SANIDAD

Francisco Pascual: "Los políticos tienen miedo de meterse con el alcohol por los 'lobbys'"

Presidente de Socidrogalcohol, una de las 39 sociedades científicas que ha orientado a Sanidad en su anteproyecto de ley de prevención del consumo de alcohol en menores, advierte que la futura normativa se olvida de los mayores

Francisco Pascual: "Los políticos tienen miedo de meterse con el alcohol por los 'lobbys'"
10
Se lee en minutos

El Ministerio de Sanidad trabaja en la redacción de su anteproyecto de ley de prevención del consumo de alcohol en menores. Un total de 39 entidades científicas han presentado aportaciones para orientar al departamento que dirige Carolina Darias en su elaboración. Sugieren que incorpore un aumento del precio de las bebidas alcohólicas, de la edad de inicio de consumo o el control de los puntos de venta para luchar contra el botellón.

Entre esas sociedades está Socidrogalcohol. Su presidente, el doctor Francisco Pascual, conversa con el EL PERIÓDICO DE ESPAÑA sobre la futura normativa. Valora que las iniciativas se centren en los menores, para prevenir, pero echa en falta que no se hable del problema en los adultos. Critica el "miedo" de los políticos a la presión de los 'lobbys' y denuncia "la hipocresía de la sociedad" en torno al alcoholismo.

"¿Por qué sólo alcohol y menores? Se debería plantear el incremento de la percepción de riesgo y para ello es importante implicar a toda la sociedad". Es la primera de las "otras consideraciones" que Socidrogalcohol ha enviado al Ministerio, junto a 29 puntos muy concretos centrados en cómo prevenir el consumo entre los más jóvenes, cuando se ha recabado su parecer para trabajar en el anteproyecto de ley.

Hay más consideraciones extra. La primera mencionada deja claro lo que Francisco Pascual opina de la normativa que se pueda desarrollar. "Poner una ley de alcohol y menores sin solucionar el resto, que es donde está el grueso...Lo entiendo. Lo primero es prevenir, pero si prevenimos, pero por otro lado estamos incitando, pues nos vamos a casa", empieza señalando el experto.

"Sino se actúa sobre la gente mayor, vamos a desaprovechar un buen momento"

Porque, asegura, en la sociedad española, existe "mucha hipocresía en torno al alcohol". Y lo fundamenta: "Es muy vergonzante pensar que la gente no sabe beber. Como si esto no fuese una sustancia que provoca dependencia. El tema no va solamente de los menores. Sino se actúa sobre la gente mayor, vamos a desaprovechar un buen momento". Por eso, añade, en esas "otras consideraciones" que enviaron al Ministerio que dirige Darias, más allá de los puntos relativos a la prevención en jóvenes, apuntan la necesidad de "desvincular a la industria alcoholera de los programas de prevención, esto es establecer un doble juego".

Mensajes equívocos

En el documento, al que ha tenido acceso este diario, Socidrogalcohol asegura que "los intereses económicos y los de salud suelen no encajar bien en el contexto de promoción de la salud. La visión social es la que resulta de mientras eres menor no consumas, puedes tener efectos, pero con la mayoría de edad el mensaje es: 'Bebe con moderación, es tu responsabilidad'". Pascual se muestra muy crítico: "Es una falacia, un contrasentido". Para esta entidad científica, "no deja de ser una estrategia comercial para desvincularse de la nocividad de una sustancia que no aporta nada a la salud".

Terraza de un bar en Sevilla.

/ María José López/EP

Con los últimos datos oficiales disponibles, de 2021, el alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida por la población general en todas las edades en España: el 93 % consumió alcohol alguna vez en su vida, el 77,2 % durante el último año y el 63 % durante el último mes. Este consumo no ha disminuido en los últimos veinte años. Es más, un 8,8 % declaró consumir a diario.

Un anteproyecto guardado en un cajón

El anteproyecto de ley de prevención de consumo de alcohol en menores no es novedoso. Es decir, anteriores gobiernos ya trabajaron en esta dirección. Pero, más de una vez, señala Pascual, quedó "guardado en un cajón". Ahora sí, le consta que Sanidad, a través de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, quiere sacarlo adelante.

De hecho, el ministerio cerraba el 8 de abril la consulta pública, previa a la elaboración del anteproyecto de ley, según el mandato de la Ponencia 'Alcohol y Menores', aprobada en las Cortes, para recabar la opinión y las contribuciones de los sujetos, de las organizaciones y de las asociaciones potencialmente afectadas por la futura norma, que se quiere tener aprobada en la presente legislatura (es decir, si ésta agota los plazos, antes del otoño de 2023).

El doctor Francisco Pascual.

/ Socidrogaalcohol

La normativa da lugar a que Francisco Pascual realice un relato de lo sucedido en los últimos años en torno al consumo de una sustancia especialmente nociva, reseña. "Esto arrancó cuando Mariano Rajoy era ministro de Interior. Hablamos de hace veintipico años. Siempre han dicho: 'Vamos a hacer una ley de menores, la ley del vino, la ley de no se cuántos...' y han ido cambiando los nombres, cuando era una falacia, sólo era para intentar, de alguna forma que preponderase el interés de los 'lobbys' económicos frente al interés de la salud", declara.

El doctor Pascual insiste: "Los políticos tienen miedo de meterse en este tema por los 'lobbys', que fueron los que pararon, por ejemplo, el etiquetado en el Parlamento Europeo cuando allí se hablaba de la relación que hay entre el cáncer y las bebidas alcohólicas. Entonces no se hablaba de menores. Entonces sale Dolors Montserrat (ex ministra de Sanidad del Gobierno de Rajoy) diciendo que quieren criminalizar el vino, o José María Aznar que nadie le va a decir lo que tiene que beber o Rajoy diciendo: '¡Viva el vino!'....o, ahora, Isabel Díaz Ayuso, que no se qué".

"Como problema de salud, sólo lo abordamos profesionales, pacientes y algún familiar. Y no despierta ningún otro interés"

Sin embargo, el presidente de la sociedad científica asegura que ese posicionamiento no ha sido exclusivo del Partido Popular. "Desde el PSOE europeo se estaba por la labor de apoyar el minimizar el consumo del alcohol, pero no de hablar del alcohol como un agente tóxico del que se debe informar y medir. Aunque, unos van más al otro extremo, como si traicionasen a los fabricantes", indica.

Por eso, considera que el alcoholismo es un tema silenciado por la sociedad española. "Como problema de salud, sólo lo abordamos personas afectadas, profesionales que trabajamos en esto, pacientes y algún familiar. Y punto. Y no despierta ningún otro interés. Se quiere normalizar nuestra droga cultural. Mira las estadísticas, no hay descensos significativos en todas las series que tenemos, ni en adultos ni en menores".

Percepción de riesgo

Si se habla de los más jóvenes, la futura norma en la que trabaja Sanidad busca proteger a los menores frente a las "consecuencias negativas del consumo de alcohol", e "incrementar" la "percepción del riesgo". Sobre la necesidad y oportunidad de su aprobación, el departamento que dirige Darias defiende la urgencia de adoptar medidas preventivas "eficaces" para evitar la "problemática" asociada al consumo de alcohol en los cada vez más jóvenes bebedores.

El 74 % de los estudiantes de entre 14 y 18 años dice haber probado alguna vez en la vida el alcohol

Una urgencia, la de sacar adelante esa ley, más que justificada si se ponen sobre la mesa los datos de la última 'Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (Estudes): en España existe un consumo "relevante" de bebidas alcohólicas en este colectivo pese a estar prohibida la venta a menores. Así, el 74 % de los estudiantes de entre 14 y 18 años dice haber probado alguna vez en la vida el alcohol, el 70% ha consumido en el último año y el 54%, en el último mes, mientras un 48% dice haberse emborrachado alguna vez en la vida, el 39% en el último año, y el 23% el último mes. Con los mismos datos, la edad de inicio sigue siendo muy precoz, tanto para el consumo ocasional, con 14 años de media, como para el más habitual, con 15,2 años con periodicidad semanal.

Para defender la norma Sanidad asegura que existe una "amplia evidencia científica, cada vez más precisa y abundante", sobre la "especial vulnerabilidad" de los menores al consumo de bebidas alcohólicas "por estar en etapas de desarrollo en las que la maduración física, psíquica y social no se ha completado". El hígado, el páncreas y especialmente el cerebro todavía se están desarrollando y madurando, recuerda el gabinete de Darias.

Un grupo de personas brinda con copas de vino. 

/ Kelsey Knight (Unsplash)

Aportaciones de las sociedades

Socidrogalcohol es una de las 39 sociedades científicas que ha enviado sus aportaciones -un total de 29 puntos- al Ministerio para colaborar en la redacción de la futura normativa. En el caso de los menores, sugieren la probabilidad de reevaluar e incrementar la edad legal de consumo -como ya se ha establecido en otros países, a tenor de la madurez neuronal-; insistir en el etiquetado de las bebidas alcohólicas con especial énfasis en los efectos sobre los menores; establecer un precio mínimo de las bebidas, con la idea de disminuir los consumos globales o incrementar el control sobre las ventas en los menores.

Además, esta sociedad científica fundada en 1969, subraya aspectos relevantes como prohibir el consumo en la calle -haciendo especial hincapié en los botellones; la publicidad y venta de bebidas incluyendo las de bajas graduación, y de bebidas 0,0 en eventos susceptibles de asistir menores; la apertura de nuevos locales en un espacio cercano a un colegio o instituto o la obligación de que en todos los locales comerciales donde se vendan productos alcohólicos (supermercados, tiendas, bares...) el cliente no pueda acceder directamente a ellos (por ejemplo, en supermercados los productos estén bajo llave).

También, aconsejan facilitar la implicación de los padres, especialmente en casos de incumplimientos y en los programas de prevención familiar; el control y seguimiento de los menores con Intoxicaciones Etílicas Agudas (IEA), especialmente en caso de reincidencia y, en el caso de los menores de edad que acuden a Urgencias por este motivo, establecer un sistema de derivación a recursos preventivos que incluya también a sus padres/tutores y que lleve asociado una sanción económica en caso de incumplimiento. 

Unos adolescentes en un botellón.

/ EPE

La elaboración del documento de Socidrogalcohol, explica su presidente, se realizó con las aportaciones de las delegaciones autonómicas de la sociedad científica, con sede en Barcelona. "Entre todos hemos componiendo una serie de puntos que creíamos que debía componer porque, claro, no es que el Ministerio ni la Delegación del Gobierno nos mandase un borrador, sino ese esquema que ponía cuatro puntos de partida y, a partir de ahí, hemos hecho las aportaciones que creíamos".

"Las ordenanzas de venta de alcohol en la calle deben estar unificadas: no prohibirlo en unos sitios y en otros permitir botellódromos"

Sobre los puntos concretos en los que han trabajado, el doctor Francisco Pascual hace hincapié "en el cumplimiento de las ordenanzas. Deben estar unificadas, lo que no puedes hacer es decir: prohibimos la venta alcohol en la calle en unos sitios y en otros no, e incluso hay botellódromos. Si está prohibido habrá que poner un régimen de sanciones sobre los infractores. Los padres también tienen una responsabilidad importante".

"Si se prohíbe para menores, no sirve que se deje beber en los Sanfermines, por ejemplo"

Pide, también, que no se hagan excepciones en cuanto al consumo: "Si se prohíbe en determinadas circunstancias y para menores, no me sirve que se deje beber en los Sanfermines, por ejemplo. No tiene ningún sentido". En cuanto al tema de las sanciones, que no sólo sean multas económicas, que también haya trabajos para la comunidad o que, cuando se aborda el consumo en menores, se aborde desde una perspectiva de salud. "Si se habla de botellón, siempre ha preocupado más la suciedad de la plaza donde se hace que el hecho de tener que poner ambulancias por si hay un coma etílico", critica Francisco Pascual.

Noticias relacionadas