CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno busca acabar con la precariedad: el 50% de los médicos tienen un contrato temporal

  • La Organización Médica Colegial aplaude la aprobación por el Consejo de Ministros de la reforma del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud que estabilizará el empleo a 67.000 trabajadores.

  • Desde el Consejo General de Enfermería o asociaciones en defensa de la sanidad pública advierten que la medida "no supone un sólo trabajador más" en el sistema sanitario.

  • Comunidades como Andalucía, Madrid o Galicia critican una iniciativa que, dicen, es una "adaptación técnica" de la normativa general aprobada por el Gobierno en 2021 por exigencia de la Unión Europea. 

Sanitarias durante la primera ola de la pandemia en el Hospital Clínic de Barcelona.

Sanitarias durante la primera ola de la pandemia en el Hospital Clínic de Barcelona. / Francisco Avia

8
Se lee en minutos

El Gobierno quiere poner fin a la "precarización en la sanidad". El Consejo de Ministros aprueba este martes la reforma del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud que impedirá que un sanitario esté más de tres años trabajando con contrato de interinidad sin ser funcionario y que, además, estabilizará el empleo a 67.000 trabajadores en la sanidad pública. Una iniciativa que ha sido aplaudida por entidades como la Organización Médica Colegial de España (OMC) que, recuerda, el 50% de los profesionales tienen contratos temporales. Pero que también ha sido puesta en entredicho por varias comunidades gobernadas por el PP que, como Galicia, dicen que es tan sólo una "adaptación técnica" de la normativa general aprobada por el Gobierno en 2021 por exigencia de la Unión Europea

"Este próximo martes, en el Consejo de Ministros, vamos a aprobar la mayor estabilización de los profesionales sanitarios de la historia del Sistema Nacional de Salud desde su creación. Vamos a estabilizar a 67.300 profesionales sanitarios de todos los niveles y de todo el conjunto de la Administración", anunciaba hace apenas unos días el presidente Pedro Sánchez. Una iniciativa que obedece al "compromiso del Gobierno de España con la estabilización, con el fin de la precarización laboral".

"El real decreto viene a intentar solucionar una de las grietas esenciales que tiene nuestro Sistema Nacional de Salud, que no es otra que la precariedad", dice el presidente de la OMC.

Las primeras reacciones a la aprobación del real decreto que cambia el estatuto del personal sanitario para que los contratos de interinidad no puedan durar más de tres años no se han hecho esperar. En una valoración para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, Tomás Cobo Castro, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) señala que el real decreto -que verá a luz antes del 9 de julio- es una buena noticia para los profesionales sanitarios en general, pero en particular para los médicos, porque viene a intentar solucionar una de las grietas esenciales que tiene nuestro Sistema Nacional de Salud, que no es otra que la precariedad".

El presidente de los médicos alude a una fecha concreta porque este 8 de julio vence el plazo para que España adapte su normativa y cumpla con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el abuso de la temporalidad en el empleo público. En el caso de los sanitarios, las tasas de temporalidad, sobrepasan, en algunas comunidades y en determinadas especialidades, como Urgencias, el 50%.

El doctor Cobo recuerda que el 50% de los médicos en España tienen un contrato precario. "Es cierto que viene como consecuencia de la presión de la UE, pero es cierto también que el Ministerio ha hecho un trabajo de consenso dentro del Consejo Interterritorial y con los sindicatos. Veremos cual es su aplicación y su eficiencia final pero de entrada, sí. Es una buena noticia".

Enfermeras eventuales e interinas

En la misma línea se pronunciaba este lunes el presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, quien señalaba que para las enfermeras que trabajan "eventuales e interinas, con contratos temporales, por días, por semanas, sin ningún tipo de estabilidad laboral es una gran noticia que, por fin, se intente acabar con la enorme precariedad que arrastra nuestro sistema sanitario".

"No supone la creación de ningún puesto de trabajo nuevo, son plazas que actualmente ocupan enfermeras eventuales", dice el CGE.

Para el CGE, dado el déficit de enfermeras en España "no tiene ningún sentido que haya contratos interinos durante años sin tener estabilidad en el empleo, lo lógico es lo que se va a realizar y hacer fijos a los interinos que llevan años ocupando estas plazas". Desde el órgano colegial recuerdan, eso sí, que este proceso de estabilización "no supone la creación de ningún puesto de trabajo nuevo, son plazas que actualmente ocupan enfermeras eventuales e interinos a los que se les dará estabilidad laboral".


/ EPE

El órgano colegial recuerda que, en España, sigue habiendo escasez enfermeras: cuenta con una ratio de algo más de 6 (6,25) enfermeras/os por 1.000 habitantes cuando la media europea es de casi 9 (8,7) enfermeras/os por 1.000 habitantes, lo que nos sitúa en los últimos puestos en base a esta clasificación y muy por detrás de países que superan las 12 enfermeras/os por cada mil habitantes, como Bélgica, Finlandia, Dinamarca, o Irlanda. Este fue, de hecho, uno de los motivos que provocó la manifestación enfermera del pasado 18 de junio en Madrid, en la que más de 8.000 de estas profesionales recorrieron el centro de la capital pidiendo acabar con este déficit estructural y crónico de plantillas.

Defensa de la sanidad pública

Para otras entidades, como la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) la aprobación del real decreto es una "excelente noticia" ya que, resaltan, muchos de estos trabajadores sanitarios encadenaban contratos o tenían una situación de temporalidad durante más de 10 años. La FADSP asegura que se ha llegado hasta este escenario por el "incumplimiento sistemático" por parte de las administraciones sanitarias de realizar concursos periódicos para cubrir las vacantes que habían llegado a provocar que el 41,9 % de los trabajadores sanitarios no eran fijos en 2002 y que esta regularización ha venido obligada por una sentencia de los tribunales de la Unión Europea.

Protesta de sanitarios en Madrid.

/ CCOO

Ahora bien, la FADSP avisa: esta consolidación "no supone un sólo trabajador más" en el sistema sanitario, por lo que consideran que van a continuar las "carencias" en personal que impiden a la sanidad pública responder "adecuadamente" a las necesidades de salud de la población. "No se entiende bien el triunfalismo que se exhibe en el anuncio de esta consolidación de empleo. Necesitamos un compromiso más decidido con la sanidad pública, que pasa necesariamente por aumentar sus plantillas", ha zanjado la organización.

Las comunidades, en pie de guerra

Por parte de las comunidades autónomas, las críticas al anuncio de Sánchez no se han hecho esperar. Esta misma mañana, el Gobierno gallego recordaba que tiene en marcha ya todos los procesos de empleo público que permitirán que la tasa de temporalidad en la sanidad pública se sitúe por debajo del 4%. Desde el ejecutivo autonómico ponen en valor que ese objetivo de estabilización responde a las medidas que la Xunta ha adoptado en los últimos años.

En este contexto, señalan desde la Xunta, la aprobación de la reforma del Estatuto Marco que el Gobierno aprobará hoy no es más que "la adaptación técnica", para el personal del Sistema Nacional de Salud, de la normativa general aprobada por el Ejecutivo en 2021 por exigencia de la Unión Europea.

Desde el punto de vista del gobierno gallego, se ha perdido la oportunidad de hacer "una reforma más profunda y necesaria" de la normativa: por ejemplo, para incentivar la provisión de plazas de difícil cobertura, una reforma que se acordó por unanimidad del Consejo Interterritorial de 28 de abril de 2018 y que, señalan desde el Ejecutivo autonómico, sigue pendiente.

Andalucía saca pecho

Por su parte, en Andalucía, el mismo día en que el Consejo de Ministros va a aprobar hacer fijos a 67.300 sanitarios, su Ejecutivo ha señalado este martes que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) "está en proceso de estabilizar en su empleo a más de 67.000 profesionales gracias a las últimas ofertas de empleo público convocadas y a las contrataciones de larga duración realizadas desde 2019".

La Consejería de Salud y Familias de Andalucía detalla que la Oferta de Empleo Público de 2019 a 2022 ha supuesto ofertar un total de 41.657 plazas fijas.

La Consejería de Salud y Familias ha detallado que la Oferta de Empleo Público de 2019 a 2022 "ha supuesto ofertar un total de 41.657 plazas fijas a las que se suman las 25.400 interinidades en ese mismo periodo. Estos datos suponen, según el departamento que encabeza Jesús Aguirre que el 68% de la plantilla estructural que había en 2018 contará con empleo estable.

Madrid habla de "apropiación indebida"

En la misma línea se han pronunciado otras comunidades. Este lunes, en Madrid, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, criticaba la nueva "apropiación indebida" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar que hará fijos a 67.300 sanitarios para acabar con la "precarización en la sanidad" cuando es un "mandato de Europa". El consejero ha subrayado que la estabilización del sector público se hace por un mandato europeo a los estados y responde a la Ley 20/2021 de disminución de la temporalidad. "Somos las comunidades autónomas las que hemos negociado", ha subrayado Ruiz Escudero.

Madrid presume de medidas con las que pasará del 55% de fijeza al 83% en 2024.

El consejero ha recalcado que el objetivo de las medidas que se han llevado a cabo en la comunidad implican pasar del 55% de fijeza al 83% en 2024 y ha recordado que se ha negociado con los sindicatos la estabilización en el empleo de 9.577 plazas para profesionales de todas las categorías profesionales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). Estas plazas, desgranó, sumadas a las otras 23.049 vía Ofertas Pública de Empleo (OPE), ofrecen un total de 32.000 plazas.

A su vez, el conseller de Salut de Cataluña, Josep Maria Argimon, calificó la medida de "un anuncio más" de Pedro Sánchez. El responsable de la política sanitaria catalana ha señalado que las previsiones de su departamento es que a finales de 2024 la temporalidad del personal sanitario del sector público en la comunidad se reduzca al 8%. Argimon ha insistido en el problema de "infrafinanciación crónica" que sufre la sanidad.

Noticias relacionadas