ALERTA SANITARIA

Los hospitales intentan frenar los casos de bronquiolitis: más camas, más personal en Urgencias...

  • Los menores de 6 meses y sobre todo de 3 meses, tienen un riesgo más elevado de tener un cuadro grave e ingresar en la UCI, pero la mayoría de los casos se pueden tratar en casa, señalan los especialistas

  • España lleva cuatro semanas de epidemia con una incidencia más alta en las dos últimas semanas, pero los pediatras esperan que el pico máximo llegue pronto y los casos comiencen a bajar

Un bebé recién nacido.

Un bebé recién nacido.

6
Se lee en minutos

La avalancha de casos de bronquiolitis provocada por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) ha obligado a las comunidades autónomas a reforzar sus unidades de hospitalización y sus servicios de Urgencias para atender a los menores, sobre todo a los más chiquitines, los más vulnerables. La mayoría de niños con bronquiolitis se curan en casa, pero existe un porcentaje de bebés que acaban hospitalizados, necesitan oxígeno y terapia respiratoria. Desde centros como el madrileño Niño Jesús, referente en pediatría, explican que España -al igual que en el resto de Europa- lleva cuatro semanas de epidemia, con una incidencia más alta en las dos últimas semanas, pero esperan que el pico máximo llegue pronto y la curva comience a bajar. La incidencia es más alta este otoño, aseguran, porque el virus ha dejado circular durante dos años y medio por la pandemia de coronavirus.

Así lo explica Mercedes de la Torre, jefa de Urgencias del Hospital Niño Jesús de Madrid ante la alarma generada en las últimas semanas por el constante y rápido aumento de casos. Lo alertó hace ya días la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP): en algunas urgencias se está atendiendo hasta un 40% más de casos que en la época anterior a la pandemia por culpa del VRS, un virus muy contagioso y el detectado con más frecuencia en los bebés con bronquiolitis. De hecho, los pediatras llevan semanas avisando de la posibilidad de una epidemia triple: coronavirus, gripe y VRS, un virus que se transmite fácilmente y afecta especialmente a los pequeños más frágiles.

Este año, los primeros casos, detallaba la sociedad científica, se empezaron a atender en el mes de julio cuando en la época anterior al coronavirus, la epidemia de bronquiolitis se iniciaba a finales de octubre. Las infecciones de vías respiratorias son una de las principales causas de morbilidad en pediatría y ocupan una gran parte de la actividad asistencial. Se presentan como epidemias invernales. Altamente contagioso, el VRS puede sobrevivir hasta siete horas en superficies no porosas. Se transmite fácilmente al estornudar, toser o tocar algo que pueda tener el virus.

En España, las infecciones por este virus originan entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones cada año.

En España, las infecciones por este virus originan entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones cada año. Además, entre el 2-3% de los niños con una primo infección por VRS en los primeros 12 meses de vida necesita ingresar en el hospital. De ese porcentaje, el 2-6%, entra en UCIs pediátricas. El riesgo de que la infección se vuelva más grave es mayor en niños prematuros menores de 6 meses, bebés con problemas pulmonares crónicos, con cardiopatías congénitas o que están inmunodeprimidos, y los que están expuestos al humo del tabaco, con datos de la Sociedad Española de Neonatología.

Todos los años de forma epidémica

"La bronquiolitis es una enfermedad que afecta a los bronquios más pequeños del pulmón y que está producida por virus. El más frecuente es el VRS. Este virus se presenta todos los años de forma epidémica y el pico de incidencia máxima está entre noviembre y diciembre", detalla la doctora Mercedes de la Torre, jefa de Urgencias del Niño Jesús. Como vienen señalando otros colegas, apunta que la incidencia es más alta este otoño porque el virus ha dejado circular durante dos años y medio por la pandemia de coronavirus.

Los bebés, los más vulnerables.

/ Danny Caminal | EPC

¿Cuál es el problema? Que afecta a menores dos años y los más bebes, los de menos 6 meses, son los que menos defensas tienen. Y, aunque la mayoría de casos se pueden curar en casa -porque, además, apunta la médico, la bronquiolitis no tiene tratamiento; es decir, no hay una medicina para curarla- hay un porcentaje de niños a los que se debe ingresar porque tienen mayor dificultad respiratoria. En el hospital, se les "ayuda a sobreponerse con oxígeno" o terapia respiratoria.

¿Cuándo se debe acudir a Urgencias? "Cuando vemos que un niño mueve mucho el abdomen para respirar, que está más pálido, incluso morado y, en los de menos de tres meses, una guía muy importante es la comida. El que pueda seguir comiendo, no necesita ir", añade la doctora Mercedes de la Torre. En la misma línea se pronuncia en declaraciones a este diario Paula Vázquez, presidenta de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP). "La mayor parte de las bronquiolitis son leves y se pueden atender por pediatras de Atención Primaria. Sólo los muy pequeños, con factores de riesgo o ya con trabajo respiratorio importante, deben acudir a las Urgencias".

Más camas en los hospitales

La velocidad de propagación de los casos hace que los gobiernos autonómicos estén haciendo sus previsiones y reforzando las plantillas para evitar que las urgencias pediátricas y las UCIs se colapsen. EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha tanteado a algunos de los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid para saber si se están viendo desbordados. "No hay colapso", dicen desde el Niño Jesús. Otros centros, como el 12 de Octubre, remiten a la Consejería de Sanidad.

En Madrid, Salud Pública no habla de una "situación extraordinaria", y aunque hay más presión en Urgencias, no existe un aumento cuantificado.

Desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero señalan que la incidencia es similar a la de años pre-pandemia pero que se ha adelantado en dos semanas y que, por edades, está afectando de 0 a 4 . De momento, añaden, Salud Pública no habla de una "situación extraordinaria", y aunque hay "más presión en Urgencias, por supuesto", no existe un aumento cuantificado y no se habla de colapso en los hospitales.

Urgencias de un hospital

/ EPE

Por ahora, esta comunidad ha ampliado las camas de hospitalización y el personal en Urgencias, pero no el número de puestos en cuidados intensivos, señalan. Salud Pública también traslada que se están diagnosticando más casos porque ahora los centros sanitarios cuentan con pruebas para distinguir los virus en los hospitales. "Por eso en la curva se refleja mejor el movimiento del virus. Está subiendo, pero la situación no es diferente a los años previos a la pandemia", insisten.

Con otros datos, esta vez aportados por CCOO Sanidad Madrid, la espera en Urgencias pediátricas de algunos hospitales llega a las cinco horas (es el caso del de Getafe) y están incorporando cunas para poder atender a más bebés. En, otros, como el 12 de Octubre, se ha reforzado la plantilla de enfermería y auxiliares y han tenido que habilitar para hospitalización la zona de observación de Infantil. Otros hospitales con urgencias saturadas son el de Móstoles y, en el Hospital del Henares, han doblando camas "porque está todo prácticamente lleno".

Prevenir la infección

Noticias relacionadas

En cuanto a las medidas para prevenir la expansión del virus, los médicos señalan que son muy sencillas. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) propone cuatro: mascarilla en mayores de 6 años con síntomas; respetarse la distancia de 1,5 metros y -muy importante- evitar las visitas a los menores de tres meses si se presenta algún tipo de síntoma. Además, los padres deberán usar mascarilla y extremar las medidas higiénicas (como lavarse las manos), antes de tocar a sus hijos. También se aconseja minimizar el contacto de los hermanos resfriados con los bebés y no asistir a las guarderías y escuelas, porque son los lugares donde se producen más contagios.

Este miércoles el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) aconsejaba que las personas con síntomas respiratorios "se auto aíslen en casa durante las 48 horas siguientes a la resolución de los síntomas". El ECDC ha recordado que las medidas generales de prevención son las mismas que para la mayoría de los demás virus respiratorios, como cubrirse la nariz y la boca al estornudar, evitar el contacto estrecho y lavarse las manos con regularidad y utilizar desinfectante para manos.