COVID 19

Quique Bassat: "El aumento de casos es más que notable y eso hace que hablemos ya de séptima ola"

El rápido crecimiento de casos hace dudar entre un repunte brote puntual o una séptima ola de coronavirus

Un hombre se somete a un test de coronavirus

Un hombre se somete a un test de coronavirus / EPE

1
Se lee en minutos
EPE

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre si se trata de una séptima ola o de una nueva fase de la pandemia, pero lo que sí está claro es que los contagios están repuntando. Sanidad notificó el pasado viernes 55.578 casos de covid en España, al mismo tiempo que los ingresos hospitalarios han subido un 65% en el último mes, situándose en un "riesgo medio". Eso sí, la ocupación de UCI se encuentra "en niveles bajos", según Sanidad.

En concreto, el departamento dirigido por Carolina Darias informó de 6.858 personas hospitalizadas en España, 496 más que el viernes anterior. Asimismo, la incidencia acumulada en personas mayores también ha crecido en la última semana, un 20,2%, hasta registrar  los 813,22 casos por cada 100.000 habitantes.

A la vista de estos datos, el virólogo y epidemiólogo de ISGLOBAL, Quique Bassat, ha alertado de que el "aumento de casos es más que notable y eso hace que hablemos ya de séptima ola". Eso sí, no se sabe hasta cuándo van a seguir creciendo los contagios o si se trata solo de un brote puntual, ha matizado. "Ahí es donde se encuentra la gran duda que, previsiblemente, resolveremos en las próximas semanas con la evolución epidemiológica".

Varias autonomías, ante este incremento ingente en los casos, han pedido inocular una cuarta dosis a los mayores de 80 años. Es el caso de Asturias, Galicia o Andalucía. Otras optan por esperar unos meses como Madrid, que propone que el mes de otoño sea la fecha posible para la cuarta dosis.

Al hilo de esto, son cada vez más los epidemiólogos que reclaman replantearse esta relajación de las medidas y dar marcha atrás. Sanidad, sin embargo, llama a mantener la calma y continuar con la actual estrategia. Mientras tanto, pese a que su efectividad para detectar la variante ómicron es relativa, las ventas de test de antígenos han vuelto a dispararse, hasta el punto de que farmacias de varias provincias empiezan a avisar de que pueden llegar a quedarse sin existencias, como ocurrió a comienzos de la sexta ola. 

Noticias relacionadas