Aura Garrido y Ángela Molina: "En 'Un asunto privado' trabajamos sin conocer al asesino"

Las actrices protagonizan la nueva serie española de Amazon Prime junto a Jean Reno

Aura Garrido y Ángela Molina: "En 'Un asunto privado' trabajamos sin conocer al asesino"
5
Se lee en minutos
Marisa de Dios

Por edad, Aura Garrido (Madrid, 1989) y Ángela Molina (Madrid, 1955) pertenecen a dos generaciones de actrices muy diferentes, pero ambas se han convertido en referentes femeninas en su profesión en España. Ahora ejercen de madre e hija en 'Un asunto privado', la serie de Amazon Prime Video que combina thriller, acción y humor y que bebe de clásicos del misterio como Sherlock Holmes y los relatos de Agatha Christie, pasando por casos como los asesinatos de Jack el Destripador.

La protagonista de 'El Ministerio del Tiempo' es Marina Quiroga, una chica de familia bien, perteneciente a una larga saga de policías, empeñada en atrapar a un asesino en serie en la Galicia de mediados de los años 40. Aunque su condición de mujer resulte en aquella época un obstáculo insalvable para entrar en el cuerpo policial. Su madre trata de alejarla de los peligros detectivescos y solo busca para ella un buen marido. Rodada casi íntegramente en Galicia, cuenta con una estrella internacional como Jean Reno en el papel del mayordomo y asistente de Marina, que le acompañará durante sus pesquisas.

La relación entre sus personajes es como la del gato y el ratón. Doña Asunción (Molina) se pasa la serie persiguiendo a su hija, Marina (Garrido), para que se reúna con su pretendiente, mientras esta se escapa constantemente para investigar crímenes.Ángela Molina: ¡Marina se le escapa de las manos! Ella lo sabe, pero no es algo que sepa cambiar, de momento. Le trata de seguir la pista, pero yo creo que ella tiene otras necesidades vitales y sabe que su madre está en un momento de vida caprichoso, también con el alcohol, y no lo puede controlar. Por eso cada una está en un lugar distinto. Para mi personaje lo más importante es la seguridad de su hija y, aunque de alguna manera sabe que a la chica le tira su vocación y no va poder evitar que se dedique a ello, se hace la tonta.Aura Garrido: Marina piensa que es muy diferente a su madre, pero en realidad se parecen mucho más de lo que cree.

Pero doña Asunción es una mujer chapada a la antigua, mientras que su hija actúa como una joven más propia del siglo XXI que está atrapada a mediados del siglo XX. Aura Garrido: Pero ha habido muchas mujeres en la historia así. No creo que sea solo una cosa de ahora. Ella tiene un carácter muy libre y una vocación más allá de lo que su entorno y la sociedad le dicen y no va a dejar que nadie le diga lo que tiene que hacer. Es verdad que es un tipo de mujer no muy común para esa época, pero eso no quiere decir que no existieran. Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia de mujeres que han desafiado completamente las normas sociales.Es una serie de misterio, asesinatos, acción y aventuras, pero también invita a reflexionar sobre los adelantos conseguidos por la mujer durante las últimas décadas. Por ejemplo, Marina no puede ser policía porque en aquella época no aceptaban a mujeres en el cuerpo. Ángela Molina: Completamente, y también es un tema actual. Y luego está el humor con el que Marina salvaguarda esas distancias de los que piensan que lo mejor para ella es que se quite de en medio. Esa especie de ironía en su humor es muy inteligente.

¿Para ustedes fue un plus que sus personajes tuvieran esas gotas de humor? Porque estamos acostumbrados a verlas en papeles más dramáticos, sin espacio para la comedia.Ángela Molina: Poder reírse de uno mismo es siempre muy necesario. En el caso de Marina no creo que esté riéndose de sí misma, sino que es muy crítica con todo lo que le rodea y se relaciona de esa manera con todos los personajes, incluida su madre.Aura Garrido: Para mí sí que ha sido un plus. Me fascinó Marina y el tono de la serie, pero también me apetecía muchísimo hacer comedia.

¿Cuando les llegaron los guiones sabían quién iba a resultar siendo el asesino?Ángela Molina: Yo nunca pensé que fuera como fue.Aura Garrido: ¡Yo tampoco! ¿Complicó mucho el rodaje eso de trabajar un poco a ciegas en ese aspecto?Ángela Molina: Trabajar sin conocer al asesino no es trabajar a ciegas, es que iba en favor de obra. Para un actor, saber desde el principio quién es el asesino en la serie te va a condicionar, va a determinar las relaciones entre los personajes. Sin embargo, si no lo sabes, no puedes tratar a nadie como culpable. Yo creo que eso estuvo muy bien pensado. Nunca había trabajado en una historia en la que no supiera desde el principio cómo es el final del guion, pero en este caso lo decidieron así.

¿Con las trayectorias que llevan por delante las dos, cuando les llegan propuestas de trabajo tienen que hacer castings o el personaje está escrito para ustedes?Ángela Molina: Yo no hago castings porque ya soy muy mayor y ya saben lo que hago. Pero los jóvenes suelen hacer más mundo casting. No creo que fuera el caso de Aura. ¿Tú hiciste casting?Aura Garrido: No, para esta serie no. Ya me llegó el personaje.

Aura, su personaje tiene a lo largo de los ocho episodios multitud de escenas de acción: persecuciones en coche, saltos, huidas, alguna pelea... ¿Lo hizo todo usted o contó con una doble?Aura Garrido: No, todo no lo hice yo. ¡Si me conocieras no tendrías dudas! Contamos con varias especialistas para diferentes cosas de Marina, pero la principal era Sheyla. Las dos hemos sido Marina. Hizo un trabajo muy bonito adaptándose al movimiento del personaje. Y no es fácil. Pero aun así he hecho más cosas de las que pensé que sería capaz, sobre todo con las alturas. ¡Me dan terror!¿Dirían que Galicia es un personaje más de la serie? Porque se muestran muchas localizaciones. Principalmente Vigo, pero también Pontevedra, Combarro, Tui, Fornelos de Montes, Baiona...Ángela Molina: Totalmente. El norte le da a esta serie ese cuerpo y ese espíritu naturalista, ese desahogo dentro de toda esta trama tan oscura. De repente te encuentras con la fortaleza con la que estos series conviven cada día, que es ese lugar tan bello, tan puro, tan del norte... Así que sí que es un personaje más, y altamente necesario para una historia tan difícil, tan policiaca, tan tremenda, aunque esté tratada con sensibilidad y ligereza.

Noticias relacionadas