SUCESOS

A juicio por provocar el suicidio de un menor en Villarreal tras acosarlo por el móvil

La víctima se tiró por el patio de luces al amenazar el adulto con publicar conversaciones sexuales

Ciudad de la justicia de Castellón.

Ciudad de la justicia de Castellón. / NB

2
Se lee en minutos
Núria Balaguer

Doce años de prisión es la pena a la que se enfrenta un hombre de 62 años por un presunto delito de homicidio después de haber, supuestamente, acosado, hostigado y amenazado a un menor edad hasta provocar que se quitara la vida. Estos trágicos hechos sucedieron en Vila-real en el año 2016, como recoge el escrito de la Fiscalía Provincial, y la Audiencia de Castellón sentará en el banquillo al investigado a partir del día 15 de este mes en un juicio que está previsto que se prolongue durante seis jornadas.

El adolescente, que tenía 17 años, llegó a recibir más de un centenar de mensajes del procesado en un intervalo de tan solo siete horas, con ánimo de amedrentarlo. Al parecer, el adulto y el menor podrían haber tenido algún tipo de contacto de tipo sexual a través del teléfono, por lo que el investigado comenzó a escribirle, diciéndole: "Tengo toda la conversación en el móvil y lo voy a publicar con tu número", "saltarás de alegría cuando todo esto salga a la luz" o "te voy a enseñar a no fastidiar y a no hacer perder el tiempo a los que nos dedicamos a esto".

EL NIÑO LE PEDÍA DISCULPAS

El menor ya fallecido le pidió reiteradas disculpas al procesado, sin embargo este no dejó de dirigirle frases como: "Te pondré una demanda y tendrás que venir acompañado de tus padres», "cuando se hace esto es para follar, así que atente a las consecuencias" y "¿si yo te hiciera ahora chantaje, qué harías?".

El fiscal relata en su escrito que el adulto, sabedor de la angustia y desasosiego que estaba causando en el menor, hasta el extremo de querer quitarse la vida, y aceptando conscientemente que el adolescente acabara suicidándose como le había anunciado, continuó mandándole mensajes. "Tú te metiste en este problema y lo vas a pagar", le dijo el adulto al joven, siguiendo con expresiones tales como "si te suicidas les dejarás el marrón a tus padres y mi abogado leerá tu conversación conmigo delante de ellos" o "por meterte en una página para mayores voy a tu familia", tal y como consta en el escrito provisional de Fiscalía.

Esta situación de permanente hostigamiento y chantaje emocional provocó que el menor se suicidara el 1 de diciembre del 2016 arrojándose al vacío en el patio interior de su domicilio.

SIGUIÓ EL CALVARIO

Según sostiene el fiscal en su escrito, incluso después de haberse quitado la vida, el acusado siguió enviando mensajes similares a los anteriores e incluso fotografías simulando haberle denunciado en la Ciudad de la Justicia de Castellón. Además de la pena de 12 años de cárcel, la Fiscalía propone que indemnice al padre y a la madre del menor fallecido en la cantidad de 73.000 euros a cada uno y al hermano con 27.000 más.

Noticias relacionadas