DOS MESES ANTES DE SU MUERTE

Dos médicos pidieron internar en una residencia a la tía política de Luis Lorenzo

Un día después de llegar a Madrid, el doctor que la atendió por una herida escribió: "está de paso, estará 15 días y luego se va a Asturias, donde vive"

Dos médicos pidieron internar en una residencia a la tía política de Luis Lorenzo
4
Se lee en minutos

La doctora que diagnosticó "demencia severa con trastorno de conducta" a María Isabel Suárez, la tía política del actor Luis Lorenzo, también recomendó que la mujer fuera internada en una residencia geriátrica, según consta en su historial médico y ha conocido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de los diarios de Prensa Ibérica.

El 30 de abril de 2021, dos meses antes de que Isabel muriera, presuntamente envenenada por su sobrina Arancha Palomino y el actor, la anciana, de 85 años, acudió al Centro de Salud Avenida de Aragón, en Madrid, acompañada de Arancha. Una caída, el día anterior, le había provocado un trauma en la cabeza y contusiones en la frente, el brazo y la pierna derecha. También "náuseas y más somnolencia de lo habitual".

Testamento

La médica que atendió a la mujer en su consulta dejó constancia de que la encontró "intranquila y con agitación", le diagnosticó "una atrofia córtico-subcortical" (patología cerebral) y añadió en su informe: "Necesita internamiento en residencia de ancianos".

El actor y su mujer aseguran que la anciana rechazó ingresar en un centro y pidió ser atendida en casa

El 7 de mayo, ya diagnosticada de demencia, la anciana cambió su testamento en favor de su sobrina. Le dejó el dinero que tenía en sus cuentas bancarias y su piso de Grado. Dos semanas después, firmó un poder notarial por el que autorizaba a Arancha a manejar sus cuentas y firmar documentos en su nombre.

Otro médico en Asturias

La documentación enviada por el Centro de Salud de Grado (Asturias) a la Guardia Civil también incluye un informe, fechado el 22 de abril, dos semanas antes, que da cuenta de que Isabel sufría un "problema social por aislamiento". Uno de los doctores explica que habló con Arancha y esta le respondió que la anciana tenía un "cuadro compatible con demencia degenerativa". El médico le dice que debe ponerse en contacto con los Servicios Sociales "para buscar incapacitación o internamiento en centro residencial".

"Quería ser atendida en casa"

La pareja reconoce y recuerda aquel consejo médico, pero asegura que lo "rechazaron" por decisión de la anciana. Preguntados por este medio, su defensa señala que "Isabel temía ser ingresada en una residencia. Una de las razones por las que se trasladó desde Asturias, donde vivía sola, a Madrid fue precisamente para evitar esto. Ella expresó su exigencia y su deseo de ser atendida en casa de Arancha y Luis y ellos, cumpliendo con su voluntad, contrataron a una cuidadora".

La mujer que atendió a la anciana durante su último mes de vida está citada a declarar ante el juez el próximo 15 de junio. Ese día podrá confirmar "que Isabel quería estar en Madrid y no en Asturias, donde, según le contó, se sentía controlada por sus hermanos", añaden las mismas fuentes.

Lo cierto es que el historial de salud de la anciana refleja una visita al médico solo un día después de que el matrimonio la trasladara a su casa de Rivas Vaciamadrid porque tenía unas "úlceras cutáneas crónicas". Tras examinarla, el doctor concluye que "la paciente lleva desde el verano con las úlceras, necesitaría una terapia compresiva, pero aquí está de paso". El médico detalla que Isabel "estará aproximadamente quince días y luego se va a Asturias donde vive. Aquí está en casa de una sobrina".

"Por el momento se queda"

Tres semanas después, el 5 de abril, Isabel fue a Urgencias porque sus heridas habían empeorado. El doctor que la vio detalló en su informe que la anciana "se iba a ir a Asturias y a curarse allí, pero por el momento se queda". Los testigos que pasarán por el juzgado en las próximas semanas podrán dar más detalles sobre por qué Isabel cambió de decisión sobre su regreso, entre otras dudas todavía por aclarar en el caso.

A los hermanos y sobrinos de la anciana no les cuadra que ella eligiera residir en Madrid con las circunstancias en que se produjo su traslado. Un hermano de Isabel denunció su desaparición después de que Luis Lorenzo y su mujer se presentaran en casa de la mujer por sorpresa y se la llevaran, dejando esta la calefacción encendida, la comida sobre el fuego y la nevera llena de productos frescos, según su declaración. El hombre alertó en su denuncia de que la pareja no le dejaba hablar con su hermana por teléfono y que ellos "solo la quieren por su dinero".

"Le sacaban los cuartos"

Noticias relacionadas

Según las declaraciones de la familia de Isabel, la anciana, que ya había estado en casa de la pareja otras veces, se había quejado en su entorno de que "no quería ir a Madrid"También de que "no aguantaba al marido de Arancha" e incluso de que el actor y su sobrina "le sacaban los cuartos" cuando pasaba temporadas con ellos.

Los hermanos de Isabel llegaron a acudir al centro de salud, preocupados porque no podían contactar con la mujer. Otro informe de los médicos asturianos, del 3 de mayo de 2021, recoge que se ofrecieron a prestar apoyo a la anciana si volvía a su casa. Los doctores ya no pudieron volver a contactar con Arancha. El 12 de mayo otro informe registra la "preocupación y alarma de la familia ante la imposibilidad de contactar con la paciente".

Temas

Asturias