Desapariciones

Hallan un cadáver momificado en Alicante con documentación de un desaparecido en 2019

La Policía Nacional realizará pruebas de ADN para ver si el cuerpo, que estaba en un edificio abandonado, es el de un hombre de 56 años buscado desde hace casi tres años

Hallan un cadáver momificado en Alicante con documentación de un desaparecido en 2019
1
Se lee en minutos
P. Cerrada

La desaparición en Alicante de Julián Ortega, un hombre de 56 años cuya familia presentó una denuncia en julio de 2019, parece estar en vías de resolverse y, desafortunadamente, no de la forma que le habría gustado a sus allegados. Un vecino de Alicante descubrió el pasado viernes por la noche un cadáver momificado en un edificio semiconstruido y en estado de abandono. La Policía encontró a su lado una mochila con documentación a nombre de Julián Ortega, por lo que se presupone que se trata de esta persona.

La Policía Nacional no ha podido identificarlo por huellas dado el estado del cuerpo y por tanto se llevará a cabo una prueba de ADN para confirmar si la víctima es Julián Ortega. El fallecimiento se produjo por causas naturales y su cuerpo estaba en la zona donde se llevó a cabo una amplia batida policial para tratar de encontrar a Julián. En esa zona estaba registrado el último posicionamiento de su teléfono móvil.

Un ciudadano aficionado al "urbex", la exploración urbana de lugares abandonados y edificios en construcción, entre otros, avisó a la Policía el pasado viernes a las 22.30 horas. El hombre indicó en la llamada que había visto un cuerpo carbonizado en la azotea de un inmueble sin terminar y en estado de abandono en la carretera de Ocaña, en la confluencia de la plaza de la Luna con la avenida Neptuno.

La Policía Nacional acudió al lugar y dada la dificultad de acceso requirió la presencia de los Bomberos. Dos dotaciones acudieron al inmueble y con la ayuda del vehículo escalera un agente fue subido en la cesta hasta la tercera planta. Allí comprobó que había un cadáver momificado, pero no carbonizado. Se encontraba en un hueco techado y con síntomas de habitabilidad. El policía comprobó que en una mochila había documentación a nombre de Julián Ortega, de 56 años cuando se denunció su desaparición hace casi tres años.

La comisión judicial fue alertada del hallazgo y se procedió a extraer el cuerpo con la ayuda del vehículo escalera de los Bomberos. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde se le practicó la autopsia y se descartó una muerte violenta.

La Policía Nacional ha comunicado a la familia el hallazgo del cuerpo y ahora se está a la espera del resultado de la prueba de ADN para confirmar oficialmente que el fallecido es Julián Ortega.

Noticias relacionadas