ENTREVISTA

El cónsul de Pakistán, sobre el asesinato de las hermanas: "Las torturaron y las mataron; la familia no avisó a la policía"

El crimen de Aneesa (24 años) y de Urooj (21 años), dos mujeres nacidas en Pakistán pero residentes en Terrassa, ha conmocionado a la comunidad pakistaní en Cataluña

El cónsul de Pakistán, sobre el asesinato de las hermanas: "Las torturaron y las mataron; la familia no avisó a la policía"
3
Se lee en minutos

El crimen de Aneesa (24 años ) y de Urooj (21 años), dos mujeres nacidas en Pakistán pero residentes en Terrassa (Barcelona), ha conmocionado a la comunidad pakistaní que reside en Cataluña. Las dos jóvenes viajaron a su país de origen la semana pasada y murieron torturadas y asesinadas por su propia familia cuando se negaron a comenzar los trámites burocráticos para que sus nuevos maridos –con quienes se había concertado un matrimonio telefónicamente desde Cataluña– pudieran instalarse en España. El cónsul de Pakistán en Barcelona, Mirza Salman, acepta una entrevista.

¿Cómo se enteró de lo ocurrido? 

Antes que nada déjeme enviar mis condolencias a la familia y amigos de las dos chicas, Aneesa y Urooj. Me enteré de lo ocurrido a través de los medios de Pakistán.

¿Qué siente al respecto la comunidad de Pakistán? 

Es un suceso muy desafortunado. Hay sentimiento de tristeza. Especialmente por el hecho de que los asesinos eran familiares de las dos chicas, eso se suma a nuestra tristeza, y a la tragedia.

¿Los padres sabían que las matarían? 

No lo sé. Pero creo que nunca lo supieron, ni el padre ni la madre –que se encontraba en Pakistán– imaginaban que esto podía ocurrir.

¿Esto es normal? 

No, para nada. No es una cosa normal. Pero desafortunadamente ha pasado. Eso es lo que nos preocupa al gobierno de Pakistán y a la gente de Pakistán. También a los que vivimos en Cataluña.

¿El gobierno de Pakistán está luchando contra este tipo de crímenes? 

El gobierno de Pakistán hizo una ley en 2004 contra este tipo de crímenes, dejando claro que eran eso: asesinatos. Y otra en 2017 que estipula que cualquier persona envuelta en estos crímenes sería condenada a por lo menos 25 años de cárcel. El gobierno está persiguiendo estos delitos. Y hay que ver también que los seis implicados en este asesinato ya están en la cárcel.

¿Y la sociedad? 

Los medios de comunicación están muy activos en condenar estos dos asesinatos. Hay un movimiento social de rechazo. Actualmente una mujer forma parte del máximo estamento judicial de Pakistán y un 18% de los legisladores son mujeres, el porcentaje más elevado de la historia. Pero desgraciadamente, la violencia contra las mujeres es un problema, no solo de Pakistán, sino del mundo entero.

¿Dónde ha sucedido? 

En Gujarab, un lugar de Pakistán muy pobre y analfabeto del país, también más violento y donde existe la concentración más elevada de comisarías policiales, un total de 28.

¿Está en contacto con la familia? 

No. Lo que sabemos es que las dos hijas están muertas, que dos hermanos están en la cárcel por estos hechos [según fuentes de los Mossos d’Esquadra, son tres los hermanos arrestados] y que otro hijo de la familia murió accidentalmente hace tiempo. La madre sigue en Pakistán. El padre no ha contactado con nosotros. La familia de las chicas no avisó a la policía. Fue la policía que intervino al averiguarlo. La investigación sigue adelante, el sistema judicial de Pakistán es independiente.

¿Qué sabe de lo que sucedió allí? 

Las dos chicas ya estaban casadas. Pero los maridos no habían viajado todavía a España. Y las familias querían que vinieran a España. La familia presionó a estas dos chicas para que ellas comenzaran un proceso legal para que pudieran venir a España. Pero las chicas no quisieron. Así empezó todo. No estaban de acuerdo. Y las torturaron y las mataron.

¿Cómo las casaron a distancia? 

El matrimonio puede hacerse por teléfono. El imán tiene que preguntar tres veces a la mujer y al hombre, que deben responder que sí. He hablado con la policía. Posiblemente las dos chicas fueran forzadas a casarse con dos primos, uno de los primos era hijo de un hermano del padre y el otro, hijo de una hermana del padre.

¿Por qué se les llama 'crímenes de honor'? 

No deberían llamarse así: son asesinatos.

Noticias relacionadas
Temas

Barcelona