HOSPITALES PÚBLICOS

Las Urgencias están más desahogadas pero se mantienen en alerta por el frío

Los urgenciólogos apuntan al deficitario drenaje (paso de pacientes a hospitalización) en muchos centros sanitarios como el motivo que contribuye a aumentar el colapso de sus servicios

Las Urgencias están más desahogadas pero se mantienen en alerta por el frío
5
Se lee en minutos

El colapso en las urgencias de los hospitales afloja pero los urgenciólogos se mantienen expectantes, de aquí a diez días, ante lo que puede suceder -en forma de infecciones respiratorias- por las temperaturas extremadamente frías que se están registrando en toda España. Así lo explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Pascual Piñera, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) que advertía hace apenas unos días de la "insostenible" situación que viven estos servicios que cada vez atienden a más pacientes como consecuencia de la situación en la Atención Primaria.

Además, se quejan los urgenciólogos, del deficitario drenaje (paso de pacientes a hospitalización) en muchos hospitales. El máximo que deberían estar en Urgencias antes de ingresar, es de menos de 24 horas pero, en épocas de colapso, los enfermos esperan hasta tres días en los pasillos. Algo que nunca debería suceder, recuerdan los médicos. Las Urgencias de los hospitales arrastran todavía la resaca del colapso vivido hace poco más de diez días con "récord absoluto" e incrementos del número de visitas de hasta un 40% en algunas regiones. Y situaciones muy complicadas, denunciaban los médicos. La situación ha mejorado, señala el doctor Piñera. "Llevamos cuatro o cinco días un poco mejor. Ahora mismo estamos con el aumento exponencial que teníamos desde mayo, pero se ha moderado respecto a dos o tres semanas atrás. En porcentajes, ahora estamos por encima del 25% -más de pacientes de media- que vivimos en el 2019", explica.

En estos momentos, añade, los especialistas se mantienen a la expectativa por si verán un nuevo pico de urgencias a causa de infecciones respiratorias por las temperaturas tan bajas que se están registrando en nuestro país. "Habrá que esperar unos diez días", puntualiza.

Escenas intolerables

Una de las razones que apuntan los urgenciólogos para que se agrave el colapso es "el deficitario drenaje (paso de pacientes a hospitalización)" que contribuye a complicar la situación. Esta anomalía, que para SEMES representa un problema serio del hospital en su conjunto, conlleva escenas que "no por repetidas" dejan de ser "intolerables" denunciaba la sociedad científica recientemente con motivo de las escenas de Urgencias desbordadas.

SEMES aludía a "numerosos pacientes" que, una vez atendidos en estos servicios, esperan hasta tres días en los pasillos convirtiéndolos en "almacenes" que "dificultan enormemente la actividad de sus profesionales (generando un insoportable estrés) y castigan la dignidad e intimidad de los pacientes". Esperas larguísimas y muy penosas para los enfermos que, asegura el médico, suelen darse fundamentalmente en hospitales que de forma habitual suelen estar colapsados.

Entrada de Urgencias en el hospital de Bellvitge (Barcelona).

/ Manu Mitru

El drenaje es cuando ingresan al enfermo, detalla el doctor Pascual Piñera, Jefe del Servicio de Urgencias del Hospital General Universitario Reina Sofia (Murcia). "Hay hospitales que tienen varias alternativas: una es la convencional, en la planta; otra en unidades de corta estancia y otras hospitalizaciones domiciliarias que en algunos casos también dependen de nuestro servicio", detalla. Cuando hay un incremento de la programación quirúrgica, abunda, no se tiene en cuenta "o se tiene muy poco en cuenta, los ingresos médicos y es ahí cuando nos colapsamos, cuando no tenemos un drenaje adecuado".

El mal funcionamiento del drenaje

El urgenciólogo dice que siempre se ha preguntado "por qué si habitualmente vemos más o menos a los mismos pacientes cada día e ingresamos más o menos el mismo tanto por ciento -no hay una variación de un día ingresados 10 y otros 45, matiza- que se repite día a día, mes a mes; entonces, si sabemos cuántos pacientes se ingresan cada día, ¿por qué no se programa igual que con los pacientes quirúrgicos y dejan unas camas reservadas para pacientes médicos? Esa es mi pregunta".

"Somos la imagen del sistema, pero el que se colapsa es el sistema. A nosotros que nos den camas y no tenemos ningún problema", indica el urgenciólogo.

Responder a la cuestión, apunta, corresponde a los gestores de los hospitales. Hay expertos que ya han trabajado en esa dirección -hacer un correcto drenaje en los centros- pero la práctica no se ha extendido a nivel general. ¿Qué sería lo apropiado? "Programar el número de ingresos. Sabiendo que, por ejemplo, cada día vamos a ingresar a 20 enfermos de Urgencias, reservar 15 o 20 camas para no llegar a esas situaciones", responde. Y añade: "Nosotros somos la imagen del sistema, pero el que se colapsa es el sistema. A nosotros que nos den camas y no tenemos ningún problema".

El ejemplo de Castilla-La Mancha

Cuando al doctor Piñera se le cuestiona sobre cuánto es el máximo de horas que debe pasar un paciente pendiente de ingreso en Urgencias señala que serían menos de 24 horas. Se refiere a comunidades como Castilla-La Mancha que hace años se pusieron a trabajar en esa dirección. En esta comunidad, el Gobierno ha priorizado en los últimos siete años dotar a la sanidad pública regional de una red de urgencias hospitalarias con más recursos y mejores instalaciones.

En el verano de 2015 se puso en marcha el 'Plan Dignifica en Urgencias,' para evitar que se repitieran escenas de hacinamiento de pacientes y aliviar el riesgo y la carga de trabajo de los profesionales. Según datos aportados a finales de año por la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Regina Leal, la solución pasó por desarrollar un cuadro de mandos de indicadores que aporta diariamente información de todo el proceso asistencial urgente.

Castilla-La Mancha ha conseguido que el 95 % de los pacientes esperen menos de 12 horas para ingresar desde Urgencias

Noticias relacionadas

La comunidad ha conseguido que el 95 % de los pacientes esperen menos de 12 horas para ingresar desde Urgencias y ese indicador ha disminuido en los últimos años en un 62 %. "Esperas de hasta 5 y 6 días para ingresar, con camas de hospitalización bloqueadas, pertenece a otro momento de la historia de la sanidad de esta comunidad autónoma que no podemos olvidar porque no queremos que se repita", explicaba la directiva del SESCAM.

 Al hilo del modelo castellano-manchego, el doctor Piñera apunta que, por el contrario, lo único que hacen otros hospitales es abrir áreas que les llaman de pre-hospitalización "y ahí almacenamos a los pacientes hasta que tengamos cama arriba. Es muy difícil trabajar y, además, rompes con toda la intimidad del paciente".