CRIMEN EN TRASPINEDO (VALLADOLID)

La Guardia Civil busca sangre y ADN de Esther López en el coche de su amigo Óscar

Fue la última persona que vio a la joven, según la investigación. Especialistas de Tráfico, Criminalística y agentes caninos participan en la inspección del vehículo

La Guardia Civil busca sangre y ADN de Esther López en el coche de su amigo Óscar
3
Se lee en minutos

Especialistas de la Guardia Civil están realizando una inspección del coche de Óscar, amigo de Esther López y la última persona que reconoció haber estado con ella antes de que desapareciera, el pasado 12 de enero, a las afueras de Traspinedo (Valladolid), según ha sabido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica. El cadáver de Esther fue encontrado el 5 de febrero por un vecino en una cuneta cercana.

La autopsia realizada a Esther López reveló que había sufrido graves lesiones en el bazo y la cadera. Una de las hipótesis es que pudo ser atropellada. De ahí que investigadores de Tráfico, Criminalística y de la Unidad Canina de la Guardia Civil estén realizando hoy una inspección a fondo del Volskwagen Tiguan gris de Óscar, amigo de la familia de Esther. Buscan huellas de algún impacto en el exterior del coche y también restos de ADN o sangre de la mujer, especialmente en la parte de atrás y en el maletero del vehículo.

Óscar es amigo de la familia de Esther López, especialmente de su hermana. Antes de la desaparición de la joven, fue invitado a comer y a dormir en su casa en varias ocasiones.

Discutieron y se fue andando

La noche que murió Esther, ella estuvo con Óscar y Carolo, otro conocido del pueblo. La Guardia Civil descubrió que, después de tomarse unas copas, los tres estuvieron en una zona conocida como Las Bodegas. Óscar declaró en un primer momento que, tras dejar al otro amigo cerca de su casa, Esther y él discutieron porque ella quería continuar de fiesta; luego, según su versión, la joven se bajó del coche y se fue andando, muy cerca del restaurante La Maña, hacia las tres y media de la madrugada. Muy cerca de allí está el camino que lleva a la casa de Ramón 'el Manitas', que fue detenido e investigado por el crimen.

Tiempo después, Óscar matizó que Esther se fue porque había quedado con alguien aquella madrugada, alguien que iba a pasar a recogerla por allí y con el que su amiga se iba a ir de fiesta a Valladolid. En una tercera ocasión apuntó que Esther se bajó de su coche para ir a buscar a Carolo, el otro amigo que acababa de marcharse aquella noche.

Lo que siempre ha mantenido Óscar, un hombre separado y que trabaja en una agencia de viajes de su familia en Valladolid, es que él ya no volvió a ver a Esther. Después de que ella se bajara de su coche, según su versión, él se fue a la casa que su familia tiene en la urbanización El Romeral, muy cerca de allí, a las afueras de Traspinedo, y se durmió. Aquella noche no había nadie más en esa casa familiar.

Lavó su coche tras la desaparición

La investigación de la Guardia Civil ha revelado que poco después de la desaparición de Esther, Oscar llevó a lavar su coche, un vehículo de renting, que es el que ahora está siendo analizado en la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid. Se trata de la segunda inspección del coche de Óscar; en la primera, que se realizó de forma superficial, no se encontró ADN ni sangre de la joven. Sí se hallaron restos de sangre de Óscar, pero no pareció nada definitivo porque es el propietario del coche y no tienen por qué estar vinculados con un episodio violento.

El cadáver de Esther López fue encontrado boca abajo, con una mejilla sobre el suelo. Tenía las piernas y los brazos paralelos, casi pegados al cuerpo. Muy cerca de ella estaban su mochila y su teléfono móvil. En la carretera cercana no había huellas de frenada. La Guardia Civil cree que el cadáver fue trasladado desde otro lugar, pero fuentes del caso admiten que "no sabemos si la movieron diez metros o diez kilómetros".

Noticias relacionadas