CONSUMO

Alerta por los complementos adelgazantes de venta online: la mitad no están autorizados por Sanidad

  • OCU participa en un análisis con Bélgica e Italia y analiza 20 adelgazantes adquiridos en páginas españolas que presumen de eficacia o resultados rápidos.

  • Más de la mitad de estos suplementos no están autorizados para ser vendidos en nuestro país por lo que la organización pide un mayor control a las autoridades sanitarias.

Los suplementos adelgazantes proliferan en Internet.

Los suplementos adelgazantes proliferan en Internet. / EPE

5
Se lee en minutos

Nuevo análisis de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en colaboración con otras dos asociaciones de Bélgica e Italia, sobre suplementos alimenticios, de supuestas propiedades adelgazantes, de venta online. La organización ha analizado 80 complementos para investigar si incluían fármacos o sustancias ilegales, además de comprobar su publicidad, su etiquetado y la necesaria autorización legal. Las conclusiones, señalan, son preocupantes: más de la mitad, no estaban autorizados para ser vendidos en España por el Ministerio de Sanidad. Es decir, su venta no es legal.

 

Que los quemagrasas capaces de reducir el apetito a velocidad supersónica son unos de los productos más fáciles de adquirir en la red es una realidad desde hace años que vienen denunciando las organizaciones de consumidores. Son productos o soluciones milagro, advierten desde OCU. Su compra, añaden, supone "una pérdida de tiempo y dinero y también puede ser perjudicial para tu salud".

En total, han enviado al laboratorio 78 productos para investigar su composición y detectar si incluían fármacos u otras sustancias ilegales.

En un estudio internacional, OCU ha colaborado con dos asociaciones independientes de consumidores de Bélgica e Italia. En total, han enviado al laboratorio 78 productos para investigar su composición y detectar si incluían fármacos u otras sustancias ilegales: 28 comprados en Italia, 30 en Bélgica y 20 en España. También se ha revisado su etiquetado y la publicidad online.

Comprados en las principales plataformas

En España, detalla la organización, la compra se hizo en distintas plataformas como: Amazon, Aliexpress, Alibaba, Promofarma y en algunas de las webs oficiales de estos productos. Aunque OCU abonó el importe de 23 productos, sólo veinte llegaron en el plazo previsto. En tres casos, abonaron tres suplementos que no llegaron a recibir. De uno de los productos, supieron que había sido retenido en aduanas.

OCU asegura que, en bastantes casos, se encontraron con "productos fantasma", que desaparecían igual que habían aparecido.

De los suplementos que sí enviaron, el precio medio abonado fue de 0,26 euros por cápsula. Sin embargo, la organización matiza que en alguno de los productos el "tratamiento" puede suponer hasta 104,85 euros al mes. Además, en bastantes casos, se encontraron con "productos fantasma", que desaparecían igual que habían aparecido. "Eso dificulta su seguimiento cuando se quiere reclamar o comprobar si lo que nos ha llegado es igual a lo que habíamos visto en la web", indica OCU.

La organización consultó la base de datos de complementos alimenticios de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) y comprobó que, más de la mitad de los productos enviados al laboratorio por OCU, (12 de 20) no están autorizados para ser vendidos en España como complementos alimenticios. Sólo 8 de los 20 suplementos que compraron tenían los papeles en regla.

Combinación de ingredientes

Según advierte la OCU, para poder conocer la posible eficacia de estos productos, lo primero es revisar su composición: sus ingredientes. Cada cápsula contiene pequeñas cantidades de una combinación de distintas sustancias. La mayoría de ellos, precisan, no han demostrado su eficacia o, si lo han hecho, corren el riesgo de que no estén en la concentración necesaria para que ejerzan el efecto anunciado. Además, pueden tener efectos adversos. 

Según informa la asociación, aunque no se han encontrado sustancias ilegales en los productos adquiridos por OCU, sí entre los "adelgazantes" comprados desde Italia: uno contiene anfetaminilo, un derivado de la anfetamina. Añaden que son habituales los ingredientes con riesgo de provocar efectos no deseados si se consumen en exceso, como la cafeína, que puede causar ansiedad, insomnio o taquicardia; y la Garcinia cambogia, por su posible hepatoxicidad.

En uno de los casos la OCU detectó una sustancia ilegal: se encontró anfetaminilo.

En uno de los casos la OCU detectó una sustancia ilegal: así se encontró anfetaminilo en un producto comprado en Italia. También, advierten, se anuncia en una tienda online española, pero pese a adquirirlo, no llegó a su destino. El anfetaminilo es un derivado de la anfetamina, cuya comercialización está prohibida desde hace tiempo.  

El resultado de los análisis realizados para las tres organizaciones concluye que cafeína, garcinia y glucomanano son tres de los ingredientes más comunes, presentes en uno de cada tres complementos. La cafeína ayuda a eliminar más rápidamente líquidos por la orina. Pero esa pérdida de agua es temporal y no genera una disminución del peso significativa. Además, esta sustancia puede causar ansiedad, nerviosismo, insomnio, angustia, trastornos gastrointestinales, temblores y taquicardia.

La  garnicia, describe la OCU, es una fruta comestible que aporta ácido hidroxicítrico, con lo que presume de tener efectos saciantes, estimular el metabolismo y modular el apetito, si bien hay serias dudas sobre esos efectos. Por contra, puede causar hepatotoxicidad, nefropatía, toxicidad cardiovascular, hipomanía o toxicidad por serotonina y psicosis.

Ojo con el glucomanano

En el caso del glucomanano -el único ingrediente que tiene autorización para indicar su efecto adelgazante, pues está autorizada la alegación "el glucomanano ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en calorías", precisa la organización- es una fibra dietética muy soluble que, si se ingiere en determinadas condiciones, produce sensación de saciedad. Pero no está exenta de efectos adversos: la EFSA (Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria) advierte que es posible que el consumo de 3 g/día durante 12 semanas derive en algunos casos en molestias digestivas como diarrea o estreñimiento.

Pero ojo, subraya la OCU, no todos los complementos con glucomanano pueden generar ese efecto: de hecho, con la mayoría de los productos con glucomanano comprados en España no se puede alcanzar la concentración que se sugiere de 3 g/día. Entre la conclusiones, la entidad también observa que "es frecuente" la falta de información básica en el etiquetado: bien porque no se identifica al responsable del producto (a lo sumo al importador) o porque, no viene en español, solo en chino o en inglés.

OCU ha solicitado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición mayores controles sobre los complementos adelgazantes de venta online, no solo por el fraude que supone la comercialización de productos no autorizados, sino por los posibles efectos no deseados de este tipo de productos.

 

Noticias relacionadas