DIVORCIOS

Septiembre sigue siendo ‘el mes de los divorcios’ según los registros

El CGPJ constata que el número de separaciones es considerablemente mayor en el tercer trimestre

Septiembre sigue siendo ‘el mes de los divorcios’ según los registros
2
Se lee en minutos
Miguel Muñoz

Septiembre es el mes de los divorcios y tiene su explicación. Según el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el número de divorcios es mayor en el tercer trimestre del año, en concreto en septiembre, teniendo en cuenta sobre todo que agosto es un mes inhábil judicialmente (con lo que se acumulan las demandas de divorcio) y que el verano suele ser una de las épocas más propicias para las rupturas de pareja.

Según la abogada marbellí especialista en Derecho de Familia, Pilar Rosas, "ha cambiado mucho el concepto de pareja. Hoy las parejas tienen menos capacidad de aguante y menos capacidad de compromiso. Vivimos a un ritmo acelerado y marcado por la rutina del trabajo y las responsabilidades familiares, por eso, cuando llegan períodos como el verano o como la Navidad, es decir, cuando la pareja se reencuentra, pues es cuando salen las carencias y la falta de comunicación, en definitiva cuando surgen los desencuentros".

Teniendo en cuenta la experiencia profesional de esta abogada, "septiembre y enero y febrero son meses en los que se registran muchas demandas de divorcio porque son comienzos de etapa y de vuelta a la normalidad tras las vacaciones. Las parejas han compartido más, se dan cuenta de que no están a gusto con la otra parte y deciden, aprovechando ese cambio de etapa, dar el paso de romper con la convivencia".

Solución amistosa

Según Rosas, el tramo de edad en el que se producen más divorcios "es entre los 40 y los 50 años". Y para hacer honor al refrán ‘no hay mal que por bien no venga’, lo positivo dentro de todo, destaca Rosas, es que "cada vez hay menos contenciosos. Ya difícilmente se entra a un juicio contencioso, porque no solo los letrados intentamos llegar a un acuerdo previo, sino que también el Ministerio Fiscal, en el momento del juicio, incluso el propio juez, intentan solucionar el asunto de forma amistosa".

Los letrados, asegura Rosas, "estamos de acuerdo con eso porque partiendo de un acuerdo de partes es más fácil que se resuelva cualquier cuestión relacionada con el divorcio. Además, los que nos dedicamos a esto desde hace años lo sabemos ya por experiencia: en los contenciosos nadie gana". También es positivo, según explica la abogada especialista en Derecho de Familia, "que en la actualidad en el 43% de los casos de divorcio se acaba consiguiendo la guarda y custodia compartida de los hijos en común".

Noticias relacionadas