TRÁFICO DE DROGAS

Intervienen en Málaga 11 kilos de osos de gominola impregnados con el alucinógeno 'La Bomba'

Siete detenidos tras una investigación de la Policía Nacional que ha desarticulado un grupo que enviaba por correo cientos de cartas y paquetes al extranjero con estupefacientes

Intervienen en Málaga 11 kilos de osos de gominola impregnados con el alucinógeno 'La Bomba'
2
Se lee en minutos

La Policía Nacional ha intervenido en la provincia de Málaga 11 kilos de ositos de gominolas impregnados de 25N-NBOMe, un potente alucinógeno conocido en la calle como La Bomba que se consume como alternativa al LSD y al MDMA. La investigación de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Torremolinos-Benalmádena ha desarticulado un entramado asentado en este último municipio, Coín y Alhaurín el Grande, Cártama y Málaga que se dedicaría al tráfico de estupefacientes a nivel internacional a través de envíos de paquetería. Hay siete detenidos.  

La investigación se inició tras detectarse una gran cantidad de paquetes y sobres sospechosos de contener droga que habían sido depositados en buzones callejeros de Correos de Benalmádena y Torremolinos con destino al extranjero. Tras obtener autorización judicial, los investigadores abrieron 209 paquetes y cartas que contenían 1.762 gramos de diferentes estupefacientes de diseño, en distintos formatos y disposiciones. Según han explicado, en las cartas figuraban logos de empresas ficticias o de compañías con direcciones inexistentes para darles apariencia legal. Gran parte de los paquetes presentaban pegatinas de declaración de contenido en aduana falsas e impresas con una impresora convencional.

Más adelante, una nueva comunicación alertó de otros 252 envíos con idénticos formatos y cuya apertura arrojó 1.941 gramos de sustancias tóxicas y psicotrópicas. La mayoría eran derivados de sustancias fiscalizadas, es decir, con similares efectos en los consumidores que el MDMA, la ketamina, la cocaína o la mefedrona, pero con pequeños cambios en su composición que las convertía en nuevas y, por tanto, fuera de la relación oficial de la Convención Única de Estupefacientes. 

Líder

Los investigadores lograron identificar al líder de la organización, un británico residente en Alhaurín el Grande que hacía acopio de todo el material necesario para los envíos y que se valía de varios colaboradores para repartir la correspondencia por los buzones. Se practicaron siete registros en varios domicilios, fincas, trasteros y locales de Benalmádena, Cártama, Alhaurín el Grande y Málaga.

Estas diligencias vinieron acompañadas de siete arrestos y de la intervención de 11 kilos de golosinas impregnados de 25N-NBOMe3.700 gramos de sustancias tóxicas y psicotrópicas, más de dos kilos de marihuana y 1.065 gramos y 500 mililitros de sustancia de corte. También se localizaron 900 euros en efectivo, un vehículo a motor, material informático, varias balanzas, una prensa, una empaquetadora y material para envíos. 

La Policía Nacional explicó que el 25N-NBOMe es una sustancia alucinógena conocida como La Bomba que se vende como una alternativa del LSD o la mezcalina, aunque también se compara al MDMA. "Existen diversas variaciones de esta droga, pero la 25I-NBOMe es su forma más potente y de la que más se abusa, siendo sus efectos muy duraderos en el organismo, 12 horas o más", añadieron. De la presente investigación conoce el Juzgado de Instrucción número 1 de Torremolinos, estando pendiente la apertura de otros 126 sobres. 

En Infodrogas-VIH, un portal orientado informar sobre el uso recreativo de drogas a personas con Virus de Inmunodeficiencia Humana, aseguran que esta sustancia fue detectada por primera vez en España en febrero de 2016, fecha en la que se vendió como si fuera LSD. La describen como feniletilamina, un estimulante psicodélico 20 veces más potente que el 2CB, conocida como Nexus o pastillas triposas. Entre los efectos buscados destacan su poder estimulante y psicodélico, mientras que entre los no deseados aparecen episodios psicóticos agudos, crisis de pánico, cuadros de despersonalización o insomnio, añade el portal.

Noticias relacionadas