Limpio y descarbonizado: así son los autobuses de hoy

Limpio y descarbonizado: así son los autobuses de hoy
4
Se lee en minutos

Beatriz sale cada día a las 7:30 de la mañana a para trabajar. Se acerca a la parada del autobús y cuando llega a la marquesina sabe que tarda un máximo de 3,5 minutos en llegar. María también sabe que una vez que sube al autobús no tarda más de 15 minutos en llegar a su destino, que a veces encuentra un poco de tráfico y que, en el peor de los casos, a las 8:00 está delante de su ordenador preparada para afrontar el día.

De lo que María no es del todo consciente es que la huella de carbono que emite en su desplazamiento es mínima, que el autobús está totalmente electrificado y que está contribuyendo doblemente a la sostenibilidad del planeta: primero porque está usando transporte público y segundo, porque dicho transporte es ecológico. Ya ocurre en ciudades como Madrid Y Barcelona, pero la electrificación de las flotas se está desarrollando a marchas forzadas en Zaragoza, Sevilla, Valencia, Pamplona o Bilbao. Todas las grandes urbes y sus ayuntamientos van marcando tendencia. Madrid tiene 2.200 autobuses y las cocheras se están adaptando para la instalación de cargadores de 100 y 150 kilowatios.

El objetivo

Descarbonizar y alcanzar el 0% de emisiones es la finalidad de las acciones que Endesa X promueve. Mayor limpieza, más silenciosos y eficientes, las soluciones a la movilidad urbana pasan por la electrificación del sistema público de transportes de tal manera que las Administraciones Públicas puedan reducir las emisiones y acelerar el desarrollo de la movilidad sostenible.

Y es que entre el 30 y 40% de emisiones de CO2 a la atmósfera proceden del transporte (depende de si la flota está en zonas mediterráneas o más continentales) y al final es compromiso de las ciudades en ir adoptando tecnologías Eco. Los grandes operadores, como la EMT de Madrid, o la TMB de Barcelona vienen impulsando las normativas regulatorias para avanzar. Esto es, los operadores deben tener el 30% de su flota libre de emisiones y hasta el 2030 la cifra debe llegar al 65% de la flota, para que esté libre de emisiones.

Planificando las rutas

Para que Beatriz pueda subir a su autobús y llegar a tiempo a trabajar, hay que buscar la máxima eficiencia. Se planifica la cadena de servicios para garantizar el mejor servicio y eso sólo se consigue manejando datos. Se estudia cada recorrido, las necesidades energéticas de cada ruta, la frecuencia, el número de pasajeros, la temperatura a la que se debe encender el aire acondicionado, las paradas, los kilómetros. Gracias al Big Data y a la Inteligencia Artificial se analizan los flujos de movimientos porque ayuda a los operadores de transporte a planificar sus servicios. Cuando hay eventos especiales los datos ayudan a planificar la seguridad o la limpieza. La electrificación siempre va unida a un proceso de inteligencia de una ciudad. Y en todo este proceso, Endesa X, tiene una gran experiencia como ha demostrado en sus proyectos en grandes urbes como Barcelona, Sevilla o Zaragoza a las que pronto espera sumar otras que tiene en cartera. 

Juan Garrigosa, director de administraciones públicas de Endesa X

/

Juan Garrigosa, director de Administraciones Públicas Endesa X

“La electrificación es imprescindible para acelerar la descarbonización de la economía”


Además, se analizan los flujos de movimiento que pueden obtenerse tanto de la compra de datos de forma agregada de la parte de navegadores de vehículos o a la sensórica de los propios autobuses. Para Juan Garrigosa, director de Administraciones Públicas de Endesa X: “lo difícil no es hacerse con los datos, sino saber concluir y tomar decisiones. Estamos en plena transición. La tecnología para alcanzar la eficacia existe y a medida que vayamos adoptando tecnologías irán bajando de precio. Hay un movimiento que está creando toda una revolución y el pacto de los alcaldes ha captado la sensibilidad de sus ciudadanos que saben que hay que adoptar tecnologías limpias.”

El ahorro

En primera instancia, los autobuses eléctricos son más caros que los tradicionales debido a las baterías. Sin embargo, con los Fondos Europeos de Recuperación se pueden solicitar ayudas tanto para los autobuses como para las infraestructuras de recarga. Este sobrecoste inicial termina siendo rentable porque los motores son más económicos. Además, el gran ahorro lo podemos traducir en salud y en lucha contra el cambio climático. En palabras de Garrigosa, “un autobús de 12 metros ahorra unas 49 toneladas de CO2 al año, que son unos 2.719 árboles. Así mismo, un autobús de 18 metros ahorra unas 111 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a la huella de carbono de 6143 árboles. Si el 100% del parque móvil público estuviera electrificado, y dado que hay más de 8.000 autobuses urbanos en España que hacen de media 200 ó 300 km/día podemos hablar de unas 400.000 toneladas de CO2 al año que dejarían de emitirse a la atmósfera. El ahorro, por tanto, no es sólo económico, sino holístico.”

Evangelizar en este sentido es parte de la labor de Endesa X. “Queremos ser el socio energético de los clientes, tanto en la parte residencial, como para empresas o empresa pública, con un portfolio de productos que van desde la auditoria hasta la instalación de placas solares, mejorando la eficiencia energética, los servicios de gestión o el alumbrado. El objetivo es mejorar todos los procesos productivos.”, añade Juan Garrigosa.

Noticias relacionadas
Temas

Ecología