RECORTES SANITARIOS

El Defensor del Pueblo investiga "retrasos de meses" en la atención de la salud mental de los mutualistas

  • La institución también ha pedido información complementaria sobre la atención especializada en las zonas rurales en municipios de menos de 20.000 habitantes.

  • Ángel Gabilondo ya había iniciado actuaciones de oficio con las mutuas en relación con los recortes detectados y que estaría afectando, sobre todo, a las especialidades de oncología y psiquiatría, así como a los servicios de diálisis.

Concentración de funcionarios ante la sede de Muface.

Concentración de funcionarios ante la sede de Muface. / CSIF

3
Se lee en minutos

El Defensor del Pueblo ha pedido información a las mutuas -MUFACE, MUGEJU e ISFAS- sobre la demora "de meses" para que funcionarios, policías o guardia civiles puedan recibir asistencia en el ámbito de la salud mental por parte de las entidades aseguradoras concertadas por las mutuas. Así lo ha trasladado la institución a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que lleva meses denunciando los recortes sanitarios que sufre el colectivo. El sindicato ha vuelto a reclamar al Consejo General de Muface más financiación y abrir la posibilidad de que los mutualistas puedan cambiar de entidad o al Sistema Nacional de Salud varias veces al año.

La comunicación del Defensor del Pueblo se produce tras la reunión que mantuvo el sindicato con la adjunta primera, Teresa Jiménez-Becerril. Un encuentro en el que le trasladaron más de 5.000 quejas recibidas por particulares, basadas fundamentalmente en la reducción de cuadros médicos, retirada de centros hospitalarios, falta de especialistas y problemas para la autorización de intervenciones.

Ya el pasado febrero, el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, había iniciado actuaciones de oficio con la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), de la Justicia (MUGEJU) y de las Fuerzas Armadas (ISFAS) para solicitar información sobre los recortes detectados tras la firma de un nuevo concierto con aseguradoras privadas para la prestación de asistencia sanitaria a un modelo, el mutualismo, al que están suscritos 1,77 millones de personas en España.

Oncología y psiquiatría

Según los datos de los que disponía la institución, y como denunciaban desde comienzos de año los sindicatos, las entidades privadas están dando de baja a médicos y hospitales que atienden a los mutualistas. Esta situación estaría afectando sobre todo a las especialidades de oncología y psiquiatría, así como a los servicios de diálisis.

El pasado abril, CSIF, junto a JUPOL, sindicato mayoritario en la Policía Nacional, y JUCIL, la organización con mayor representación en la Guardia Civil, presentaban los resultados de una encuesta donde se recogían miles de quejas por los esos recortes sanitarios: hasta el 50% de los encuestados denunciaban que se les ha recortado esa atención sin previo aviso. Especialmente "sangrante", criticaban las organizaciones, son las quejas recibidas por parte de pacientes oncológicos.

Atención en zonas rurales

Los sindicatos llevan meses criticando la "infrafinanciación" por parte del Gobierno del modelo de asistencia sanitaria. Ya en abril entregaron al Defensor del Pueblo miles de quejas. Ahora, la institución les ha comunicado que también ha solicitado información complementaria sobre la atención especializada en las zonas rurales, en concreto, en municipios de menos de 20.000 habitantes.

Las tasas de suicidio entre policías o guardia civiles son altísimas: muy por encima de la media de la población general.

Al Defensor del Pueblo le preocupa también otro aspecto importantísimo: la demora "de meses" para acudir a una consulta especializada en salud mental. El suicidio entre los agentes que trabajan en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es un problema gravísimo. La media de personas que se quitan la vida en este ámbito laboral ronda la cifra de 30 cada año en España, muy por encima de la media de la población general.

El Defensor del Pueblo tiene previsto abogar para que los mutualistas y beneficiarios puedan usar el 112 para solicitar la asistencia sanitaria urgente.

El Defensor recuerda en su escrito a CSIF que el modelo de mutualismo administrativo y los conciertos "en modo alguno pueden suponer una menor cobertura asistencial". Esta institución también se ha interesado por la posibilidad de que los mutualistas tengan la posibilidad de optar por el sistema sanitario público o bien a otra entidad aseguradora concertada más de una vez al año. El Defensor del Pueblo asimismo tiene previsto abogar para que los mutualistas y beneficiarios puedan utilizar el teléfono de emergencias 112 para solicitar la asistencia sanitaria urgente

Noticias relacionadas