CANDIDATURAS PARA LA SEDE

La Agencia Estatal de Salud Pública, objeto de deseo de todas las comunidades

  • Galicia y Asturias son las últimas regiones que se han postulado para acoger el organismo como ya lo han hecho Aragón, Comunidad Valenciana o Andalucía; Sanidad dice que todavía no hay nada decidido

  • Algunas comunidades, como Andalucía, se quejan de falta de información por parte de Sanidad para saber qué requisitos deben tener las candidaturas.

  • Los expertos en salud pública no creen que el centro sea una realidad, como mínimo, hasta 2023

Carolina Darias, el viernes, en Santiago junto a los consejeros autonómicos.

Carolina Darias, el viernes, en Santiago junto a los consejeros autonómicos. / Ministerio de Sanidad

8
Se lee en minutos

Galicia y Asturias son las últimas comunidades que se han postulado para acoger la Agencia Estatal de Salud Pública (AESAP) como, antes, lo hicieron Andalucía, Aragón o Comunidad Valenciana. Albergar la sede del futuro organismo, fundamental para luchar ante situaciones de emergencia sanitaria como la pandemia de coronavirus, se ha convertido en objeto de deseo de todas las regiones. De momento, no hay nada decidido. Así lo ha dicho la ministra Carolina Darias. Eso sí, la pretensión de su departamento pasa por acortar "lo máximo posible" los tiempos para que el centro, se ubique donde se ubique, sea una realidad cuanto antes. Entre las comunidades que más adelantados llevan los deberes, está Aragón. Para los expertos en salud pública consultados por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, la creación de la AESP ya va con retraso.

La configuración del organismo volvió a cobrar protagonismo el pasado viernes en el seno del Consejo Interterritorial celebrado en Santiago. En el encuentro entre la ministra y los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas se abordó el anteproyecto de ley de la Agencia Estatal de Salud Pública, aprobado en primera vuelta por el Consejo de Ministros y que pasará de nuevo por este órgano antes de que acabe 2022 para ser remitido a las Cortes. Así lo explicó la titular de Sanidad quien detalló que ha finalizado el trámite de consulta pública y actualmente su departamento está en proceso de observación.

El papel de este centro -una histórica reclamación de los expertos en salud pública-, será anticiparse a nuevas crisis sanitarias.

El papel de este centro -una histórica reclamación de los expertos en salud pública-, será anticiparse a nuevas crisis sanitarias y mejorar la red de vigilancia existente, ampliarla, e interconectarla con las comunidades autónomas y con los organismos europeos. Entre sus cometidos, el análisis y estudio, la evaluación de políticas e intervenciones públicas, el asesoramiento técnico o la propuesta de medidas a las autoridades sanitarias y, por supuesto, la coordinación de respuesta ante situaciones de emergencia sanitaria como la crisis del coronavirus.

Sanidad, en escucha activa

La ministra Carolina Darias indicaba en Santiago que algunas comunidades, como Galicia o Asturias, "se han seguido proponiendo" para ser la sede de este organismo, aunque, sobre la pregunta del millón, de dónde se ubicará la AESAP, señaló que aún no se ha tomado una decisión. "Seguimos en escucha activa para la adopción de la decisión cuando llegue el momento. Todas y cada una de las comunidades reúnen las condiciones", ha indicado la titular de Sanidad sobre este asunto.

Sanidad indica que los tiempos se pretenden "acortar lo más posible", pero no da fechas exactas de cuándo podría ser una realidad.

El anteproyecto de Ley de creación del futuro centro pasará de nuevo por Consejo de Ministros antes de que acabe este 2022 para ser remitido a las Cortes. ¿Significa eso que la Agencia Estatal no será una realidad hasta 2023?. Desde el Ministerio de Sanidad, consultado por este diario, responden que, una vez que llegue al Congreso, el texto debe pasar "el trámite de Cortes".

Indican, eso sí, que los tiempos se pretenden "acortar lo más posible", pero no dan fechas exactas de cuándo podría constituirse. En cuanto al procedimiento de elección de sede, añaden, tendrá que "emanar del reglamento", así que, concretan, habrá que esperar a ver la normativa del organismo que estará adscrito orgánicamente al Ministerio, a través de la Secretaría de Estado de Sanidad.

Carrera de fondo

La intención del Gobierno es que el centro cuente con "autonomía funcional" y con personal de la más alta capacitación científico-técnica en las distintas áreas y materias. Un centro de excelencia más necesario que nunca en un contexto en el que una crisis sanitaria como la del covid ha cogido a España sin un sistema de salud público fortalecido para hacer frente a emergencias de consecuencias imprevisibles.

Son varias las comunidades que han emprendido una carrera de fondo para albergar este centro de primer nivel. Las hay, incluso, como Madrid, que se han quejado de quedar fuera de la competición porque, desde el primer momento, la intención de Sanidad pasó por la descentralización. Es decir, que la AESP esté fuera de la capital de España. "Es un error estratégico", se han lamentado desde la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso.

Los primeros pasos de Aragón

Entre las regiones con los deberes más adelantados, Aragón. "Tiene la posición estratégica a nivel logístico, entre Madrid y Barcelona y está bien comunicada con el aeropuerto. Además, tiene un buen tejido investigador, y otro de los puntos fuertes es el trabajo en red, los sistemas de bases de datos con los que cuenta la comunidad ya desarrollados y que se podrían aplicar a la agencia", defienden desde el Departamento de Sanidad, consultado por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

De hecho, Aragón ha comenzado ya a dar sus primeros pasos para presentar la candidatura a sede de la AESAP con la constitución y primera reunión de un grupo técnico promotor de la misma, que comandan la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y por el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo. Un grupo que tiene carácter multidisciplinar y está formado por representantes del propio Departamento de Sanidad, el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, el Instituto Aragonés de Investigación Sanitaria de Aragón, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge.

Sanitarios del Clínico de Barcelona durante lo más crudo de la pandemia.

/ Hospital Clínico de Barcelona

A partir de ahí. este grupo promotor desarrollará una propuesta inicial que ponga en valor los puntos fuertes de la capital aragonesa para albergar la agencia, a la espera de que el Ministerio de Sanidad establezca oficialmente los requisitos que deberá tener la candidatura. En una segunda fase, que comenzará en breve, se incorporarán todas las instituciones que puedan jugar un papel relevante en la propuesta.

Comunidad Valenciana reitera su interés

Comunidad Valenciana es otra de las regiones que antes mostró su interés por acoger este centro estatal. A preguntas de este diario, desde la Consejería de Sanidad reitera esa disponibilidad. Otra región que apuesta fuerte es Andalucía. La consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha destacado que hará un propuesta "muy potente, por escrito y argumentada" para ser la sede de la Agencia, con Granada como prioridad. Precisamente la misma candidatura que, antes, había defendido la secretaria de Acción Institucional y Municipalismo de Podemos Andalucía, Alejandra Durán por la trayectoria de la provincia andaluza como referente en la investigación sanitaria.

Andalucía ha estado trabajando de forma interna en un cronograma y en la base del proyecto, "con la poca información que tenemos y ha dado a conocer el Ministerio".

Desde Salud y Consumo explican a este diario que, en esta comunidad, no hay un comité como en Aragón, sino un grupo de trabajo establecido, que lo encabezan el secretario general y el director general de Salud Pública, Isaac Túnez y Jorge del Diego, respectivamente. Ese grupo ha estado trabajando de forma interna en un cronograma y en la base del proyecto, "con la poca información que tenemos y ha dado a conocer el Ministerio", se quejan. Hasta que el departamento de Carolina Darias no informe sobre los requisitos o las características, añaden, no van a constituir un comité.

Asturias también se ha ofertado para acoger la sede. Así lo confirmó el pasado viernes el consejero de Salud, Pablo Fernández, tras participar en Santiago en el Consejo Interterritorial. Precisamente el mismo día que se conocía que Galicia también se postulaba en la misma dirección, según confirmó el consejero de Sanidad, Julio García Comesaña.

Retraso en su puesta en marcha

Sobre cuándo nacerá la AESAP, los expertos consultados por este diario aseguran que ya va con retraso. La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) es una de las sociedades científicas que, en su momento, elaboró un informe con puntos concretos para facilitar las decisiones sobre cómo debe articularse la nueva entidad. Un documento que también se envió a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y a la Comisión de Sanidad del Senado.

Un enfermero administra una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

/ EPE

El profesor Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante), fue el encargado de coordinar al equipo de una treintena de expertos de diversos ámbitos que redactaron esa propuesta. El pasado verano advertía en las páginas de este periódico que, por los plazos que se estaban barajando, su creación no era inminente.

Noticias relacionadas

En la misma línea, Joan Carles March, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) señala que la Agencia Estatal "sin duda, se va al 2023". Añade, en cuanto a las candidaturas, que "lo primero que debería tener una ciudad o una comunidad autónoma es una buena salud pública. Es evidente que no todas las comunidades han demostrado en esta pandemia tener la mejor".

Joan Carles March apunta a Aragón, Asturias, Galicia o Andalucía como comunidades que pueden ser buenas candidatas.

Una cuestión importante, reseña, es que esa ubicación tenga "algún centro que ayude a tener una buena salud pública". Apunta a Cataluña, que tiene "un buen sistema de vigilancia y además tiene centros tanto el ISglobal como universidades"; a Valencia que "tiene buenos centros universitarios", a Aragón, con su instituto de salud pública o a Asturias, que "ha hecho una buena gestión de la pandemia". Galicia también podría ser una buena opción y Andalucía, cuenta con la Escuela Andaluza de Salud Pública, precisamente en Granada, que es centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un valor añadido, concluye.