CRUCEROS MSC

Sophia Loren vuelve a ser la estrella indiscutible en la inauguración de MSC Euribia

La actriz fue la encargada de cortar la tradicional cinta para inaugurar oficialmente el barco y la botella de champán rompió contra el casco en señal de buenos augurios

Sophia Loren, Pierfrancesco Vago, el capitán de MSC Euribia, Gianni Onorato, Alexa Aponte y Sarah Grünewald.

Sophia Loren, Pierfrancesco Vago, el capitán de MSC Euribia, Gianni Onorato, Alexa Aponte y Sarah Grünewald.

4
Se lee en minutos
Eva Miquel Subías

La historia de la naviera MSC surge de una historia de amor. Cuando Gianluigi y Rafaela Aponte se conocieron en el trayecto de Nápoles a Capri, siendo Gianluigi capitán del barco donde los turistas se embarcaban para visitar las islas de la zona, no sé si tendrían en su mente ser los artífices de uno de los grandes proyectos empresariales de la historia marítima. Pero lo cierto es que al instalarse juntos en Ginebra -donde Rafaela ya vivía- y tras obtener un préstamo, adquirieron su primer buque fundando MSC en 1970 y sumando barcos de carga año tras año.

En 1988 deciden apostar por el mundo de los cruceros consolidando su trayectoria y siendo en la actualidad la única empresa familiar que queda en la industria, tanto de carga -convirtiéndose ya en la primera naviera del mundo- como de cruceros.

Cabe destacar que Rafaela, según publicó la revista Forbes, ocupa la sexta posición de mujeres más ricas del mundo y la número 1 como “mujer hecha a sí misma”.

La compañía Ítalo-suiza ha dado un paso más inaugurando en Copenhague el nuevo buque insignia, MSC Euribia, el número 22 de la flota de cruceros. Y lo ha hecho apostando por la sostenibilidad, siendo el primer crucero de mayor eficiencia energética, segundo de la compañía propulsado por Gas Natural Licuado y dotado de la tecnología más avanzada para minimizar el impacto en el medio ambiente, logrando en su primera travesía desde Saint Nazaire a Copenhague el primer trayecto con cero emisiones netas de gases efectos invernadero en la historia de los cruceros.

 

MSC EURIBIA /

La inauguración oficial tuvo lugar en Copenhague este jueves por la noche, ante invitados llegados de todo el mundo, junto con agentes de viaje y medios de comunicación. Inauguración a lo grande, con el sello indiscutible de la familia Aponte y de los equipos capitaneados por Gianni Onorato y Pierfrancesco Vago, CEO y presidente ejecutivo, respectivamente, de MSC.

Sarah Grünewald, bellísima actriz, modelo y presentadora de tv danesa, aunque nacida en Alemania, inundó de estilo el Teatro Delphi del barco en una gala repleta de glam escogiendo para la ocasión un vestido de Jesper Høvring, de color gris antracita y acorde a la sobriedad y elegancia puramente nórdicas, con escote de hombros caídos cubriendo sutilmente de tul la figura de la maestra de ceremonias y con ciertos guiños al hashtag de la velada, SaveTheOcean.

Tras las presentaciones oficiales y actuaciones diversas, entró en escena Tony Hadley, ex vocalista de Spandau Ballet, grupo británico mítico de los años 80 pioneros del New Romantic. Y en ese momento todos los allí presentes, pero especialmente los que crecieron al ritmo de Gold, Only when you live y las baladas inmortales como Through the Barricades y True se vinieron arriba recordando, gracias al incombustible, carismático y atractivo Tony Hadley todos aquellos años gloriosos de la música pop ochentera, que marcó un antes y un después en la industria musical. Se calentaban así los motores de la noche de gala.

Manteniendo la tensión ante la ansiada aparición de la gran madrina de la flota de MSC cruceros desde principios de los años 2000, y tras el despliegue de los oficiales, capitán y tripulación del MSC Euribia, salía al escenario la gran Sophia Loren. Ahí sí. Todos en pie para aplaudir a “la Loren”. Porque cuando la ves, piensas: Es ella, es la Loren. Única e inimitable. El paso de los años sólo ha hecho que acrecentar su derroche de estilo, su imponente presencia y su conexión con ese mundo maravilloso del gran Hollywood. El que hizo soñar en tantas ocasiones a tantos millones de personas y a través del cual todo el planeta se ha adentrado en sus magníficas historias cinematográficas. Pura emoción. Homenaje a la elegancia y a la época dorada de los grandes actores y actrices. Un back to basics del glamour en toda regla.

Noticias relacionadas

Sophia Loren cortó la tradicional cinta para inaugurar oficialmente el barco y la botella de champán rompió contra el casco en señal de buenos augurios.

La noche finalizó en una fiesta en la Galleria Euribia, que cuenta con la cúpula LED más larga en el mar, con el más famoso y cotizado de los DJs, el francés Bob Sinclar, que tiene ya sello discográfico propio, Yellow Productions. Quién no ha bailado en algún momento al ritmo de World, Hold on o Love Generation. Que levante la mano. Como todas las manos levantadas entregadas a la música de Sinclar tras más de dos horas de una mítica actuación que ponía el broche de oro a la inauguración de MSC Euribia sumando otra noche inolvidable al despliegue marítimo de la familia Aponte. Otro caso de éxito donde, de nuevo, una mujer con carácter y determinación ha hecho historia.