CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid confirma el primer caso de la variante ómicron en España y Cataluña estudia dos posibles más

Se trata de un viajero proveniente de Sudáfrica, que "se encuentra bien", según ha confirmado el Hospital Gregorio Marañón

Personas con mascarilla.

Personas con mascarilla.

7
Se lee en minutos

El Hospital Gregorio Marañón ha confirmado este lunes el primer caso de infección de la variante de coronavirus ómicron en España y, minutos después, el conseller de Salut de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon, ha anunciado que están estudiando "dos posibles casos" más. Los tres han sido detectados en los aeropuertos de sendas ciudades procedentes desde Sudáfrica, el país donde se halló esta nueva cepa la pasada semana.

El único contagio confirmado hasta ahora, de acuerdo con la información difundida por la Consejería de Sanidad madrileña, es un varón de 51 años que regresó del país africado este pasado domingo 28 de noviembre con escala en Ámsterdam. A su llegada al aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas, fue sometido a un cribado con test de antígenos que concluyó con un positivo.

Tras ello, el Servicio de Microbiología del centro hospitalario procedió a secuenciar la muestra a través de un "procedimiento ultrarrápido que permite tener el resultado el mismo día" y que ha confirmado que es un contagio de la variante ómicron.

Por el momento, según la información difundida por el centro hospitalario y la Comunidad de Madrid, se encuentra con síntomas leves y en aislamiento guardando cuarentena. Mientras tanto, y con el fin de detectar otros posibles positivos de la variante, la Dirección General de Salud Pública ha dispuesto un procedimiento de vigilancia epidemiológica de los contactos estrechos que el contagiado pudo tener durante el vuelo que aterrizó en Madrid.

Dos posibles casos en Cataluña

Por su parte, los posibles positivos que estudian en Cataluña son "dos personas" que llegaron al Aeropuerto de El Prat procedentes de Sudáfrica vía Alemania y que dieron e positivo en un test de antígeno rápido, tras lo cual se han remitido las muestras al Hospital de Bellvitge, precisó el conseller.

Ambas tendrán que pasar ahora por un cribado y una posterior secuenciación para identificar si el contagio se ha producido por la variante ómnicron o no.

Mensajes de tranquilidad y preocupación

Antes de que se conociera este primer caso en España, el Gobierno había trasladado un mensaje de tranquilidad a la población. "España es hoy un país seguro", dijo la portavoz Isabel Rodríguez, insistiendo en la necesidad de extremar las medidas de precaución. En la misma línea, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, repitió que la mejor arma contra la variante ómicron es "la anticipación, la vacunación y la prevención".

Horas después de ambas declaraciones, Sanidad hacía pública la última actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2 en España, un documento en el que se refiere a ómicron como una de las variantes de mayor impacto para la salud pública (VOC), es decir, aquellas "más transmisibles, más virulentas o se pueden escapar, total o parcialmente, al efecto de los anticuerpos adquiridos tras infección natural o vacunación con variantes previas".

La actualización precisa que "está pendiente de determinar el impacto de la variante en las características y la dinámica de transmisión de esta enfermedad".

Medidas

La detección del primer caso en Madrid ha servido al Gobierno regional para recuperar una de las demandas más reiteradas que a lo largo de la pandemia ha planteado a Ejecutivo central: establecer controles de acceso en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

"Es una buena oportunidad para establecer esos controles de manera férrea y seria", aseguró el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aconsejando "la realización de prueba de control en origen para que con esa negatividad pueda viajar puesto que esto es una crisis de carácter global".

La petición no es bien recibida por el Ejecutivo central, que considera, según ha asegurado la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, que los controles que se practican en Barajas son suficientes para que no entre el Covid. De hecho, la socialista se ha respaldado en que son "los mismos controles que la UE" y en que, precisamente, el caso detectado "ha sido controlado desde el aeropuerto".

No obstante, la expansión de la variante ha provocado que el Gobierno de España tome las primeras medidas teniendo en cuenta que queda menos de una semana para el Puente de la Constitución, menos de un mes para las fiestas navideñas y el aumento progresivo de contagios que el país lleva dos semanas encadenando (este fin de semana, Sanidad ha contabilizado 22.911, lo que ha llevado a la incidencia acumulada hasta los 199 casos por 100.000 habitantes, 67 puntos más que el pasado lunes).

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este lunes la nueva orden por la que se impone cuarentena de diez días a los viajeros procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesotho, Mozambique, Namibia y Zimbabue. Este requerimiento se suma al impuesto este fin de semana según el cual todo aquel que llegue desde un país de alto riesgo deberá aportar una prueba diagnóstica con resultado negativo, independientemente de si están vacunados o han superado el covid.

La variante B.1.1.529, bautizada como ómicron, fue identificada por primera vez en Sudáfrica el pasado 22 de noviembre y desde entonces ha llegado a, al menos, 40 países de varios continentes. En Europa, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) registra por el momento 33 casos confirmados de la variante ómicron en ocho países (Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Italia, Países Bajos y Portugal). El organismo europeo ha concretado que todos los casos confirmados de esta variante tienen un historial de viajes a países africanos, y algunos de ellos han tomado vuelos de conexión en otros destinos entre África y Europa.

Los pasajeros de vuelos procedentes de estos siete países con destino cualquier aeropuerto situado en España, deberán guardar cuarentena durante los 10 días siguientes a su llegada, o durante toda su estancia en España si esta fuera inferior a ese plazo. Todos estos casos, según el organismo europeo, tienen un historial de viajes a países africanos. Fuera de la UE, el informe del centro europeo notifica casos en siete países y territorios foráneos: Australia, Botsuana, Canadá, Hong Kong, Israel, Sudáfrica y Reino Unido.

Riesgo "muy alto"

Mientras proliferan los casos, también avanza la preocupación y las señales de alarma. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido este lunes en un informe sobre esta nueva cepa que el riesgo que plantea globalmente la nueva variante ómicron del coronavirus es "muy alto".

Las elevadas mutaciones de la variante ómicron cuentan con potencial para ser más resistentes a la inmunización y más contagiosas, ha explicado, y ello puede dar pie a "nuevas olas de covid-19 con graves consecuencias, dependiendo de muchos factores, como el lugar donde esas olas ocurran".

Por su parte, los ministros de Sanidad del G7 han destacado que la aparición de la "muy transmisible" variante obliga a tomar "acciones urgentes" y han reconocido la "relevancia estratégica de garantizar el acceso a las vacunas". Esto es precisamente lo que han destacado los relatores de Naciones Unidas, que han subrayado "la urgencia" de actuar ante el desigual reparto de vacunas contra el covid en el mundo y han pedido a los Estados priorizar la "salud" y la "igualdad" sobre las "ganancias" y el "acaparamiento".

En España, el director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Cristóbal Belda, ha reconocido que el equipo de virus respiratorio de este organismo trabaja desde el pasado viernes en la nueva variante y que disponen de la secuencia de la cepa y estudian si es o no más transmisible. "Falta mucha información" sobre ómicron, ha dicho el director del ISCIII, que ha incidido en la evidencia de que la vacunación debe ser global, dado que "si no estamos todos protegidos, no estará ninguno".

El director del ISCIII ha recomendado apostar por "el sentido común, la distancia social, el lavado de manos, mascarilla y prudencia". "Con esto y con una adecuada vacunación deberíamos tener suficiente fuerza como para, entre todos, ir aguantando", ha recalcado.

Noticias relacionadas