EN MADRID

El ladrón del Hotel Miguel Ángel se llevó un Sorolla en metro hasta Móstoles

La policía sigue buscando al hombre que en mayo robó tres cuadros y una escultura valorados en más de 340.000 euros. Entre las obras, hay una del pintor valenciano: 'Puerto de San Sebastián'

El ladrón del Hotel Miguel Ángel se llevó un Sorolla en metro hasta Móstoles
3
Se lee en minutos

A plena luz del día y con total tranquilidad. Así actuó el ladrón que entró en el emblemático Hotel Miguel Ángel de Madrid, descolgó tres cuadros de la pared y se los llevó, junto a una escultura, escondidos dentro de una bolsa opaca el pasado 30 de mayo.

Tras casi ocho meses de investigaciones, la Policía Nacional está más cerca de encontrar al autor del robo y ha conseguido reconstruir el recorrido que hizo cuando huyó con el valioso botín.

Según ha podido saber CASO ABIERTO, el canal de Investigación y Sucesos de Prensa Ibérica, aquel domingo el hombre salió a pie del hotel, de cinco estrellas y situado en pleno centro de la capital, y se metió en una estación de metro. Allí, camuflado entre otros pasajeros, consiguió pasar desapercibido y viajó, la policía cree que cargado con las obras de arte, hasta el sur de Madrid, concretamente a Móstoles.

Robo por encargo

Una de las hipótesis que barajan los agentes es que el ladrón cometiera el robo por encargo de otra persona y que, una vez llegó a su destino, pudiera haber contado con ayuda de otros implicados

Este medio también ha conocido que entre las pinturas sustraídas hay una del artista valenciano Joaquín Sorolla llamada 'Puerto de San Sebastián', un pequeño óleo sobre cartón de 14,2 x 17,6 centímetros. El precio de las cuatro piezas de las que se apropió el ladrón asciende a más de 340.000 euros, tal y como adelantó El Periódico de Catalunya.

Una bolsa opaca

El personal de seguridad del hotel fue el que dio la voz de alarma la tarde en que se produjo el robo y avisó a la Policía. Tras repasar las grabaciones de las cámaras de seguridad, los responsables del establecimiento comunicaron a los agentes sus sospechas acerca de un hombre al que habrían visto salir del edificio "con una bolsa opaca" en la que podría llevar ocultos los cuadros y la escultura.

Aquel día y desde el 21 de mayo, el Miguel Ángel exhibía una muestra con más de 200 obras de la galería madrileña Lorenart, centrada en pinturas y esculturas españolas contemporáneas y especializada en autores como Joaquín Sorolla, Eduardo Chillida, Salvador Dalí, Juan Echevarría, Antonio Clavé, Menchu Gal y Óscar Domínguez, entre otros. Además, la galería, que ya ha celebrado otras exposiciones de arte en el hotel, es conocida por ser referente en esculturas del artista vasco Jorge Oteiza.

Sin seguridad adicional

Según aseguran las fuentes consultadas por CASO ABIERTO, la exposición del pasado mayo estaba custodiada por el personal de seguridad del Miguel Ángel, que entonces estaba cerrado y no acogía clientes por la pandemia, razón por la que no se habría contratado personal adicional "de seguridad privada" destinado a reforzar la vigilancia de las obras de arte.

Ni el hotel ni la galería, con los que este medio se ha puesto en contacto, han querido hacer declaraciones ni comentar esta circunstancia, que el ladrón podría haber conocido y aprovechado para planear el golpe.

Visitó el hotel varias veces

Los investigadores creen que el hombre visitó y vigiló el hotel y la galería de arte varias veces antes de ejecutar el robo, con el fin de analizar el número de empleados que trabajaba en cada turno, comprobar la seguridad de la exposición, la afluencia de visitantes y estudiar las inmediaciones.

Con todos esos datos, pudo trazar su plan de huida para fugarse bajo tierra, recorriendo media ciudad, con un Sorolla y un botín de más de 340.000 euros bajo el brazo.

Noticias relacionadas