Bienestar emocional

El negocio de la salud mental: 'boom' de las plataformas on-line de psicología

  • Según la información recopilada en el Registro Mercantil, las cuatro mayores empresas de salud mental en España ingresaron 140 millones de euros en el ejercicio de 2020, el último dato disponible.

  • Tras el 'boom', desde la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes apuntan a listas de espera interminables para acudir a un especialista en la sanidad pública.

  • Más del 43% de los españoles se siente emocionalmente "mal o muy mal", un dato que se desprende de un reciente estudio del Grupo AXA.

El negocio de la salud mental: boom de las plataformas de psicología ’on-line’.

El negocio de la salud mental: boom de las plataformas de psicología ’on-line’.

9
Se lee en minutos

La (mala) salud mental de los españoles se ha convertido en todo un negocio. En los dos últimos años, con una pandemia de por medio y listas de espera interminables para acudir a un especialista en la sanidad pública, proliferan las plataformas que ofrecen servicios de psicología on-line a precios muy ajustados y con profesionales que, muchas veces, trabajan en precario. Así lo denuncian desde entidades como la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR). "Se está produciendo un mercadeo tremendo. La sanidad pública es poco accesible y eso revierte en el negocio privado", asegura el psicólogo clínico Javier Prado Abril.

Según la información recopilada en el Registro Mercantil, las cuatro mayores empresas de salud mental en España ingresaron 140 millones de euros en el ejercicio de 2020, el último dato disponible. "La cifra se habrá incrementado notablemente en el último año, pues cada vez más personas están teniendo problemas de salud mental por la fatiga causada a raíz de la pandemia del coronavirus. Profesionales sanitarios, familias, parejas e incluso niños. El perfil de pacientes que acude a estos centros se ha ampliado, pero cada vez prolifera más el de personas jóvenes porque parece que se ha roto el tabú de recurrir al psicólogo o psiquiatra en ciertos momentos de la vida", explican fuentes del sector a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Con datos de esta misma semana, aportados por el 'II Estudio Internacional de Salud y Bienestar Mental del Grupo AXA' -que analiza la situación en España, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y Suiza-, el 43 % de los españoles ha reconocido que se siente emocionalmente "mal o muy mal" y un 36 % afirma "ser infelices", aunque en este caso, las mujeres superan a los hombres con un 21 %, frente a un 15 %.

Una encuesta reciente indica que el 33 % de los españoles ha reconocido haber tenido algún problema de salud mental en el pasado y, entre los más frecuentes, el 20 % cita la depresión, seguido de la ansiedad (14%).

La encuesta -que se ha realizado a población de 18 a 75 años en cada país y se han aplicado cuotas al género, la edad, ocupación, región y tamaño del mercado- sitúa a nuestro país en el medio de la clasificación en cuanto al bienestar mental, un sentimiento negativo que lideran los británicos (52%), seguidos de Irlanda (47%), Italia (46%) y , después, España con un 43 %, igual que Bélgica y Alemania. Asimismo, el 33 % de los españoles ha reconocido haber tenido algún problema de salud mental en el pasado y, entre los más frecuentes, el 20 % cita la depresión, seguido de la ansiedad (14%).

El 'boom' de las plataformas on-line

En este contexto, el número de consultas a los psicólogos privados se han disparado. En tiempos de pandemia, la mayoría, lógicamente, se llevan a cabo de forma telemática. El 95,3 % de los psicólogos ofrecen terapias 'on line' -videollamada, chats, móvil...- tras la crisis sanitaria. Hace cuatro años, en 2017, ese porcentaje sólo llegaba al 52 %. Son datos de la primera edición del Barómetro de Psicología 'on line' de la plataforma Mundopsicologos.com que lleva una década trabajando en el sector.

El informe, publicado a finales de 2021 y que muestra los resultados de las encuestas realizadas a 500 psicólogos desde 2017 hasta agosto del pasado año, aporta datos más que interesantes en cuanto al perfil del usuario: personas de entre 25 y 54 años. El 28,5% de estos usuarios tienen entre 45 y 54 años. Los jóvenes de menos de 24 años representan un 14%. Del porcentaje total de usuarios, el 67,4% son mujeres y un 32,6% son hombres. De este modo, las mujeres representan dos tercios de las personas que han mostrado interés por la psicología en línea

Atendiendo al mismo informe, con un 24%, es decir, una de cada cuatro personas, Madrid encabeza el ranking de las ciudades donde se realizaron más búsquedas, seguida de Barcelona (18%), Sevilla y Valencia (4%), Palma y Bilbao (2%), Terrassa y Alicante (1,3%). Ese informe destaca Madrid por el aumento de sus cifras: se realizaron un 36% de búsquedas más entre 2020 y 2021. Sin embargo, Valencia, Palma y Barcelona registran una caída de un 42%, un 19% y un 5% menos, respectivamente, entre 2020 y 2021. Alicante entra en la clasificación con un aumento de 188% de búsquedas en relación con esta especialidad.

La pandemia ha agravado la situación

Cuando se le consulta sobre estos datos, Javier Prado Abril, psicólogo clínico del Servicio Aragonés de Salud y vocal de la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes (ANPIR), se remonta "muy hacia atrás en el tiempo" cuando se inició el desmantelamiento de la sanidad pública. La pandemia no ha hecho más que agravar una situación que ha sumido a la Atención Primaria, históricamente asfixiada, en un mayor colapso; las listas de espera han aumentado e, indica Prado Abril, un dato que le preocupa especialmente: la crisis sanitaria ha disparado la contratación de los seguros de salud "en un país en donde se supone que la protección de la salud y la salud mental es un derecho".

Cartel de psicólogo online.

/ N. S.

El vocal de ANPIR recuerda a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que, en ese escenario de precariedad que vive la sanidad pública, la salud mental sigue siendo "la hermanita fea", la que se lleva menos presupuesto: el 5% del total del presupuesto sanitario, cuando debería ser. al menos, el doble. Unas condiciones perfectas, añade, para lo que los profesionales llaman la "uberización" de la psicología o cómo la salud mental se ha convertido en un enorme negocio.

Prado Abril cita el ejemplo de 'La Llorería', un espacio que abrió el pasado otoño -durante un único fin de semana- en el conocido barrio madrileño de Malasaña con la supuesta buena intención de ofrecer a quien quisiera acudir, gratis, a llorar las penas y, así, visibilizar la salud mental. Detrás de la iniciativa, una potente campaña de marketing de una web de terapia on-line (TeraphyChat) al estilo de otras conocidas app en otros sectores. De ahí lo del término de 'uberización' de la psicología.

"Se está produciendo un mercadeo tremendo. La sanidad pública es poco accesible y eso revierte en el negocio privado", critica el psicólogo Javier Prado Abril.

"Se está produciendo un mercadeo tremendo. La sanidad pública es poco accesible y eso revierte en el negocio privado", señala el psicólogo clínico que, además, recuerda se está viviendo un 'boom mediático importante' lo que hace que cada vez más gente solicite tratamiento. "Está claro que es una oportunidad de negocio, por eso nos consta que están entrando empresas y fondos de inversión en este apartado", añade el vocal de ANPIR.

Según datos de esta misma asociación, la realidad actual es que España necesita el doble de psicólogos en la sanidad pública para poder atender a toda la población. Actualmente, hay en torno a 3.000 y, por cada 30 personas que acuden por algún trastorno mental a Atención Primaria, sólo una es derivada al especialista.

¿Quién está detrás de las empresas de salud mental?

Como adelantaba Prado Abril, el auge que está viviendo el negocio de la salud mental no ha pasado desapercibido para los grandes inversores, nacionales e internacionales. Por ejemplo, uno de los grandes grupos españoles, ITA Salud Mental, paso a estar en manos del fondo español Magnum Capital en el año 2017, que realizó una importante labor de consolidación del sector e impulsó fuertemente en crecimiento de la firma hasta su venta en marzo del pasado año al gigante francés Korian, que entró en España a principios de 2019 a través del negocio de residencias de ancianos. Cuando Magnum tomó el control de ITA, ésta contaba con una clínica para la hospitalización 24 horas, un hospital de día y una unidad de rehabilitación. En el momento de la venta sumaba una red de 27 clínicas y 12 centros de día.

El grupo galo había hecho sus pinitos en España en el año 2019, cuando compró a otro fondo español (Corpfin Capital) sus residencias de ancianos, Grupo 5. En aquel entonces, los dueños dividieron el negocio de esta compañía en dos: vendiendo los centros geriátricos a Korian y quedándose con la parte de salud mental al considerar que podrían obtener unas plusvalías mayores si retrasaban la venta de este negocio a unos años más tarde. Esta operación todavía no se ha producido, pero todo hace pensar que su tesis de inversión fue la acertada ante el aumento de los pacientes.

También otro conocido centro de salud mental ha acabado en manos de un grupo francés: la Clínica López Ibor. En el año 2017, este centró pasó a manos de Orpea, conocido en España por haber comprado años atrás Sanyres (las antiguas residencias de ancianos que tenía BBVA). Este operador francés redobló su apuesta por la sanidad española el pasado verano con la compra de Hestia Alliance, uno de los grandes grupos sanitarios con residencias de ancianos y centros de salud mental.

El último gran grupo de salud mental en España es Mentalia, una empresa nacida bajo el paraguas del gigante de las residencias DomusVi, el mayor grupo geriátrico español. Esta compañía nació de la fusión de Sarquavitae (el negocio de residencias de la familia Gallardo, los fundadores de Almirall, y del fondo británico Palamon) con Geriatros (en su momento participada de Magnum Capital) de la mano del fondo francés Pai Partners. Con la fusión de ambas empresas en 2015 nacía DomusVi, que actualmente está controlado por el fondo Intermediate Capital Group (ICG).

Noticias relacionadas