BLACKOUT

¿Es el gran apagón una posibilidad real en España?

Resolvemos todas las dudas sobre lo que ocurriría en caso de un fallo eléctrico masivo: qué es un gran apagón, cuál es el peligro real de un blackout y qué debe incluir nuestro kit de supervivencia

Una torre de la red de transporte de electricidad de REE.

Una torre de la red de transporte de electricidad de REE. / EPE

7
Se lee en minutos
S.V.

¿Qué ocurriría en Europa si llegara a producirse un gran apagón? ¿Qué necesito tener en mi casa si sucede un gran apagón? ¿Cuándo podría producirse un gran apagón? Son las preguntas que rondan la mente de miles de personas en todo el mundo desde que la semana pasada el Ministerio de Defensa de Austria lanzase una campaña para preparar a sus ciudadanos para un "gran apagón". Para la ministra austriaca, la conservadora Klaudia Tanner, "la cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo", lo que ha desatado la psicosis europea.

Sobre la fecha exacta de este catastrófico evento, la ministra ha explicado que la probabilidad de que ocurra un apagón en los próximos cinco años es del 100% y por ello, para el 2025, el Ejecutivo austriaco espera estar preparado para abastecer a sus ciudadanos sin electricidad y conseguir que algunas instalaciones militares y policiales puedan seguir operativas. 

¿Qué es un gran apagón?

El "gran apagón" al que teme Austria sugiere la posibilidad de un corte de luz masivo y de larga duración que podría producirse por debido a fenómenos naturales, como una gran tormenta solar, sobrecargas de la red eléctrica o ataques informáticos. Para que sus compatriotas estén preparados, desde el ministerio austriaco han lanzado una campaña informativa que incluye carteles y vídeos publicitarios y una web con consejos sobre este fenómeno: "Gran apagón: qué hacer, si nada funciona". Según cuenta esta página web informativa, una forma de reconocer el gran apagón es si, además de no tener luz en casa ni en las viviendas vecinas, tampoco funciona el transporte público, internet o la red telefónica.

Pero parece que Austria no es el único país preocupado por la posibilidad de un gran apagón. Suiza también ha lanzado un aviso a sus ciudadanos sobre la posibilidad de sufrir apagones, aunque en este caso los temores se relacionan con su dependencia del mercado eléctrico europeo, por lo que enfatizan sobre el peligro que pueden suponer las tensiones energéticas. Además el diario suizo Neue Zürcher Zeitung se hizo eco hace unos días de un documento del Gobierno en el que alertaba de posibles apagones. Según el diario "un mundo sin electricidad podría tener consecuencias mucho peores que la pandemia" y avisaba de que en el documento un gran apagón blackout se consideraba "la peor amenaza para Suiza" en la actualidad.

Mientras tanto, en Alemania tampoco están al margen de una posible catástrofe energética. El gobierno alemán no se olvida del gran apagón que se vivió hace 15 años en Münster debido a un temporal nieve, que dejó a miles de personas sin electricidad seis días en pleno invierno. Por ello el pasado 2 de octubre el departamento de Protección Civil de Renania del Norte-Westfalia celebró su primer día de Apoyo ante Catástrofes bajo el lema Blackout (apagón): qué hacer si nada funciona

Por otra parte, China ha pedido a su población, a través de un aviso publicado en la web del Ministerio de Comercio, que almacene en sus hogares “cierta cantidad de productos de primera necesidad para hacer frente a las necesidades cotidianas y a casos de urgencia”. Aunque esta solicitud de acopio de alimentos no especifica el motivo.

En cuanto a Estados Unidos, una de las últimas órdenes del presidente Obama antes de abandonar la Casa Blanca fue prepararse para resistir ante una tormenta geomagnética. En ella se instaba a distintas administraciones a establecer un plan que garantice la continuidad de servicio que prestan infraestructuras y tecnologías críticas, y las protejan antes, durante y después, de que se produzca un evento solar extremo.

¿Un gran apagón en España?

Aunque la alerta de un gran apagón parezca apocalíptica y sacada de una película catastrofista, como el exitosos podcast español de ficción titulado "El Gran Apagón", parece que la amenaza de un fallo eléctrico masivo es muy real y tanto medios de comunicación como expertos y diferentes gobiernos se han hecho eco de este tema que ha desatado la psicosis europea.

Tal y como explicaba Ángel Niño, Concejal Delegado de Innovación y Emprendimiento Ayuntamiento de Madrid, en el programa Horizonte, "el sistema de inteligencia artificial austriaco que predice este 'blackout' en Europa ya anticipó la pandemia de coronavirus en el año 2017". El invitado de Iker Jiménez relató en el programa que "el ejército austriaco tiene un sistema de procesamiento de datos que predice a algunas de las posibilidades que pueden pasar, pero aquí hay un dato más importante todavía, es que el 8 de enero de 2021 estuvo a punto de haber un gran apagón en Europa, una subestación en Croacia tuvo problemas, y el desajuste entre la oferta y la demanda obligó incluso a Francia y al Reino Unido a dotar medidas de emergencia a nivel energético para que no hubiera un apagón".

Sin embargo la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha descartado con rotundidad la posibilidad de un gran apagón en España. Según aseguró el pasado viernes, en declaraciones a Onda Cero, el suministro de electricidad “está garantizado”. La estructura de generación eléctrica en España –añadió- es "muy potente" y prácticamente duplica la demanda en momentos pico. El sistema energético español, detalló la ministra, "es casi una isla, el riesgo de un tipo de apagón por una caída del sistema en terceros países es muy limitado y hay capacidad poner un cordón sanitario en caso de que eso ocurriera. "Es un tema que podemos descartar de nuestro horizonte de preocupaciones con total rotundidad", remarcó. 

Además, Red Eléctrica de España (REE) también ha insistido en que no existe "ningún indicio objetivo" que haga pensar que pueda producirse un apagón eléctrico en Europa, incluida España. 

Pero, ¿por qué la ministra de Defensa austriaca sostiene que este evento podría producirse en 5 años? Precisamente en este lapso de tiempo, entre 2022 y 2026, el Sol atravesará un período de máxima actividad, como viene ocurriendo de forma cíclica desde hace millones de años, lo que coincide con el período del que alertan los austriacos.

¿Qué ocurriría en caso de un gran apagón?

Un apagón (blackout, en inglés) expondría la fragilidad de una sociedad cada vez más digitalizada y que depende casi enteramente del suministro eléctrico. Semáforos, ordenadores, cajeros automáticos, teléfonos, internet y muchos otros servicios dejarían de funcionar. Desde Austria, se recomienda que pienses en qué te llevarías a un camping durante quince días, pensando en que nada funcionaría —ni supermercados, ni cajeros o gasolineras— y no fuera posible llamar a Emergencias. Ante este apocalíptico panorama, ¿qué es lo que necesitas tener en casa si se produce este gran apagón que podría tardar semanas en resolverse?

¿Qué necesito tener en casa por si ocurre un gran apagón?

Estos son los productos esenciales para poder aguantar unas semanas sin electricidad de ningún tipo:

  • Agua potable (2 litros por persona por día; 3-5 días): es recomendable disponer de algunas provisiones de agua potable, ya que un gran apagón también afectaría al suministro. Lo mejor es comprar varias garrafas grandes.

  • Alimentos no perecederos: se recomienda almacenar comida para aguantar alrededor de dos semanas. Es ideal que sean conservas o que no caduquen, por si el apagón se alarga. 

  • Velas: cuando se vaya el sol todo quedará a oscuras por lo que la mejor opción son las velas de toda la vida.

  • Mechero o cerillas: imprescindibles para encender las velas o los fuegos para cocinar.

  • Radio: disponer en casa de una radio de aficionado podría ser importante, ya que este será el canal por el que se realicen todas las comunicaciones.

  • Baterías y pilas: la falta de electricidad también implica que ningún aparato podrá cargarse con corriente, disponer de aparatos que funcionen con pilas y algunas provisiones de ellas para cargar los dispositivos será imprescindible.

  • Dinero en efectivo: en un gran apagón no hay posibilidad de retirar dinero de los cajeros ni pagar con tarjeta, por lo que el dinero en efectivo sería la única manera de comprar víveres o productos de primera necesidad.

  • Generador eléctrico: aunque resulta complicado tener uno de estos en nuestra vivienda, podría ser de gran ayuda durante un gran apagón ya que nos proporcionaría electricidad durante algún tiempo.

  • Botiquín: Medicamentos esenciales durante 2 semanas, botiquín de primeros auxilios.

  • Cocina de gas, parrilla y combustible

  • Ropa de abrigo: mantas, sacos de dormir, edredones, etc...

  • Cuerdas y cinta adhesiva

  • Artículos de higiene

¿Qué debo hacer si ocurre un gran apagón?

Lo primero es reunir con familiares y amigos, pensar en qué problemas pueden surgir y qué posibles soluciones se pueden preparar.

Algunos ejemplos son:

  • Asegurar las existencias durante 2 semanas

  • Curso completo de primeros auxilios

  • Organice un punto de encuentro donde pueda reunirse si ocurriese algún imprevisto. Por ejemplo, si los niños están en la escuela o en otro lugar fuera de casa.

  • Formar un equipo con los vecinos y usar ciertos recursos en común u organizar turnos para cuidar de las personas necesitadas.

Noticias relacionadas