GINECOLOGÍA Y ONCOLOGÍA

¿Sabes cómo puede influir el estilo de vida en el desarrollo del cáncer de mama?

Seguir la dieta mediterránea podría reducir el riesgo de desarrollar un tumor de mama hasta en un 30%. El riesgo para mujeres con una vida sedentaria es un 71% mayor.

¿Sabes cómo puede influir el estilo de vida en el desarrollo del cáncer de mama?
4
Se lee en minutos
Rebeca Gil

Los médicos, sean de la especialidad que sean, siempre recomiendan e insisten en cosas tan básicas como llevar una dieta saludable, realizar cualquier tipo de ejercicio físico de forma habitual, no fumar o evitar el alcohol.

Y a pesar de que a demasiadas personas esto les suene a la típica cantinela, la evidencia científica es clara:

  • Un estilo de vida saludable es esencial para la prevención de muchas enfermedades tanto físicas como mentales. 

Evidencia científica

Otra muestra más de su importancia es la constatación que han hecho los especialistas del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, sobre la relación existente entre el estilo de vida y el cáncer de mama, cada vez más respaldada por la evidencia científica. 

En concreto, tal y como afirma la doctora Marina Pollán, directora del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), co-coordinadora del Grupo de Trabajo de GEICAM de Tratamientos Preventivos, Epidemiología y Cáncer Heredofamiliar y miembro de la Junta Directiva de GEICAM.

En GEICAM llevan años poniendo de manifiesto el papel de la dieta y el ejercicio físico en el riesgo de desarrollar cáncer mama, como así demuestran los resultados del estudio EpiGEICAM, que revelan que:

  • La dieta mediterránea en las mujeres españolas podría reducir el riesgo de desarrollar un tumor de mama hasta en un 30%

  • El riesgo de las mujeres con una vida sedentaria de padecer cáncer de mama es un 71% mayor al de aquellas que cumplen las recomendaciones internacionales de ejercicio físico.

EpiGEICAM, uno de los mayores estudios epidemiológicos en cáncer de mama realizados en España, analiza los datos y hábitos de 1.017 mujeres recientemente diagnosticadas de este tipo de cáncer, para compararlos con los de otras 1.017 sin la enfermedad. 

La dieta y la reducción del consumo de alcohol claves para prevenir el cáncer de mama

Los últimos análisis de esta investigación arrojan nuevas e importantes datos.

El primero de ellos es que el consumo de aceite de oliva virgen, cocinado y crudo, tiene un efecto protector frente al cáncer de mama. 

Pero no solo eso, las investigaciones impulsadas por GEICAM también han aportado luz recientemente al conocimiento sobre el efecto del consumo de alcohol, que puede suponer una contribución desde el punto de vista de salud pública. 

  • “Los resultados de un subanálisis de EpiGEICAM indican que el alcohol, especialmente el que se consume en la adolescencia, está asociado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, y que a mayor cantidad de alcohol acumulada a lo largo de la vida mayor es el riesgo”, subraya la doctora Pollán.

El riesgo de tener cáncer de mama es un 71% mayor en mujeres sedentarias. /

Mantener los buenos hábitos tras un cáncer de mama

Según los datos ofrecidos por la Sociedad Española de Oncología médica, la incidencia del cáncer de mama sigue aumentando cada año, suponiendo el 28,9% del total de cánceres en las mujeres.

Además, los expertos en oncología estiman que este tipo de tumor será el segundo más diagnosticado durante este año

Y aunque la supervivencia de las mujeres afectadas por este tipo de cáncer va aumentando, los especialistas se encuentran con que muchas de estas pacientes no mantienen los buenos hábitos señalados para prevenir estos tumores. 

Así, el estudio Health EpiGEICAM, publicado recientemente en la revista Cancers, indica que las mujeres supervivientes de cáncer de mama, 10 años después del diagnóstico, presentan un cumplimiento moderado de las recomendaciones internacionales para la prevención del cáncer, mostrando una mayor adherencia a la recomendación de seguir una dieta rica en frutas y verduras y una adherencia bastante menor a la limitación del consumo de carnes rojas y procesadas. 

Como señala la doctora Natalia Chavarria, del Hospital Jerez de la Frontera (Cádiz):

  • “Estos datos son de gran interés para su integración en programas de prevención del cáncer, donde la evaluación periódica del grado de adherencia a las recomendaciones pueda ayudar a valorar la efectividad de dichos programas y facilitar la personalización de la atención a las supervivientes de cáncer de mama”.

Avances que aumentan la supervivencia

Gracias a la investigación, se ha logrado que más del 80% de pacientes con cáncer de mama superen la enfermedad.

Noticias relacionadas

Como apunta el doctor Manuel Ruiz Borrego, miembro de la Junta Directiva de GEICAM y jefe de la unidad de Cáncer de Mama del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

  • “En las últimas décadas, se han producido importantes avances científicos y hemos conseguido hacer realidad el tratamiento personalizado, gracias al mayor conocimiento de la patología del tumor, con la identificación de subtipos tumorales que nos ha permitido utilizar tratamientos dirigidos”.

Para el doctor Fernando Henao, oncólogo médico en el Hospital Universitario Virgen de Macarena, de Sevilla:

  • "Otros factores que han influido en el aumento de la supervivencia son, además de las innovaciones terapéuticas, con tratamientos dirigidos y de menor toxicidad, muchos de ellos por vía oral para prevenir los efectos secundarios y evitar visitas al hospital, los programas de detección temprana y las técnicas de diagnóstico en cáncer hereditario, que padecen entre el 5 y el 10% de los pacientes”.

Temas

Oncología