Proyecto experimental

Las rocas lunares podrían 'convertirse' en oxígeno y combustible

Un equipo de investigadores idea un "sistema de fotosíntesis extraterrestre" para convertir el suelo lunar en materiales útiles para la exploración espacial

Las rocas lunares podrían 'convertirse' en oxígeno y combustible
2
Se lee en minutos

El polvoriento suelo lunar, ese lugar hostil que la humanidad pisó por primera vez hace poco más de cincuenta años, podría ‘transformarse’ en elementos tan esenciales como oxígeno (indispensable para la vida) y combustible (clave para el futuro de la exploración espacial). Este es el reto que ha planteado un equipo de investigadores de la Universidad de Nanjing, en China, tras perfilar una "estrategia de fotosíntesis extraterrestre" para generar materiales útiles para las misiones espaciales del futuro. 

El plan es el siguiente. Según explica el equipo científico en un artículo publicado este mismo jueves en la revista 'Joule', el análisis de una muestra de rocas lunares extraídas por la misión china Chang'e 5 ha desvelado que la superficie lunar es rica en compuestos como titanio y hierro. Estos compuestos podrían utilizarse como catalizadores para conseguir, por ejemplo, convertir el dióxido de carbono en oxígeno o en hidrocarburos como el metano

Para conseguirlo, los investigadores Yingfang Yao y Zhigang Zou proponen utilizar una combinación entre el agua extraída de la propia superficie lunar (porque sí, hay depósitos de agua helada en la Luna), el hidrógeno que se desprende de la respiración de los propios astronautas y la propia radiación solar que impacta sobre la Luna. Esta mezcla, canalizada a través de un sistema (todavía) experimental, podrían generar compuestos útiles para las misiones espaciales a la Luna y más allá.

El objetivo, explican los científicos, es que este tipo de sistemas puedan utilizarse, en primer lugar, para establecer una base permanente en el satélite terrestre y, en segundo lugar, para impulsar las misiones hacia tierras más lejanas, como es el caso de los primeros viajes tripulados a Marte. "Si usamos este tipo de recursos 'in situ' podemos minimizar la carga útil de los cohetes", explica el investigador Yingfang Yao. "Esta estrategia proporciona un escenario para un entorno de vida extraterrestre sostenible y asequible", añade el científico en el artículo publicado este jueves. 

Oxígeno extraterrestre

No es la primera vez que se estudian estrategias para conseguir oxígeno y combustibles más allá de la Tierra. Sobre todo ahora que, según apuntan las agencias espaciales de todo el mundo, arranca una nueva era de la exploración espacial en la que la humanidad pretende llegar cada vez más lejos de su planeta madre. El todoterreno marciano Perseverance, por ejemplo, aterrizado hace poco más de un año en el polvoriento suelo marciano, lleva a bordo un instrumento científico para transformar el dióxido de carbono marciano en oxígeno. Hace tan solo unas semanas, según anunció NASA, el vehículo logró por primera vez producir "oxígeno respirable en Marte". 

Pero en el caso del estratagema ideado por el equipo de científicos Universidad de Nanjing, el sistema de "fotosíntesis extraterrestre" podría funcionar de manera autónoma. Sin necesidad de materiales terrestres. Eso sí, por el momento, puntualizan los expertos, esta tecnología sigue en fase experimental. Los científicos esperan ponerla a prueba en las próximas misiones (tripuladas) rumbo a la Luna.

"Igual que el siglo XVII se bautizó como la 'era de la velas', con cientos de barcos explorando el mar, ahora vemos que nos estamos adentrando en la 'era del espacio'", comenta Yao en relación al futuro de la exploración espacial y, cómo no, a la importancia de seguir desarrollando herramientas para hacer posible la vida fuera de la Tierra.

Noticias relacionadas
Temas

ciencia Luna