LA VIDA CONTIGO

Ni Rosalía ni Ibai, el vídeo más visto en Youtube es el de dos niñas jugando

  • Un estudio publicado recientemente por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad indica que el 98% de los menores utiliza internet de manera habitual

  • Uno de los principales usos es el consumo de vídeos, entre los que destacan los ‘unboxing toys’, en los que ‘youtubers infantiles’ enseñan juguetes, superando en alguna ocasión las 800 millones de visualizaciones

Niños influencers enseñando regalos

Niños influencers enseñando regalos / EPE

4
Se lee en minutos

“¿Qué pasa bebé, ¿por qué lloras?, ¿tienes hambre?”. Con esta preguntas empieza el que es posiblemente sea el vídeo más visto de Youtube en España: ‘McDonalds CON MI COCHE DRIVE THRU', que acumula nada más y nada menos que 803 millones de visualizaciones. Se publicó hace cinco años, cuando sus protagonistas, las hermanas Gisele y Claudia Itarte (conocidas como “Las ratitas”), tenían seis y siete años, respectivamente.

El clip dura apenas seis minutos y la trama es sencilla: una de ella se hace pasar por una trabajadora de una conocida cadena de hamburguesas, mientras que la otra es la clienta que espera a que la atiendan en su coche. Todo ello aderezado de un mini todoterreno y un bebé de juguete.

Pero, ¿quiénes son los consumidores de este tipo de vídeos? Pues niños y niñas de edades similares que pueden pasarse horas viendo cómo otros pequeños juegan. Tal es el impacto, que cada vez son más los menores que de cara a Navidad han hecho sus cartas a los Reyes Magos siguiendo los ‘consejos’ de ‘influencers infantiles’.

Niño jugando

/ EPE

“A mis hijos les gusta ver vídeos de otros niños que enseñan juguetes o técnicas de juego”, señala Raquel Iniesta. Ella es madre de dos niños, de tres y seis años, que asegura que no sabe el momento en el que tomaron como costumbre seguir ese tipo de contenidos: “Supongo que en el colegio los compañeros de clase comentan e imitan las cosas que ven”.

Hasta el 22% de los menores de 10 años disponen de un teléfono móvil

Pero este no es un caso aislado, a tenor de los datos disponibles. Según el estudio ‘El uso de las tecnologías por los menores en España’, elaborado por el equipo de trabajo del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el 98% de los menores hacen uso de Internet en España. Además, siete de cada diez tienen teléfono móvil. Y eso no es todo: hasta el 22% de los menores de 10 años disponen ya de un dispositivo, un porcentaje que alcanza el 96% entre los de 15 años.

Los peligros del ‘unboxing de juguetes’

El acceso a la tecnología facilita el consumo de este tipo de contenidos y, a su vez, también el objetivo de estos, que es tan simple como vender productos, ya que cuentan con el respaldo de determinadas empresas. En este punto es cuando puede surgir el problema. Tal y como señala Abel Domínguez, psicólogo infanto-juvenil y director de Domínguez Psicólogos, “los padres tienen que estar alerta y enseñar a valorar, e introducir una variante crítica para que ellos puedan diferenciar entre realidad y ficción”. Algo que no es sencillo cuando en la mayoría de las ocasiones la abundancia es la protagonista.

Basta con poner ‘unboxing toys’ en el buscador de Youtube para que aparezcan miles de vídeos de niños y niñas abriendo paquetes de todas las formas, tamaños y colores. “Esto puede generar un sentimiento de envidia e inferioridad en los menores que consumen estos contenidos”, argumenta Domínguez. A lo que añade que también “les puede generar una necesidad que antes ni siquiera existía”.

Este efecto de necesidad es en muchas ocasiones el que está detrás de las cartas a Sus Majestades de Oriente como explica María Naranjo, madre de un niño de cinco años. “Este año ha pedido una tablet para ver vídeos, en vez de muñecos para jugar”, explica. No es la única. “Mis hijos han pedido los juegos de construcciones, Pin o Pon Action y Lego, que es lo que más suelen ver en vídeos”, apunta Raquel Iniesta.

Los 'mini influencers' cada vez más presentes en la red

Tal es el fenómeno que estas dos hermanas catalanas se han colado en el top cinco de youtubers más seguidos en España. El canal de Las ratitas cuenta con 24,9 millones de seguidores en Youtube, y en él hay todo tipo de vídeos, desde ellas mismas probando dulces de San Valentín hasta maquillándose.

De hecho, este último vídeo ('Las Ratitas se maquillan y se van a la disco a bailar') fue el primer caso de un vídeo protagonizado por niños en redes sociales que la organización Save The Children y el ex defensor del pueblo de la Comunidad de Madrid llevaron a la Fiscalía de menores de Barcelona por “reproducir estereotipos de género”. Han pasado cuatro años de esto y, por el momento ni Javier Urra ni la ONG han tenido respuesta. El vídeo, sin embargo, sigue sumando reproducciones: 141 millones.

Cocina de juguete para niños

/ EPE

Pero ¿son conscientes estos niños de que en realidad es publicidad? Domínguez tiene claro que no. “Probablemente les cueste mucho entender la repercusión que puedan tener. En el momento que se den cuenta de que esto es más un trabajo que ocio, probablemente cambie el disfrute con el que graben los vídeos”, explica.

Noticias relacionadas

Sin embargo, no está reconocido como un trabajo en España. De hecho, es legal, tal y como señala Patricia Koch Moreno, socia del despacho Balder y especializada en derechos inmateriales. “Es la misma regulación que tienen los niños actores o cantantes, son los padres los que tienen la potestad para elegir porque tienen su tutela. Si el Ministerio Fiscal no se opone, es suficiente”, asegura.

Otra de las cuestiones a valorar es la salud mental de los niños creadores de contenido, “es importante que tengan cubiertas sus necesidades básicas para desarrollarse, como tiempo para su formación, su espacio para socializar con otros menores, en definitiva que sean niños”, concluye Domínguez.