Caso Marta del Castillo

El Cuco reconoce que mintió en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

El acusado admitió ante la jueza los hechos descritos por la acusación del fiscal y rechazó responder a ninguna pregunta, al igual que su madre

4
Se lee en minutos
Agencias

Francisco Javier García, el Cuco, ha reconocido este jueves ante la Justicia que mintió al tribunal de la Audiencia Provincial de Sevilla en 2011 en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo en el que fue condenado Miguel Carcaño y que él sí estuvo en el piso en el que fue asesinada la joven en 2009.

La magistrada del juzgado de lo penal 7 de Sevilla, Olga Cecilia Simón, que procesa al Cuco y a su madre, Rosalía García, por falso testimonio, ha decretado que no habrá más testificales ni más documentales en el juicio que estaba previsto extenderse hasta el próximo 9 de junio, salvo el de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, que declararán este viernes "por el daño moral" a la familia.

Trece años después de que el 24 de enero de 2009 Marta del Castillo fuese asesinada, el Cuco, que era juzgado junto a su madre por haber mentido a la Justicia, ha admitido los hechos descritos por la acusación planteada por el fiscal, al mismo tiempo que dijo que no iba a responder a ninguna pregunta, la misma estrategia que adoptó su madre.

De esta forma, el juicio que tenía programadas hasta seis sesiones en las que se iban a producir la comparecencia de hasta treces testigos ha dado un vuelco hasta el punto de que, entre otras consecuencias, Carcaño no declarará y la vista acabará mañana con el testimonio de los padres de Marta, algo a lo que ha accedido la magistrada apelando el "daño moral" que se le ha infligido a la familia.

Unas dos horas de sesión han sido suficientes para que el juicio, en el que la defensa de la familia de Marta del Castillo había depositado muchas esperanzas en que el Cuco pudiera revelar el paradero del cuerpo de la joven sevillana, se ciñera al guion marcado por la defensa de circunscribir el caso a un delito de falso testimonio sin que al final se vaya a permitir ninguna testifical ni documental más.

El juicio comenzó a las 9,30 horas con una representación restringida en la sala de los medios de comunicación pero que tuvo su preámbulo en la calle, donde unas decenas de vecinos de la familia de Marta de Castillo se concentraron a las puertas del edificio para reclamar "justicia" entre fuertes medidas de seguridad y donde increparon a los acusados a su entrada en el juzgado penal 7 de la capital.

Ya en la sala, tanto la defensa de los acusados, representada por Agustín Martínez y Rafael Ramírez, como la acusación particular, en manos de la abogada Inmaculada Torres, vieron como la jueza, tras escuchar los extensos argumentos en el turno de consideraciones previas, dejó claro que el juicio se circunscribía a "un falso testimonio" por parte de los dos acusados.

Tras inadmitir los argumentos de la defensa, que pedía la nulidad del proceso por considerar que se vulneraban los derechos de sus defendidos, la jueza ha aceptado la petición de Agustín Martínez de que se diera lectura al escrito de acusación de la Fiscalía, en la que se exponen los argumentos que dejan claro que el Cuco y su madre mintieron en el juicio celebrado en 2011 que condenó a Miguel Carcaño.

El fiscal pide ocho meses de prisión

En dicho escrito, el Ministerio Fiscal concluye pidiendo ocho meses de prisión para ambos, y tras su lectura por parte de la secretaria judicial, la jueza ha interpelado a los dos acusados sobre si reconocían los hechos que en el mismo se exponían y si se acogían a su derecho a no contestar a las preguntas de las partes. Tanto Francisco Javier García como su madre admitieron los hechos pero se negaron a responder a las preguntas.

El escrito de la Fiscalía recuerda que en el juicio que condenó a Carcaño los dos acusados, junto a su padrastro Ángel Manuel Romero -ya fallecido- concertaron una declaración para ofrecer una "cobertura" al Cuco el día en el que asesinaron a Marta del Castillo, un acuerdo entre ellos que quedó destapado por el juez instructor, Carlos Mahón, que dejó claro que los tres "urdieron un plan que tenía como finalidad engañar al tribunal".

Una vez finalizada la sesión, Agustín Martínez ha declarado a los periodistas que en un caso como éste "no puede haber nadie satisfecho" y ha añadido que los representantes de los medios han podido ver en la sala lo que ha ocurrido y que no ha sido otra cosa que se ha presentado un escrito de acusación por parte de la Fiscalía en el que se había producido "falso testimonio, con algunas cosas concretas, y eso se ha admitido".

Por su parte, Rafael Ramírez ha señalado que tal y como ha dejado claro la magistrada "no son necesarias" más testificales porque sus representados han reconocido "todos los extremos, y que son ciertas las acusaciones", por lo que ha quedado "vacío de contenido" el juicio por falso testimonio.

La defensora de la familia Marta del Castillo, Inmaculada Torres, ha reconocido que se marcha de la sesión con "mal sabor de boca" porque aunque los acusados reconocen que han mentido y la sentencia será condenatoria, "la prueba es muy importante porque nosotros estamos acusando también por unos daños morales que no van a poder ser valorados como no se practique la prueba completa".

"Creemos que esos daños morales están relacionados con las declaraciones que pudiera hacer Miguel Carcaño , que al final, a pesar de que está aquí no va a poder declarar. No se por qué la defensa no quiere que declare", ha apuntado la abogada de la acusación

Noticias relacionadas