SALUD TRAS LA PANDEMIA

El 19% de los jóvenes españoles tomó fármacos para la ansiedad por la pandemia

  • El estrés y la ansiedad, especialmente entre las mujeres de entre 18 y 29 años son, junto con el miedo y la incertidumbre, algunas de las consecuencias de la crisis sanitaria, según una encuesta de la farmacéutica Merck y GAD3.

  • Los españoles son los europeos que mejor salud dicen tener tras los meses más duros de la pandemia: el 66% (frente al 54% de los europeos)

  • El 54% de los españoles (35% de europeos) teme la falta de atención que podría derivarse si hubiera otro colapso sanitario

Varios jóvenes participan en un botellón en Barcelona.

Varios jóvenes participan en un botellón en Barcelona. / Manu Mitru

4
Se lee en minutos

Los españoles son los europeos que mejor salud dicen tener tras los meses más duros de la pandemia: el 66% (frente al 54% de los europeos) afirma que su actual estado de salud es "bueno o muy bueno" y el 54% (en comparación con el 45% de los europeos) valora de igual manera su salud mental. Eso sí, los encuestados admiten que a los problemas emocionales como una de las principales consecuencias de la crisis sanitaria: el 19% de los jóvenes entre 18 y 29 años (el 23% de los europeos) ha necesitado ayuda farmacológica para la ansiedad o la depresión por el impacto de la pandemia.

Son algunas de las conclusiones de la “Encuesta Merck: La percepción de la salud de los europeos dos años después del inicio de la cCovid-19”; una iniciativa de la compañía farmacéutica realizada con el apoyo técnico de GAD3 en la que han participado 6.000 personas de entre 18 y 65 años procedentes de diez países: Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Suiza).

La macroencuesta pone de manifiesto que los europeos (especialmente italianos, españoles y portugueses) creen que la pandemia les ha ayudado a hablar abiertamente con su entorno personal y profesional sobre su salud física y mental. Así ha sido para seis de cada diez españoles. Además, el 42% asegura que ha mejorado la convivencia familiar y un tercio que ha favorecido nuevos hábitos saludables y "un espíritu común más solidario".

Frente a ello, los españoles (al igual que la media europea) enfatizan el peso de los problemas emocionales derivados de la crisis sanitaria y no haber podido atender bien las responsabilidades familiares y laborales. Y un dato especialmente destacable: el 19% de los jóvenes de entre 18 y 29 años (el 23% de los europeos) ha necesitado ayuda farmacológica para hacer frente a la ansiedad o la depresión.

El estrés y la ansiedad, especialmente entre las mujeres de entre 18 y 29 años son, junto con el miedo y la incertidumbre, las consecuencias psicológicas que más han impactado en los españoles en este último año. Así, el 35% (el 26% de los europeos) ha desarrollado miedo al contacto físico con otras personas, según se desprende de la muestra.

Un 35% de esos jóvenes de entre 18 y 29 años también asegura que ha sentido soledad; un 24% que ha padecido insomnio y un 23% confiesa que ha necesitado apoyo psicológico

Un 35% de esos jóvenes de entre 18 y 29 años también asegura que ha sentido soledad; un 24% que ha padecido insomnio y un 23% confiesa que ha necesitado apoyo psicológico para superar las secuelas de una crisis que, como se viene advirtiendo desde hace tiempo, ha tenido enorme impacto entre la población de menor edad.

Pero los resultados también muestran cambios en otros hábitos. Tras el periodo más agudo de la crisis sanitaria, uno de cada tres españoles afirma haber reducido el consumo de alcohol y drogas, el 36% dice que han disminuido sus relaciones sexuales y el 20% asegura que ha empezado a hacer una dieta más sana.

Asimismo, el estudio pulsa la opinión sobre la labor de diferentes colectivos durante la pandemia y destaca el desarrollado por los profesionales sanitarios, sobre todo los farmacéuticos. Ocho de cada diez españoles califican como bueno o muy bueno el papel de los mismos, siendo el país europeo que más los valora.

Miedo a un nuevo colapso sanitario

Cuando se les pregunta por lo que debería mejorar en el sistema de salud, más de la mitad considera que se deberían invertir más recursos en la medicina preventiva y la Atención Primaria. Después se apuesta por invertir en la investigación y desarrollo de medicamentos. Unos resultados que van en consonancia con otra respuesta destacada: el 54% de los españoles (35% de europeos) teme la falta de atención que podría derivarse de otro posible colapso sanitario.

El 89% de los españoles (73% de los europeos) piensa que la crisis sanitaria ha afectado al curso normal de los tratamientos oncológicos

La muestra determina que el 89% de los españoles (73% de los europeos) piensa que la crisis sanitaria ha afectado al curso normal de los tratamientos oncológicos. El cáncer es la enfermedad que mayor temor genera, seguida de las dolencias neurodegenerativas, como el Alzheimer o el Parkinson, y las cardiovasculares. Las consecuencias negativas del coronavirus, sin embargo, no parecen haber influido demasiado sobre los planes de maternidad/paternidad de los europeos. Sólo el 10% de ellos (coincidiendo con la media española) los ha retrasado a causa de la pandemia.

La encuesta también concluye que la emergencia sanitaria ha impulsado el uso de las nuevas tecnologías en materia de salud. Siete de cada diez europeos aseguran sentirse cómodos o cada vez más cómodos con la telemedicina, pese a lo cual la mitad de ellos sigue prefiriendo las consultas presenciales. Además, ocho de cada diez buscan en Internet información sobre síntomas y enfermedades antes de solicitar una cita médica. Reino Unido, Italia y Polonia son los que más lo hacen. 

Noticias relacionadas