Investigación

La Policía vincula los crímenes de dos jóvenes en Madrid a reyertas entre bandas

Las pesquisas apuntan a que las peleas se dieron entre integrantes de los Dominican Don't Play (DDP) y los Trinitarios | Este mismo fin de semana, otros dos jóvenes fueron apuñalados en Parla

La Policía vincula los crímenes de dos jóvenes en Madrid a reyertas entre bandas
2
Se lee en minutos
EFE

La Policía Nacional, que investiga los crímenes del pasado sábado de un joven de 15 años en la calle Atocha de Madrid y otro de 25 en el barrio de Usera, maneja como principal hipótesis que ambos se produjeron como desenlace de sendas reyertas entre integrantes de los Dominican Don't Play (DDP) y los Trinitarios.

Según informan a Efe fuentes policiales, los investigadores continúan dilucidando qué tipo de vinculación tenían los dos jóvenes asesinados con estas bandas latinas, las dos mayoritarias en grupo en la Comunidad de Madrid.

En la misma noche del sábado la Policía detuvo a dos personas, un español de 20 años de origen sudamericano y un ecuatoriano de 27, como presuntos autores del crimen de Usera.

Se prevé que ambos arrestados pasen a disposición judicial esta noche y no se descarta que se produzcan más detenciones por estos hechos, han precisado las mismas fuentes.

Este homicidio ocurrió sobre las 22.40 horas en un parque próximo a la calle San Ruperto, en el barrio de San Fermín, distrito de Usera, donde Samur-Protección Civil atendió a un joven de 25 años que había sido apuñalado en la zona lumbar y estaba en parada cardiorrespiratoria. A los 30 minutos, confirmaron su fallecimiento.

La Policía también continúa con su investigación para dar con los responsables de la muerte del joven de 15 años a las puertas de la discoteca Independance Club, en el número 127 de la calle Atocha, donde el pasado sábado se celebraba una fiesta para menores de 16 años.

La agresión se produjo sobre las 22.00 horas, cuando un grupo de ocho jóvenes, con cuchillos y machetes, atacó a la víctima, que recibió un machetazo en el pecho.

Los sanitarios le practicaron maniobras de reanimación por espacio de 30 minutos aunque sin éxito y confirmaron su fallecimiento.

Antes de estos dos sucesos, en la calle Monasterio de Guadalupe, en el barrio madrileño de Montecarmelo, un joven de 17 años resultó herido muy grave cuando un grupo de menores, que estaba escuchando música y bebiendo, fue atacado por diez jóvenes que portaban machetes.

Otros dos apuñalamientos

El agredido recibió múltiples puñaladas en la espalda y en la región lumbar, por lo que tuvo que ser trasladado grave al hospital La Paz.

A la noche trágica en Madrid se sumaron dos apuñalamientos en Parla alrededor de las 05:00 horas, que están relacionados con una pelea ocurrida en el interior de una discoteca, según han confirmado a Efe fuentes policiales.

Un joven magrebí resultó herido de gravedad y presentaba la semiamputación de un brazo y varias puñaladas en la espalda cuando fue encontrado a la entrada de un parking en la calle San José de Calasanz.

Casi simultáneamente, los agentes fueron alertados por el portero de dicha discoteca, próxima al citado aparcamiento, tras percatarse de que una mujer estaba en el suelo sangrando abundantemente, teniendo que ser trasladada en estado grave al hospital de Parla.

La Policía ha descartado que estos dos ataques relacionados tengan su origen en un enfrentamiento entre bandas.

Noticias relacionadas