AVANCES EN CÁNCER

La llegada de la inmunoterapia, entre los principales hitos de la oncología en los últimos 25 años

  • La quimioterapia, las dianas terapéuticas y la inmunoterapia han sido significativamente beneficiosas como tratamientos contra los tumores digestivos, como el cáncer de esófago, gástrico, de colon o de páncreas

La inmunoterapia, entre los grandes avances en cáncer.

La inmunoterapia, entre los grandes avances en cáncer.

3
Se lee en minutos

Si se trata de hacer balance de los principales avances en oncología en los últimos 25 años, en la antesala de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra este 4 de febrero, hay uno que los especialistas destacan: la llegada de la inmunoterapia ha supuesto un incremento en intervalo libre de progresión y de supervivencia en muchos tumores que, hasta hace poco, "tenían un pronóstico infausto". Así se ha puesto de manifiesto, en el Simposio de Revisiones en Cáncer que ha presentado hoy su XXV edición para, precisamente, echar la vista atrás a los principales hitos en el tratamiento de la enfermedad.

Los doctores Pedro Pérez Segura, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y Eduardo Díaz-Rubio, presidente de la Real Academia Nacional de Medicina, han puesto en valor algunos de los avances más destacados. Para Díaz-Rubio, coordinador científico del encuentro, los más importantes se refieren a la esfera terapéutica, a la multidisciplinariedad y a la calidad de la atención. Citó, por ejemplo, el desarrollo de la poliquimioterapia, con la introducción de nuevos fármacos y combinaciones más eficaces y seguras, tanto en el contexto de enfermedad avanzada como localizada; la medicina de precisión, con fármacos dirigidos a dianas terapéuticas, y la aparición de los biomarcadores para seleccionar "más adecuadamente" los tratamientos a utilizar.

"Gracias a la aparición de anticuerpos monoclonales y de inhibidores de tirosina-cinasa, se ha cambiado la historia natural de muchos tumores”, apuntó el experto. El desarrollo de la inmunoterapia, insistió, y una medicina multidisciplinaria en la que el paciente es el centro del sistema, son otros de los hitos que favorecen las posibilidades de tratamientos de máxima calidad.

En cáncer de cabeza y el cuello, la incorporación del medicamento cetuximab y de la inmunoterapia "ha cambiado la historia natural de esta enfermedad" subrayan los oncólogos

Para el doctor Pedro Pérez Segura, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid y que desarrolla su labor, entre otros tumores, en cáncer de cabeza y el cuello, la incorporación del medicamento cetuximab y de la inmunoterapia "ha cambiado la historia natural de esta enfermedad". Cada año se diagnostican en España 15.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello, el quinto tumor en incidencia global en la población y el sexto más común en nuestro país.

Los tumores se dan sobre todo en pacientes fumadores, de 60 años de edad media y son más frecuentes en hombres, aunque la incidencia en mujeres está en claro aumento. Si se habla de la inmunoterapia, inciden, ha supuesto un incremento en el intervalo libre de progresión y de supervivencia en muchos tumores en los que, hasta hace poco, "el pronóstico era infausto".

Dianas terapéuticas

En cáncer hereditario, el doctor Pedro Pérez Segura añade que la incorporación protocolizada del asesoramiento genético en los servicios de oncología, así como los avances en el conocimiento molecular, están permitiendo identificar tumores de manera precoz o incluso evitarlos, ha subrayado.

En cáncer de colon metastásico se ha pasado de una supervivencia media de pocos meses a rondar los 40 meses actualmente

Noticias relacionadas

La quimioterapia, las dianas terapéuticas y la inmunoterapia han sido significativamente beneficiosas como tratamientos contra los tumores digestivos, como el cáncer de esófago, gástrico, de colon, de páncreas, el hepatocarcinoma y el colangiocarcinoma. En el caso concreto del cáncer de colon metastásico, han añadido los especialistas, se ha pasado de una supervivencia media de pocos meses a rondar los 40 meses actualmente.

Según el doctor Enrique Aranda, otro de los coordinadores del simposio -que celebra su XXV edición del 8 al 10 de febrero en Madrid como cita de referencia para los principales oncólogos españoles- este avance se ha producido "con un subgrupo de pacientes que, tras un tratamiento de inducción, pueden rescatarse quirúrgicamente y curarse en un porcentaje nada desdeñable".