CONTRA EL CRITERIO DE LA ESPAÑOLA

La justicia suiza devuelve los niños a la madre que los secuestró y huyó con ellos

Verónica Saldaña, en busca y captura desde julio de 2021 por sustraer a sus dos hijos, fue localizada en el país helvético la semana pasada

La justicia suiza devuelve los niños a la madre que los secuestró y huyó con ellos
2
Se lee en minutos

Sin escolarizar y a miles de kilómetros de su casa de Pozuelo de Alarcón, la policía liberaba hace una semana a Jorge e Izan, los dos mellizos madrileños secuestrados desde el pasado 15 de julio de 2021 por su madre. Estaban en Boudry (Suiza), a 14 kilómetros de Francia. Tras una intensa investigación por parte de la policía española, los agentes helvéticos irrumpían en su domicilio. Los niños no sabían francés, no hablaban con nadie, y llevaban desde que salieron de España enclaustrados.

José Manuel Ortiz, padre de los niños, pese a la liberación, no ha podido abrazarlos, verlos ni estar con ellos. Aunque nada más conocer la noticia cogió un avión rumbo a Suiza. Tras unos días en un centro de acogida, la justicia helvética ha desoído el requerimiento de las autoridades españolas y no ha entregado a los niños como reclamaba un juzgado de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Al parecer, lamenta José Manuel, "la justicia de Suiza se ha hecho un lio con la documentación y no ha sido capaz de traducirla correctamente".

Abatido, encaja el golpe, "los niños, ahora mismo, han vuelto con ella. Lo están de forma provisional hasta que se esclarezca la investigación". Teme, pues "ha demostrado que es capaz", que de nuevo ponga tierra de por medio y desaparezca con los menores otra vez.

En la tele

Se llama Verónica Saldaña y, desde hace un año, permanecía en busca y captura por secuestrar a sus hijos. Activada la alerta, tras un vaivén de procesos judiciales, denuncias demostradas falsas, fueron los Servicios Sociales de Pozuelo de Alarcón los que señalaron que los menores estaban en situación de desamparo. Automáticamente el Juzgado de Instrucción número 3 de la misma localidad activó la orden de busca y captura para la mujer.

No respondió a las notificaciones, citaciones ni requerimientos de la justicia, pero lejos de esconderse, protagonizó apariciones televisivas y en redes sociales asegurando que los niños no estaban secuestrados y que los menores, escolarizados, se encontraban en Tarragona. La realidad es que el padre de los pequeños lleva desde julio de 2021 sin poderlos ver. La fuga se produjo cuando iban a litigar la custodia de los niños. La madre desapareció con ellos, desoyendo las órdenes judiciales.

Un arduo trabajo policial la localizó en Suiza, pero el camino, según fuentes cercanas al caso, no fue directo. La mujer se detuvo en diversos pueblos de Francia antes de ser localizada allí. Los niños nunca asistieron al colegio: "las autoridades suizas me han confirmado que mis hijos no están escolarizados", denuncia su padre.

"Ahora hay que ver con mi equipo de abogados de qué forma podemos seguir avanzando legalmente para conseguir que se pueda hacer justicia", explica. Ha conseguido encontrarlos, no era fácil, "pero ella ha logrado dilatar el tiempo hasta que la justicia española pueda corregir toda esta situación", lamenta Ortiz.

Mira las fotos de sus niños y saca fuerza: "creo que los hijos son lo más importante en la vida y no puedo permitir que los míos estén con una persona que hacer este tipo de cosas".

Noticias relacionadas