabó con la vida de su esposa y una amiga la mañana de este lunes, no tenía licencia de armas pese a contar con un auténtico arsenal expuesto en una vitrina en su domicilio. 

Según han informado fuentes de la investigación a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, el homicida, de 53 años y que ostentaba los títulos de Marqués de Perijá y Conde de Atarés, tenía en un exhibidor del salón de su casa varias armas cortas de fuego, además de cuchillos, navajas automáticas, arcos y flechas y escopetas de caza. Sin embargo, nunca había tenido licencia de armas, de acuerdo a la Guardia Civil.

El doble homicidio ocurrió ayer por la mañana en la vivienda de la calle Serrano donde el conde vivía con su pareja, con la que tenía una hija de diez años que en el momento del crimen se encontraba de viaje en París con unos amigos.  

Fue un vecino del bloque 205 de la citada calle quien alertó a la Policía de que había oído varios disparos en su propio edificio, en el primer piso. Según fuentes policiales, el presunto asesino habría utilizado una pistola para asesinar en salón de la vivienda a su esposa, de 44 años, y a una conocida de ésta, de 70. Después, con el mismo arma, él se habría quitado la vida.

El presunto asesino había sido denunciado en 2009 por maltratar a su madre y su hermana. Un juez le impuso entonces una orden de alejamiento.

En 2018 fue detenido por maltrato a su mujer, pero no tenía medidas en vigor de protección porque esta no denunció los hechos después de que la policía interviniera de oficio al ver que le había agredido en la calle, de acuerdo a fuentes de la investigación. Hubo un juicio de faltas, pero la mujer no testificó contra su marido.

En su bloque, el presunto homicida ya era conocido antes del atroz crimen machista por su carácter violento. "Se ponía a hacer puntería en el patio interior con una escopeta de perdigones", resumía a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA uno de los residentes del inmueble, que además apuntaba que habían tenido que llamar alguna vez a la policía para denunciar este tipo de comportamientos.

"Prepotente", "histriónico" o "provocador" son los adjetivos que más se repiten entre la gente que coincidió con él en el barrio, que solía amenazar a quien le llamaba la atención por su comportamiento.

Presumía, además, de linaje. Porque F.G.D.C. era oficialmente, desde 2012, un 'Grande de España'. Ese fue el año en el que heredó, tras el fallecimiento de sus progenitores, los títulos de Marqués de Perijá y Conde de Atarés. Un nombramiento que, tal y como sucede en estos casos, fue publicado en el BOE.

F.G.D.C. era dado a crear conflictos en su comunidad. Son varios los vecinos que recuerdan que "durante el confinamiento de la pandemia, solía sacar una bandera de España con el águila franquista y gritaba 'vivas a Franco'". Uno de ellos, incluso, asegura que "en algunas de las reuniones de vecinos pretendía obligar a los demás a cantar el Cara al Sol. Como no se le hacía caso, se enfadaba", explicaban a este periódico en la puerta del inmueble.

Teléfono contra la violencia machista

Las víctimas de la violencia machista y su entorno pueden pedir ayuda en distintos recursos activos todos los días de la semana y las 24 horas del día: el teléfono 016, el correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y el canal del WhatsApp en el número 600 000 016.

En una situación de emergencia se puede llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y, si no es posible hacer sea llamada, en caso de peligro, existe también la opción de activar la aplicación ALERTCOPS, que envía una señal de alerta a la policía con geolocalización.

Noticias relacionadas