Tribunales

Abusa de su nieta en su casa de Murcia desde que la niña tenía siete años

La víctima acabó relatando a su mejor amiga lo que le hacía el adulto y dejó de acudir a la vivienda

Abusa de su nieta en su casa de Murcia desde que la niña tenía siete años
2
Se lee en minutos

Un hombre de 77 años y nacionalidad española, vecino de Lorquí (Murcia), ha reconocido en sede judicial que abusó sexualmente de su nieta desde que la pequeña tenía 7 años, aprovechando que ésta se quedaba a solas con él en su vivienda de la huerta.

La menor contó lo sucedido cuando ya era una adolescente y había cumplido los 14 años. En un principio mantuvo silencio, pero, al crecer y ser consciente de lo que le estaba ocurriendo, lo puso en conocimiento de su padre. Narró que su abuelo materno la había sometido a tocamientos. El progenitor acudió entonces al puesto de la Guardia Civil a denunciar al que había sido su suegro.

Del caso se dio parte al Equipo de Policía Judicial del citado municipio, departamento que, dado que el presunto agresor estaba plenamente identificado, apenas tardó unas horas en localizarlo y proceder a su arresto. Después de permanecer en dependencias del Instituto Armado, el hombre fue llevado al Juzgado de Guardia, que decretó su ingreso en prisión provisional por un delito de abuso sexual. Era octubre de 2020, y entre rejas ha permanecido hasta que el caso ha llegado a juicio, en la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Murcia, que ya ha dictado sentencia firme.

En sede judicial, el hombre, que ahora tiene 77 años de edad, admite sus delitos y acepta nueve años de cárcel

A la vista llegaron las partes ya con un acuerdo, en virtud del cual el procesado admitiría los delitos y vería reducida la condena, ya que, además, había abonado ya un dinero, concretamente 22.000 euros, como adelanto de la responsabilidad civil. La acusación particular del caso acordó con la defensa que el resto del dinero se ingresaría a plazos, hasta marzo del año 2023. La cantidad: 500 euros al mes, para cubrir tanto el resto de la responsabilidad civil (6.000 euros más quedaban por abonar) como las costas.

Tal y como se lee en el relato de hechos probados, que se remontan al año 2012, la víctima, desde que sus padres se separaron, solía acudir mucho a casa de sus abuelos maternos, en el municipio de Lorquí. En esta vivienda fue donde se cometieron los abusos, que comenzaron con tocamientos. El abuelo acabó obligando a la pequeña a realizarle felaciones.

La víctima acabó relatando a su mejor amiga lo que le hacía el adulto y dejó de acudir a la vivienda. No fue hasta años después cuando se lo acabó contando a su progenitor. Cuando el abuelo fue arrestado, se le acusó de delitos que tuvieron lugar ocho años antes.

La menor narró lo que le ocurría al cumplir 14 años, y su padre fue al cuartel de y denunció a su exsuegro

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado al hombre a pasar nueve años en prisión por un delito continuado de abuso sexual con penetración bucal. Como atenuantes, la de reparación del daño y la de reconocimiento de los hechos.

Cuando salga de la cárcel, pasará una década más en libertad vigilada. Asimismo, se le pone una orden de alejamiento: no podrá aproximarse a menos de 500 metros de la menor, que ahora tiene 17 años, ni comunicarse con ella por medio alguno.

Noticias relacionadas