Tribunales

"Si me denuncias, antes de que llegue la policía te habré matado"

El acusado de violar, maltratar, retener y amenazar a su pareja en Algimia de Alfara se enfrenta a penas de casi 19 años de prisión

"Si me denuncias, antes de que llegue la policía te habré matado"
1
Se lee en minutos
Ignacio Cabanes

Un hombre de 48 años y origen panameño ha sido juzgado esta mañana en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Valencia por maltratar y violar a su pareja, después de quebrantar la orden de alejamiento, encerrarla en la casa bajo llave y amenazarla de muerte para que no denunciara los hechos. “Si me denuncias, antes de que llegue la policía te habré matado”, intimidó a su víctima.

El acusado se enfrenta a penas que ascienden a los 18 años y once meses de prisión por los delitos de violación, detención ilegal, maltrato, amenazas y un delito continuado de quebrantamiento de condena ya que cuando cometió presuntamente los hechos tenía en vigor la prohibición de aproximarse y comunicarse con su expareja por una sentencia condenatoria de seis meses de cárcel por unas amenazas en el ámbito familiar previas.

La defensa del procesado ha aportado en el juicio unas cartas escritas por la propia víctima y dirigidas a su cliente cuando éste estaba en prisión para tratar de desacreditar su testimonio. No obstante, las mismas lo único que demuestran es la gran dependencia emocional que tenía la víctima respecto del que había sido su pareja. En ellas le decía que le iba a ayudar, que lo quería mucho y que la casa estaba vacía sin él.

De hecho, la mujer ha tratado de justificar la actitud de su presunto maltratador por su adicción a la cocaína, atenuante muy cualificada que solicita la defensa de modo alternativo a su absolución.

Los hechos ocurrieron el 4 de diciembre de 2020. Un mes antes el acusado ya se había instalado de nuevo en casa de su expareja, en la localiad de Algimia de Alfara, haciendo caso omiso a la condena que le prohibía acercarse a ella.

La víctima ha relatado en el juicio las agresiones que sufrió y cómo éste la violó de forma repetida, amenazándole con matarla si le denunciaba. Al día siguiente la encerró bajo llave en casa, y le quitó el teléfono móvil para que no pudiera pedir auxilio. Finalmente la mujer logró escapar y acudió a denunciar lo ocurrido aprovechando como pretexto que tenía que sacar a la perra a pasear.

Noticias relacionadas