FORMACIÓN ESPECIALIZADA

Extremadura, Murcia, Andalucía, Cantabria... los hospitales se quedan sin anestesistas

Sanitarios en un quirófano.

Sanitarios en un quirófano. / Joan Cortadellas

  • Anestesiología, Psiquiatría y Medicina de Familia están entre las tres especialidades con mayor déficit de profesionales.

  • El presidente de SEDAR, el doctor Javier García, asegura que Sanidad no oferta suficientes plazas, pero también se trata de un problema de presupuesto.

  • En la sanidad pública trabajan 8.000 anestesiólogos y 1.000, en la medicina privada: "Somos los que estamos antes, durante y después en una operación para garantizar la seguridad del paciente", señala el médico.

6
Se lee en minutos

La sanidad española tiene en activo unos 9.000 anestesistas: 8.000 en los hospitales públicos y 1.000, en los privados. No son suficientes. Junto a Psiquiatría y Medicina de Familia, Anestesiología sigue siendo una de las tres especialidades médicas con mayor déficit de profesionales. La falta de especialistas en diferentes comunidades autónomas -Extremadura, Murcia, Cantabria, Baleares, Castilla y León, Andalucía...-saca a la palestra un problema que analiza para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA el doctor Javier García Fernández, presidente de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR). Indica que no se ofertan suficientes plazas por razones presupuestarias y de voluntad política. "La anestesia sigue siendo tan peligrosa como hace cien años. La diferencia está en que la formación que tienen ahora los profesionales, en España, es excelente", asevera el médico.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) convocaba a comienzos de junio un concurso público para cubrir el déficit de estos profesionales en el Hospital Universitario de Cáceres. El SES ha justificado la necesidad de externalizar parte del servicio porque, de la casi treintena de profesionales que tiene el centro sanitario, algunos tienen reducción de jornada, otros no hacen guardias o faltan interinidades por cubrir. Una situación que ha provocado que la programación quirúrgica haya bajado un 26% desde julio de 2021.

El doctor Javier García, presidente de SEDAR.

/ SEDAR

El Servicio Murciano de Salud (SMS), por su parte, también ha recurrido a Unidades Funcionales o contratos compartidos para cubrir la escasez de profesionales en las áreas de salud con más problemas, entre otros anestesiólogos. En Castilla y León, faltan anestesistas en el hospital de Salamanca; en Cantabria, el Hospital Comarcal de Laredo suple la ausencia de estos profesionales con las derivaciones temporales de médicos del Hospital Valdecilla (Santander); en Andalucía, el Sindicato Médico de Málaga ha denunciado que, de cara al verano, también hay carencia de estos especialistas y, en Baleares, el Hospital Can Misses (Ibiza) ha recurrido a anestesistas de Mallorca para cubrir vacantes.

Enorme demanda de especialistas

Anestesiología es una especialidad con una enorme demanda en todo el territorio nacional. Sin embargo, tal y como detalla el presidente de SEDAR, el doctor Javier García, un informe de marzo de 2022 del Ministerio de Sanidad, muestra que, junto a Psiquiatría y Medicina de Familia, es la especialidad con mayor déficit de profesionales. En ese último documento, incluso, se reconoce que harían falta hasta un 10% más de especialistas -en España hay 8.000 en la sanidad pública- para cubrir la demanda asistencial. El problema, precisa el médico, es mayor en los hospitales comarcales.

"No entendemos porqué no ofertan el cien por cien de las plazas que ya están acreditadas", señala el médico sobre el Ministerio de Sanidad.

¿Y cuáles son las razones?. El presidente de SEDAR y jefe de Servicio del madrileño Hospital Puerta de Hierro, que es miembro de la Comisión Nacional de la Especialidad de Anestesia, -de la que forman parte profesionales de trece comunidades autónomas y de la sociedad científica-, se explica: "El problema es un tanto curioso. El Ministerio de Sanidad hace cada cierto tiempo, alrededor de cinco años, unos estudios, que llaman de 'Oferta y necesidad de especialistas', que se basan en muestreo en diferentes comunidades. Se puede pensar que la Comisión Nacional no autoriza un número suficiente de plazas formativas, pero este no es el caso de anestesiología".

Dos sanitarios en un quirófano.

/ EPE

La Comisión de la que forma parte, abunda, "tiene clarísimo que tenemos que hacer todo lo posible por acreditar todas aquellas unidades que creamos que tienen que hacerlo. Y hacemos un trabajo exhaustivo. A fecha de hoy, con un informe nuestro al ministerio, están acreditadas de forma real 421 plazas en grandes hospitales públicos. Y la oferta que ha hecho para el año que viene, son sólo 407 plazas", enumera. Algo que, explica, "viene sucediendo desde hace años, ofertan quince o veinte plazas menos. Si vas sumando -el número total medio que se ha venido formando por año son 400 médicos anestesiólogos, puntualiza- salen las cuentas. No entendemos porqué no ofertan el cien por cien de las plazas que ya están acreditadas y que, además, seguirán acreditándose en un futuro".

Un problema presupuestario

El presidente de SEDAR apunta que la razón es, básicamente, un problema presupuestario y de falta de voluntad política: "Si yo puedo elegir formar a 421 profesionales y sólo oferto 407 es porque me ahorro dinero". Pero, además, apunta también a las comunidades autónomas: "¿Cuántas plazas financia cada autonomía?. Al final, se dan desigualdades entre unas comunidades y otras", afirma. El médico pone el ejemplo de regiones que lo hacen mejor, como Madrid: "Es un sitio privilegiado. Pero casi una excepción. En el resto de España, tradicionalmente en Andalucía, Murcia, Cataluña...faltan anestesiólogos. Realmente es un problema importante que se va agravando año a año".

"Si las condiciones laborales que ofrecen las comunidades fueran las adecuadas, ese déficit sería relativo", afirma el especialista.

La carencia es mayor en los hospitales comarcales, añade. "En los hospitales grandes no suele haber problema porque es donde se forma a un mayor número de residentes. También hay que entender que cuando se dice que faltan anestesistas, si las condiciones laborales que ofrecen las comunidades fueran las adecuadas, ese déficit sería relativo, pero a veces se están dando casos de contratos de mes a mes", apunta el doctor Javier García.

En los años 60, se moría uno de cada mil pacientes por causas directas relacionadas con la anestesia y hoy es segura "por la formación de sus profesionales".

"Queremos que la población sepa quienes somos y en qué podemos ayudarles", continúa diciendo el presidente de esta sociedad científica. Porque, asegura, su trabajo no siempre está reconocido. Pone en valor su especialidad: "Nuestra profesión es garantizar la seguridad de los pacientes en todo el proceso quirúrgico. Somos los que estamos antes, durante y después en una operación. La mejor seguridad para un paciente es que haya un buen anestesiólogo formado, no soluciones imaginativas de que empiecen a sedar los neumólogos, a hacer anestesias un cardiólogo...Por eso es muy importante contar con el máximo número de plazas MIR en anestesistas para no hacer chapuzas administrativas y comprometer esa seguridad. Nos ha costado mucho llegar hasta aquí", admite.


/ EPE

El presidente de SEDAR se remite a "la época de nuestros abuelos, cuando la anestesia daba miedo". Alude a las publicaciones que documentan que, en los años 60, se moría uno de cada mil pacientes por causas directas relacionadas con la anestesia. "La anestesia sigue siendo tan peligrosa como hace cien años. Avances en farmacología no ha habido tantos, sí en monitorización, pero la gran diferencia es que la formación que tiene un especialista ahora en España es excelente", resalta. Son profesionales con competencias en cardiología, de medicina interna en un quirófano o cuidados intensivos relata y recalca el papel que estos especialistas llevaron a cabo durante la pandemia de coronavirus. "Ahora la anestesia es una situación segura", concluye.

Noticias relacionadas