AVANCE CIENTÍFICO

Así es el análisis de sangre que puede predecir si tendrás Parkinson siete años antes de los primeros síntomas

Un equipo del University College de Londres y del Centro Médico Universitario de Goettinge (Alemania) han descubierto que esta prueba junto a la Inteligencia Artificial han dado resultados con una precisión del cien por cien

El laboratorio de Viralgen, de Bayern, en San Sebastián

El laboratorio de Viralgen, de Bayern, en San Sebastián / EPC

Marta Alberca

Marta Alberca

Según los datos que maneja la Federación Española de Parkinson unas 160.000 personas en España sufren la enfermedad de Parkinson. Pero como indican los especialistas, esta patología ha experimentado un notable auge en el mundo occidental en los últimos años, sobre todo entre los jóvenes, ya que casi dos de cada diez pacientes son menores de 50 años, siendo la enfermedad neurológica que más crece. De ahí, que la investigación sea un factor determinante para combatirla. 

Los últimos hallazgos llegan de un equipo del University College de Londres y del Centro Médico Universitario de Goettinge (Alemania) que han descubierto que un análisis de sangre y el uso de inteligencia artificial serviría para predecir el inicio de la enfermedad hasta siente años de que aparezcan los síntomas, indica un estudio que publica Nature Communications. Con el uso del aprendizaje automático, una rama de la inteligencia artificial, analizaron ocho biomarcadores sanguíneos cuyas concentraciones están alteradas en pacientes con párkinson y el sistema dio un diagnóstico con una precisión del cien por cien.

¿Cómo lo han hecho?

Los investigadores analizaron la sangre de 72 pacientes con trastorno de conducta por movimientos oculares rápidos (iRBD) pues del 75 al 80 % de estas personas con esta dolencia desarrollarán una sinucleinopatía (un tipo de trastorno cerebral causado por la acumulación anormal de una proteína llamada alfa-sinucleína en las células cerebrales), incluido el párkinson.

Cuando la herramienta de aprendizaje automático analizó la sangre de estos pacientes, identificó que el 79 % de los pacientes con iRBD tenían el mismo perfil que alguien con párkinson. Los pacientes fueron seguidos durante diez años y el equipo predijo correctamente que 16 pacientes desarrollarían la enfermedad y lo hizo hasta siete años antes de la aparición de cualquier síntoma.

Los pacientes a los que se predijo que desarrollarían párkinson están todavía en seguimiento para verificar aún más la precisión de la prueba. “Mediante la determinación de ocho proteínas en la sangre, podemos identificar potenciales pacientes de párkinson con varios años de antelación. Esto significa que podrían administrarse terapias farmacológicas en una fase más temprana, lo que posiblemente ralentizaría la progresión de la enfermedad o incluso evitaría que se produjera”, dijo Michael Barlt, de la Universidad de Goettingen.

Han descubierto que un análisis de sangre y el uso de inteligencia artificial serviría para predecir el inicio de la enfermedad

Han descubierto que un análisis de sangre y el uso de inteligencia artificial serviría para predecir el inicio de la enfermedad / EFE

Los marcadores que se usan para diagnosticar la enfermedad están directamente relacionados con procesos como la inflamación y la degradación de proteínas no funcionales, por lo que además “representan posibles dianas para nuevos tratamientos farmacológicos”, agregó Barlt. El equipo espera conseguir financiación para crear una prueba más sencilla en la que se pueda colocar una gota de sangre en una tarjeta y enviarla al laboratorio para investigar si puede predecir la enfermedad incluso antes de los siete años previos a la aparición de los síntomas en este estudio.

¿Cómo se puede prevenir?

En los últimos años, ha surgido evidencia que indica que personas con depresión, pérdida de olfato o movimientos involuntarios durante el sueño acaban desarrollando Párkinson. Y otra de las dificultades es que no todos los afectados tienen problemas motores, como los característicos temblores o lentitud de movimientos. A veces comienza a manifestarse con dolor en las articulaciones o depresión, que en el 30% de los casos es la primera manifestación.

Además, se calcula que menos de un 10% de los casos están relacionados con los genes o formas hereditarias, que normalmente son las personas que tienen síntomas antes. También la exposición a pesticidas, disolventes, la contaminación o mantener un estado de inactividad física, aislamiento social o no controlar adecuadamente el azúcar, la presión arterial o el colesterol pueden predisponer a desarrollar la enfermedad.